Educación cree que la agresión en el instituto de Aracena «no es un tema de acoso»

En la Junta no consta que hubiera una situación previa de acoso a los menores implicados

La delegada de Educación en Huelva, Estela Villalba, ha asegurado este viernes que no les consta que hubiera una situación previa de acoso ante la agresión de una alumna este jueves a una compañera durante el recreo en el instituto de Aracena. Así, la delegada ha sostenido que se trata de «una incidencia puntual» y ha destacado «la diligencia» del centro educativo ante lo ocurrido.

En declaraciones a Canal Sur Radio, Villalba ha señalado que desde el centro le han asegurado que no se trata de un caso de acoso, pero que se investigará lo ocurrido. «No se trata de un tema de acoso o al menos al principio», ha explicado la delegada, que ha reiterado que se trata de «un incidente puntual».

La delegada ha indicado que la menor agredida, que tiene una lesión en la frente y se encuentra en casa, no va asistir hoy a clase pero su estado no es grave, por lo que «se incorporará pronto a su actividad lectiva».

Del mismo modo, Villalba ha apuntado que el día anterior en un pasillo hubo «un desencuentro» entre la alumna agresora y una amiga de la agredida, a la que «amenazó» porque consideraba que «se estaban riendo de ella». Desde ese momento el jefe de Estudios del instituto estuvo trabajando con la menor agresora «intentando reconducir la situación», ha subrayado la delegada.

Así las cosas, este jueves a la hora del recreo fue cuando una amiga de la alumna amenazada el día anterior, al interceder por ella para que la otra la dejara en paz, «fue agredida» durante el recreo.

Ante esto, los dos profesores que estaban de guardia en el recreo intervinieron «de inmediato» y se tomaron las correspondientes medidas tanto con la agredida como con la agresora, la cual ya ha sido sancionada como establece el plan de convivencia del centro. «Seguimos trabajando y no se puede olvidar que son menores», ha remarcado, incidiendo en que la importancia de que «aprendan a resolver los conflictos sin violencia».

En esta misma línea, la delegada ha subrayado que le consta que «el centro ha actuado con total diligencia» tanto el miércoles como el jueves y «seguimos trabajando» porque hay que tener «tolerancia cero» ante este tipo de situaciones.

Por su parte, la delegada ha lamentado que en la sociedad actual «esté bastante normalizado» el uso de la violencia para «resolver los conflictos», por lo que ha destacado la importancia de la labor educativa para «reconducir» esta postura. «Es verdad que a nuestros alumnos, incluso a los más jóvenes, la sociedad les está transmitiendo esa violencia como medio de resolver los conflictos y los centros educativos estamos trabajando a tope», pero «no somos infalibles», ha concluido.