El Ayuntamiento de Berrocal, un edificio decimonónico al servicio del ciudadano del siglo XXI

Diseñado por el arquitecto Manuel Pérez González en 1892, conserva el sabor histórico de su fachada

En nuestra sección de Patrimonio, viajamos esta semana hasta Berrocal para conocer con más detalle uno de los edificios más conocidos de la localidad al ser el epicentro de la gestión municipal. Nos referimos a su ayuntamiento, un edificio situado en un punto estratégico del callejero berrocaleño, al encontrase en la Plaza de Andalucía, en la esquina con la calle Del Pozo.

Una construcción dirigida por el arquitecto Manuel Pérez González, que data del año 1892, por lo que estamos hablando de un emplazamiento administrativo del siglo XIX. Eso sí, el edificio ha sufrido algunas remodelaciones desde entonces hasta ahora para ir adaptándolo a las nuevas necesidades, siendo la más importante la que se llevó a cabo en el año 1994, cuando sufrió una profunda reforma.

A través de ese proyecto, no sólo se ampliaron sus dependencias, sino que el Consistorio adoptó unas condiciones de seguridad más idóneas, al tiempo que se realizaba una nueva distribución más cómoda para el servicio al ciudadano, adecuándolo a las necesidades propias del siglo XXI.

Eso sí, en esta reforma se respetó la fachada con el objetivo de conservar todo su valor histórico, dada que es una de las imágenes más emblemáticas del núcleo urbano de Berrocal. Una fotografía más que conocida del pueblo.

Con una superficie de 295,60 m2, el Ayuntamiento de Berrocal cuenta con varias plantas, a lo largo de las cuales se distribuyen diferentes servicios. Para empezar, en el sótano se encuentran los Archivos Municipales, además del almacén.

En la planta baja, para facilitar la cercanía al ciudadano, está la Secretaría Municipal, la Alcaldía y dos oficinas. Subiendo hasta la primera planta accedemos hasta dos oficinas técnicas, el Juzgado y el Salón de Sesiones. Y, por último, en la planta segunda hay una galería almacén y una oficina.

Un emplazamiento, por tanto, que forma parte del patrimonio histórico de Berrocal y que merece la pena conocer.