TINTO NOTICIAS

TINTO NOTICIAS

El periódico de la Cuenca Minera

Finalizadas las obras de la carretera de la Cuenca Minera

Comparte nuestras noticias

El consejero de Fomento acude a su puesta en servicio tras una actuación que ha supuesto una inversión superior a los 650.000 euros

La Consejería de Fomento y Vivienda de la Junta de Andalucía ha finalizado las obras de mejora de la carretera A-461, que une los municipios de El Campillo y Santa Olalla del Cala y atraviesa gran parte de la Cuenca Minera de Riotinto, de ahí que también se la conozca como carretera de la Cuenca Minera.

El consejero del ramo, Felipe López, ha asistido este miércoles a la puesta en servicio de la vía en la localidad de Higuera de la Sierra tras la finalización de unas obras que han supuesto una inversión superior a los 650.000 euros y una mejora del firme en 34 kilómetros, según han informado desde el Gobierno andaluz.

Durante su visita a esta carretera, López ha destacado que esta actuación “da respuesta a la demanda de los municipios de la zona y permite mejorar la seguridad vial y confortabilidad en la conducción, además de suponer un impulso para la mejora de las complicaciones en el ámbito rural”, que, como ha hecho hincapié, “también es una prioridad para el Gobierno andaluz, con el objetivo de garantizar su desarrollo económico”, ha añadido.

La carretera A-461 pertenece a la Red Autonómica de Carreteras con categoría de Red Básica de Articulación. Se trata de una vía interurbana que comunica El Campillo con Santa Olalla del Cala y que constituye una de las conexiones intercomarcales entre el Andévalo, la Cuenca Minera y la Sierra de Huelva. Pasa o circunda, además de por los dos municipios ya citados, por Minas de Riotinto, Campofrío, La Granada de Riotinto, Zufre e Higuera de la Sierra.

En total serán unos 18.000 vecinos en la zona quienes se beneficien de las mejoras ejecutadas en esta carretera, por la que circulan una media diaria de 1.036 vehículos, de los que un 8 por ciento son pesados, según los datos aportados por la Junta de Andalucía.

Las mismas fuentes han indicado que, al inicio de las obras, la vía presentaba un estado de conservación heterogéneo, con una peor situación en aquellos tramos con más concentración de tráfico y con mayor antigüedad en el tratamiento de firme. Por ello, se ha intervenido entre los kilómetros 16 y 50 mejorando el firme y reforzando la seguridad vial mediante el recrecido de la barrera metálica de seguridad, repintado de las marcas viales, al tiempo que, en los puntos más conflictivos -como curvas y cruces-, se han instalado elementos retroreflectantes adheridos al pavimento, denominados ojos de gato.