Bernardo Montoya pide unos audios de su móvil para demostrar su relación con su ex

El presunto asesino de Laura Luelmo quiere desmontar la versión ofrecida por la mujer a la que que acusó del crimen 

El presunto asesino de Laura Luelmo, Bernardo Montoya, quiere ahora demostrar que su vinculación con su expareja, a la que acusó del crimen, es de «años antes» al asesinato de la joven profesora zamorana, que tuvo lugar el 12 de diciembre de 2018 en el municipio minero de El Campillo.

Con ese objetivo, el letrado del único encausado por el crimen, Miguel Rivera, ha solicitado al juzgado de Instrucción número 1 de Valverde del Camino, encargado de la instrucción del caso, que se rescaten del teléfono móvil de su defendido una serie de audios en los que, según su versión, se desmontaría la declaración que realizó en su día la expareja de Montoya, que indicó que no tenía «ningún contacto» con él desde hacía años.

Esta petición se une a otra solicitud realizada recientemente por la defensa en la que se pedía a la jueza que instruye el caso, Elvira Mora, que el presunto autor del crimen sea sometido a unas pruebas para demostrar que sufre trastorno de la personalidad, con lo que el letrado pretende conseguir que se establezcan atenuantes que reduzcan la pena de Montoya. 

La jueza dio el visto bueno a la petición hace unos días, si bien de momento el Instituto de Medicina Legal no ha citado para ello a Bernardo Montoya, que se encuentra en prisión preventiva por los presuntos delitos de detención ilegal, agresión sexual y asesinato sufridos por la joven profesora zamorana el 12 de diciembre de 2018 en El Campillo.