Cistus Jara conmemora el 130º aniversario del Año de los Tiros con numerosas actividades

La Asociación Cistus Jara conmemora este domingo 4 de febrero el 130 aniversario del Año de los Tiros con una serie de actividades durante las que se recordarán los hechos sucedidos en Minas de Riotinto durante aquel fatídico 4 de febrero de 1888, cuando las fuerzas de seguridad del Estado español arremetieron a tiros contra la multitud de personas que se manifestaban en la calle para reivindicar mejoras laborales y sociales a la Riotinto Company Limited, la empresa británica que por entonces explotaba las minas de Riotinto.

La programación, en la que colabora el Ayuntamiento de Zalamea la Real, comenzará con un senderismo que partirá desde la zona conocida como Marismilla, en Nerva, donde había una zona dedicada expresamente a la combustión de las teleras. Antes de partir, esta zona acogerá una charla informativa sobre cómo sucedieron estos hechos, cuáles fueron las causas de la huelga, cuáles fueron los personajes protagonistas, cómo se formó la manifestación que partió de todos los pueblos de la Cuenca Minera y cómo se narraron los hechos en los medios de comunicación de la época, entre otros aspectos.

Asimismo, según ha informado Cistus Jara, que ha editado una revista para entender mejor este suceso, una vez finalizado el senderismo, se proyectarán imágenes referentes a este tema, imágenes antiguas del pueblo, de la mina, de los trabajos que realizaban los obreros en el siglo XIX, etc, tras lo que se proyectará el film El Corazón de la Tierra, de Antonio Cuadri, basado en la novela homónima de Juan Cobos Wilkins.

Al finalizar se realizará un almuerzo de convivencia entre los senderistas, ya que «lo que se pretende es la unión de todos los participantes, la amistad, el compañerismo y el recuerdo de un suceso del que durante muchos años estuvo prohibido hablar en la Cuenca», aseguran desde la asociación, que quiere «conmemorar con estas actividades el aniversario de aquel suceso que tan honda herida dejó en la comarca minera y rendir homenaje a las víctimas de aquel fatídico día, para que generación tras generación no caiga en el olvido».