Bernardo Montoya permanecerá en la cárcel de Huelva hasta conocer la sentencia

Fue considerado culpable de todos los cargos pero tiene que esperar la pena que le imponga el juez

Bernardo Montoya, considerado el pasado viernes por el jurado popular culpable de la detención ilegal, agresión sexual y asesinato de la joven zamorana Laura Luelmo en El Campillo en diciembre de 2018, continúa en la cárcel de Huelva a la espera de su traslado de la Sevilla II, en Morón.

Según han informado fuentes penitenciarias aún no hay fecha cerrada para que Montoya vuelva a la cárcel sevillana, aunque «seguramente» permanezca en el penal onubense hasta que se conozca la sentencia que contra él debe emitir el magistrado-presidente del juicio, Florentino G. Ruiz Yamuza.

Asimismo, han indicado que hasta el momento Montoya, que ha estado en prisión preventiva hasta ahora, se ha negado a hacer cursos sobre violencia y agresores sexuales porque, como ha venido manteniendo en el juicio, no asume ni el delito de agresión sexual, ni el de asesinato, achacándole este último a una ex pareja suya.

La sentencia, que debe de conocerse en los próximos días, debe de ser de acuerdo con lo manifestado por las partes y en el sentido en que se ha pronunciado el jurado.

Tanto la Fiscalía como las acusaciones que ejercen la familia y la Junta de Andalucía solicitan las mismas penas, 20 años de cárcel por un delito de detención ilegal, 12 por el de agresión sexual y prisión permanente revisable por el de asesinato