TINTO NOTICIAS

TINTO NOTICIAS

El periódico de la Cuenca Minera

Cobos Wilkins retira su manifiesto del 4F para no enfrentar a su pueblo

Comparte nuestras noticias

El reconocido escritor de Minas de Riotinto Juan Cobos Wilkins ha retirado el manifiesto que él mismo elaboró para reivindicar ante la ONU la declaración del 4 de febrero, día del Año de los Tiros, como Día Mundial del Ecologismo, una decisión adoptada por el autor de ‘El Corazón de la Tierra’ -la novela que rescató del olvido los sucesos acaecidos en el antiguo pueblo de Riotinto el 4 de febrero de 1888- tras la celebración de la mesa redonda que, sobre aquellos acontecimientos, tenía lugar este martes en el salón de actos de la Fundación de la Caja Rural del Sur de Huelva.

Cobos Wilkins, que actuó de moderador, decidió retirar su manifiesto para que un texto suyo no sea causa de fractura o malestar en la tierra que le vio nacer, un anuncio realizado por el escritor en la misma mesa de debate, ante los numerosos asistentes que acudieron al mismo, después de que, durante las intervenciones, tanto la alcaldesa de Minas de Riotinto, Rosa Caballero, como un historiador local, Juan Manuel Gemio, mostrasen su rechazo a que el 4 de febrero sea declarado como Día Mundial del Ecologismo, una tesis defendida por estos intervinientes en base a investigaciones que, al parecer, concluyen que la gran manifestación que tuvo lugar el 4 de febrero se debió exclusivamente a reivindicaciones de tipo laboral, lo que contradice la tesis más generalizada de que, si bien la mayoría de manifestantes reclamaban mejoras laborales, otros, principalmente agricultores y ganaderos de otros municipios de la Cuenca Minera, pedían el fin de las ‘teleras’, el sistema de calcinación de mineral al aire libre al que se atribuían daños en las cosechas y en la salud de las personas.

Era tal la tensión que se palpaba entre los defensores de una y otra tesis que Cobos Wilkins retiró su manifiesto. “No deseo que palabras mías sean nunca, jamás, motivo de polémica en la tierra que más amo y en la que vine a la vida, la tierra que está constantemente y con fervor presente en mi obra en verso y en prosa desde mis primeros poemas escritos a los trece o catorce años hasta mi última novela, el lugar que nombro con entrega permanentemente por cualquier tierra cercana o lejana a la que voy”, argumenta al escritor en declaraciones a Tinto Noticias -el periódico digital de la Cuenca Minera de Riotinto-.

“No quiero para nada, en modo alguno, que se pueda crear el mínimo malestar por un texto mío, eso nunca”, continúa, por lo que su manifiesto “queda retirado y no deseo que tenga ningún recorrido ante ningún organismo, ni provincial, ni regional, ni nacional ni internacional”, añade el escritor.

La mesa redonda, organizada por Mesa de la Ría y denominada ‘Los pueblos de la Cuenca Minera ante los sucesos de 1888. Una mirada emocional al Año de los Tiros’, contó con la participación, además de los dos intervinientes antes citados, de los alcaldes de Zalamea la Real y Calañas, Marcos Toti y Mario Peña, del presidente de la Asociación de Memoria Histórica de la Provincia de Huelva y exalcalde de El Campillo, Fernando Pineda, y del presidente de la Asociación de Cuba Maximiliano Tornet, Antonio López, quienes participaron en un debate que estuvo precedido por una actuación musical de Rafael Prado y una intervención literaria del propio Cobos Wilkins.

Tales actos constituyeron la segunda parte de unas jornadas que ha puesto en marcha Mesa de la Ría para conmemorar el 130 aniversario del Año de los Tiros, unas jornadas con las que esta organización ha querido unir al conjunto de la provincia para otorgar más fuerza a la petición de que la ONU reconozca el 4 de febrero como Día Mundial del Ecologismo, para lo que quería utilizar el manifiesto de Cobos Wilkins, al que desde el inicio de las jornadas se han adherido numerosas personas.

Desde Mesa de la Ría, al igual que el Ayuntamiento de Huelva, que aprobó la petición hace un año, y la Junta de Andalucía, que espera respuesta de la Unesco, entienden que si bien aquella manifestación tuvo fundamentalmente un carácter reivindicativo de tipo laboral, también es considerada como la primera movilización ecológica de la historia, ya que la famosa revuelta por los derechos laborales en Estados Unidos que dio origen a la declaración del 1 de mayo como Día Mundial del Trabajo tuvo lugar casi dos años antes que los hechos acaecidos en Minas de Riotinto el 4 de febrero de 1888, cuando las fuerzas del Regimiento de Pavía arremetieron a tiros contra la multitud de personas que, provenientes de toda la Cuenca Minera, se manifestaban para reivindicar una serie de mejoras laborales y sociales a la Riotinto Conmpany Limited, la compañía que por entonces explotaba las minas de Riotinto.

La primera parte de las jornadas se celebró el pasado viernes 2 de febrero y consistió en una conferencia impartida por el doctor Ximo Guillem, de la Universidad de Valencia, titulada ‘Los expertos médicos y científicos ante la controversia de los Humos de Huelva (1888-1890) ¿Construcción del conocimiento o de la ignorancia?’. Tal y como ya informó Tinto Noticias -el periódico digital de la Cuenca Minera de Riotinto- Guillem desgranó que los médicos y científicos encargados de estudiar a partir de 1888 la incidencia sobre la salud de los humos provenientes de la explotación minera de Riotinto emitieron informes contradictorios entre sí, hasta el punto de que no sólo eran diferentes las conclusiones de cada investigador, sino que incluso se dieron casos en los que un mismo científico emitía informes que contradecían a los que el mismo autor había elaborado sólo unos meses antes.

Fotos: Mesa de la Ría