El Museo Minero adquiere un nuevo explosivo inerte

Maxam le dona un cartucho de Goma2 Eco que ya se expone en el espacio museístico

La compañía más importante de Europa y la segunda del mundo en el sector de la fabricación de explosivos para minería, canteras, ingeniería civil y defensa, Maxam, ha donado al Museo Minero de la Fundación Río Tinto un nuevo explosivo inerte, en esta ocasión un cartucho de Goma2 ECO que ya se encuentra en el Museo, concretamente en la vitrina 17 de la sala 10.

Se trata de una nueva colección realizada por esta compañía, que ya el pasado mes de diciembre, tal y como informó TINTO NOTICIAS -El periódico de la Cuenca Minera de Riotinto-, donó una colección de explosivos inertes que se incorporaron a los contenidos expositivos de las salas en las que se muestra a los visitantes, a través de piezas singulares y otros elementos, 5.000 años de la actividad minera desarrollada en la Faja Pirítica Ibérica.

La empresa donante y Riotinto cuentan con una historia común que tiene su principal reflejo en la denominación de los explosivos que siguen empleándose en la actualidad: Riogel, Rionitro, Riogur, en referencia y homenaje al pasado de la compañía.

En efecto, Unión Española de Explosivos, empresa fundada en 1872 por Alfred Nobel, formó parte entre 1970 y 1994 del grupo de empresas que explotaron Riotinto (Unión Explosivos Río Tinto, Rio Tinto Minera SA, etc.).

Muchos de los explosivos desarrollados en estos años, así como los iniciadores, Riodet o Riocord, llevan incorporado el prefijo Rio por Riotinto. En 1994, Unión Española de Explosivos inició un nuevo camino en solitario y desde 2006 tomó el nombre de Maxam, marca comercial con la que opera desde entonces en todo el mundo.