CSIF urge al SAS a poner en marcha la categoría de podólogo

El sindicato defiende la presencia de estos profesionales en el sistema sanitario público como salto de calidad asistencial, tanto en Primaria como en hospitales

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) en Andalucía, primera fuerza sindical multiprofesional en el Servicio Andaluz de Salud, pide a la Administración sanitaria que ponga en marcha con celeridad la categoría de Podólogo, para que estos profesionales puedan incorporarse al sistema sanitario público andaluz como salto de calidad asistencial, después de que la Mesa Sectorial aprobase la creación de esta categoría hace ahora año y medio, concretamente el 29 de julio de 2021.

El presidente del Sector de Sanidad de CSIF Andalucía, Victorino Girela, ha recordado que a pesar de ello, la creación de dicha categoría aún no ha sido publicada en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía, paso previo a su materialización efectiva, ante lo que exige a la dirección del SAS que “dé pasos al frente en este sentido y culmine este proceso para que nuestro sistema sanitario público pueda contar con estos profesionales imprescindibles”.

Precisamente, la implementación del PAI (Proceso Asistencial Integrado) de pie diabético ha sido una de las nuevas prestaciones que la propia consejera de Salud y Consumo, Catalina García, ha anunciado que está dentro de sus prioridades presupuestarias para 2023. “Por lo tanto, desde CSIF esperamos que más pronto que tarde la puesta en marcha de la categoría de Podólogo sea una realidad”, ha explicado el responsable sindical.

Para la central sindical, contar con profesionales de la Podología será un “salto de calidad” en el sistema sanitario público andaluz y en las prestaciones que se ofrecen a la ciudadanía y considera que éstos deben estar presentes tanto en Atención Primaria como en Especializada.

CSIF se comprometió en su día con el Colegio de Podólogos de Andalucía a hacerse eco de sus reivindicaciones y propuestas, entre las que destaca que las competencias y funciones que desempeñan estos profesionales no se aborden de forma restrictiva a la hora de la creación de la categoría de Podología en el SAS.

En este sentido, la central sindical defiende que estos profesionales presten servicio tanto en Atención Primaria como en los hospitales públicos de Andalucía. Concretamente, el sindicato cree que debería existir un podólogo por zona básica de salud y entre uno y dos por centro hospitalario, dependiendo de las características y dimensiones del mismo.

“Que estos profesionales desarrollen sus competencias de forma plena pasa por su implantación tanto en hospitales, integrándose en equipos multidisciplinares para abordar patologías propias del pie, como en Atención Primaria, para la prevención primaria, secundaria y terciaria tanto en patología vascular y neurológica, como en problemas ortopédico-traumatológicos y relacionados con la biomecánica del pie, entre otros”, según ha subrayado el presidente de CSIF Sanidad Andalucía.

“Es importante que sea el podólogo, especialista en orientar y resolver la patología del pie, quien asuma esta función, dándole la importancia y la calidad que merecen para mejorar los resultados en salud en relación, por ejemplo, a complicaciones del pie diabético, reduciendo  el número de amputaciones y otras consecuencias evitables”, ha añadido el responsable sindical.

Asimismo, CSIF defiende que los profesionales de Podología cuenten con reconocimiento en el sistema sanitario público y se integren en el grupo y nivel adecuados, homologable al resto de servicios de salud de España y del resto de la UE.