TINTO NOTICIAS

TINTO NOTICIAS

El periódico de la Cuenca Minera

Eliseo Caballero, un riotinteño que dirige una gran empresa de abogacía y consultoría en Granada

Comparte nuestras noticias

Socio director del Grupo Agaz Abogados y Consultores, este economista de Minas de Riotinto se la jugó al dejar un buen puesto por un sueño

Esta semana conocemos a un riotinteño que reside desde hace 16 años en Granada. Nacido hace 44 años en Minas de Riotinto, Eliseo Caballero Castilla tuvo una infancia y una juventud muy sencillas en su localidad natal. Hasta los 13 años estuvo en el Colegio Virgen del Rosario, hasta que, con 14, se marchó interno al Colegio Marcelo Spínola de Umbrete (Sevilla).

Tras esta etapa, se fue a Sevilla para hacer la Licenciatura de Ciencias Económicas y Empresariales en la Hispalense, carrera que completó posteriormente con el Máster Fiscal de la Universidad Ceu San Pablo y el Executive MBA de Instituto San Telmo. Una formación que le ha permitido desarrollar una amplia carrera como economista desde entonces hasta ahora. Eso, aunque muchas personas piensen que es abogado, debido a su trabajo, al ser socio director del Grupo Agaz Abogados y Consultores. Hoy conocemos su historia a través de esta entrevista.

-Eliseo, ¿por qué te hiciste economista?

-Aunque mucha gente piensa que soy abogado debido a mi trabajo, soy economista. Estudié esta carrera porque siempre me llamó mucho la atención el mundo de la economía. Pero no fue por nada especial, ni por vocación.

¿Cuáles han sido los momentos claves de tu carrera?

-Todos los momentos claves han tenido un denominador común: estar en el momento justo, en el sitio justo y con la gente adecuada. Cuando terminé la carrera estaba perdido, pero con ganas. Cuando empecé a trabajar estaba perdido, pero con ganas. Y cuando avanzas siempre tienes ese vértigo que es el que te hace continuar. Realmente, algo que cambió mi forma de concebir el mundo fue la realización del Máster en el Instituto San Telmo entre 2008 y 2010. Fue muy duro sacrificar durante casi dos años los fines de semana y tu vida personal, pero mereció la pena. Por lo demás, no soy una persona de momentos claves. Creo que los momentos claves pueden suceder en cualquier momento, teniendo la aptitud correcta.

-Ahora resides en Granada. ¿Cómo llegaste a este destino?

-Hace mas de 15 años dirigía el departamento financiero de una empresa importante y una de sus sedes estaba en Granada, por lo que, la tenía que visitar de vez en cuando. Fue en uno de esos viajes en los que conocí a dos personas (mis socios desde esa fecha), nos caímos bien y, de forma natural, nació un proyecto del cual ellos habían puesto ya la primera pata. Me convencieron y me la jugué. Abandoné un buen puesto en una buena empresa por un sueño. Así llegué a Granada, fruto del destino y de la casualidad.

– ¿Cómo te sientes siendo director de tu propia empresa?

-Dirigir tu propia empresa es algo difícil de explicar, pero te lo voy a resumir en una solo palabra: excitante. Tienes mucha responsabilidad, desde el punto de vista de los trabajadores, porque tener más de treinta trabajadores es una responsabilidad. No sólo por ellos, sino también por 30 familias que, de alguna manera, dependen de la empresa. También, desde el punto de vista de los clientes, hay que intentar darles el mejor servicio, con la máxima calidad. Hay que tener en cuenta que hacer bien nuestro trabajo no es ninguna virtud, es nuestra obligación.

-¿A qué os dedicáis?

-La verdad es que nuestra empresa tiene tres ramas diferentes, pero complementarias. Una rama de abogacía (tratamos todas las ramas del derecho: civil, penal, mercantil…); una de consulting estratégico (básicamente, es crear estrategias para que las empresas ganen más dinero); y una última de sport (resumidamente, derecho del deporte y fiscal, para deportistas de elite), con clientes de todo tipo, desde el mas sencillo que te puedas imaginar a futbolistas que juegan en los mejores equipos del mundo. Es decir, trabajamos desde jardineros hasta cantantes famosos, desde personas sin empleo hasta presentadores de televisión, y todos ellos son igual de importantes para nosotros, porque para cada uno de ellos su problema es lo más importante. Y así se lo hacemos sentir. Eso es lo mas bonito de nuestra empresa, “nuestra gente” y nuestros clientes.

-Después de 16 años en Granada, ¿cuál es el balance de tu experiencia?

– Granada es una ciudad mágica, llena de historia, de leyendas y un sitio especial para vivir y para trabajar. Granada y su gente me han enseñado a que nunca debes olvidar quién eres y de dónde eres. Aquí hay un sentimiento “granaíno” muy fuerte. No solo es una ciudad de las mas bonitas de España, sino que es una ciudad para vivirla. Son muchos años en ella y cada día que pasa estoy más contento a aquí.

-¿Qué estás haciendo en la actualidad?

-El proyecto Agaz es un proyecto vivo, no para. En la actualidad estoy preparando mi visita a la sede de Madrid de la empresa para ver clientes y, cómo no, una de las cosas que más me gusta de mi trabajo es poder disfrutar del deporte y, gracias al mismo, he vivido momentos únicos.

-¿Algún proyecto de cara al futuro?

-Cuando ves cómo gente cercana lo pasa mal, con problemas de salud o con problemas laborales, relativizas mucho el futuro. Mi único proyecto es intentar ser feliz a mi manera, con mis defectos y con mis virtudes y, sobre todo, tener salud, porque mientras haya salud habrá ganas y, mientras haya ganas, se abrirán proyectos en futuro.

-¿Un sueño que te gustaría conseguir?

-Espero no tener nunca que decir que he conseguido mis sueños o mis metas. Aunque sí me gustaría un sueño, pero no para mí solo, sino para todos, como es la salud y el trabajo.

-A nivel personal, ¿cuánto tiempo llevas fuera de Huelva?

-Llevo fuera de Huelva desde hace mas de 25 años, aunque nunca terminas de irte, porque allí tienes tus amigos, tus raíces y porque continúo regresando todo lo que mi tiempo me permite. Es sagrado ir a Punta Umbría todos los veranos, ir a ver a mi tía Amparo en Valverde en Navidad o ver a la familia de mi buen amigo José Carlos Gandullo en Riotinto en Navidad. Nunca terminas de irte.

– ¿Qué es lo que más echas de menos de la Cuenca Minera, de Minas de Riotinto?

-Lo que más echo de menos de Riotinto es la Navidad. Y por Navidad hablo del periodo que va desde el 8 de diciembre hasta la Cabalgata de Reyes. Tengo un recuerdo especial, que va desde el olor de las chimeneas a los niños cantando villancicos por las casas. Yo lo recuerdo como si fuera hoy mismo. La Cabalgata de Reyes es las más bonita del mundo. Pasarán los años, habrá años mejores y peores, todos los que hacen posible que esta Cabalgata de Reyes saliera, los que hacen posible que salga y los que harán posible que salga en un futuro, tienen algo que solo ellos lo pueden sentir, como es regalar ilusiones a los niños y a los que fuimos niños. Eso solo pasa en Riotinto.

-Para terminar: un mensaje a tus paisanos.

-Solo uno: que nunca pierdan la identidad que los hace únicos.