TINTO NOTICIAS

TINTO NOTICIAS

El periódico de la Cuenca Minera

Casa Idolina logra un nuevo premio a nivel nacional

Comparte nuestras noticias

El restaurante de Nerva recibe un reconocimiento especial en el IV Concurso Nacional de Cortes y Recetas de Carne celebrado en Toledo

El restaurante Casa Idolina de Nerva sigue sumando reconocimientos, en este caso a nivel nacional. Tras lograr recientemente, por segundo año consecutivo, el primer premio de la Feria de la Tapa de Huelva, el establecimiento de Tony Alberto Estévez y Manuel Cornejo ha sido ahora reconocido en el ‘IV Concurso Nacional de Cortes y Recetas de Carne’ del Grupo Abrasador, celebrado en Toledo.

Casa Idolina, que ya fue incluida entre las diez finalistas del concurso, ha sido merecedora de un premio especial en la categoría de Mejor Influencer, para lo que se ha tenido en cuenta la cantidad de contenido compartido por los clientes en Internet.

El restaurante, que ha acaba de ser elegido ‘Nervense del Año 2018’ en la categoría de Mundo Empresarial, se encuentran ubicado en la antigua estación de trenes de Nerva, un emblemático edificio, declarado Bien de Interés Cultural (BIC) desde 2005, que gracias a la iniciativa de Estévez y Cornejo volvió recientemente a abrir sus puertas al público, con lo que Nerva y la Cuenca Minera de Riotinto han visto incrementada su oferta turística a través de un establecimiento que también cuenta con 56 plazas de alojamiento.

Casa Idolina, que tiene el certificado de calidad de Tripadvisor, se encuentra, de hecho, en un complejo turístico único desde el que puede apreciarse el espectacular paisaje minero de la comarca, pues está situado en un entorno privilegiado, a cinco minutos del nacimiento del río Tinto. Además, desde su ubicación se puede divisar el monumento natural de la montera minera de gossan y el malacate del pozo Rotilio.

La reapertura del establecimiento tuvo lugar el pasado mes de julio gracias a la iniciativa de los citados emprendedores locales y de la Fundación Río Tinto, propietaria del edificio, que llevó a cabo la concesión de la instalación por un periodo de 12 años prorrogables, lo que posibilitó que el edificio reabriera sus puertas tras más de dos años cerrado y que, además, lo hiciese, por primera, vez de la mano de empresarios de la comarca.