Un millón de euros en renovar las habitaciones del hospital Infanta Elena

La viceconsejera de Salud y Familias ha visitado una de las zonas reformadas, que pasa a tener solo habitaciones individuales

El Hospital Infanta Elena ha finalizado las obras de remodelación total del ala izquierda de hospitalización de la 5ª planta del centro hospitalario, gracias a la cual se han renovado al completo todas las habitaciones de hospitalización general con las que cuenta, transformándolas en individuales y mejorando así la seguridad y la comodidad de pacientes y familiares del centro hospitalario.

Estas obras se enmarcan en el Plan de Mejora de Infraestructuras Sanitarias que está desarrollando la Consejería de Salud y Familias y que está permitiendo la realización de una serie de obras de modernización y mejora de sus instalaciones, tanto en el área de hospitalización como de Urgencias y salas de pruebas diagnósticas. Unas actuaciones que van a suponer un avance sustancial en la comodidad y seguridad en la atención a los pacientes, así como una mejora importante de sus infraestructuras.

Las nuevas instalaciones, ya terminadas y a punto de entrar en funcionamiento, han sido visitadas esta mañana por la viceconsejera de Salud y Familias de la Junta, Catalina García; la delegada del Gobierno andaluz, Bella Verano, y la delegada territorial del ramo, Manuela Caro, que, junto al equipo directivo del centro, han destacado la apuesta del Gobierno autonómico por la mejora de las infraestructuras sanitarias, entre ellas las obras de acondicionamiento llevadas a cabo en este último verano en el centro hospitalario por valor de más de un millón de euros, que han ido destinados a mejorar varias áreas asistenciales del centro.

En cuanto a las reformas llevadas a cabo en el ala de hospitalización, no solo van a mejorar la confortabilidad de los pacientes al adaptarse las 17 habitaciones con las que cuenta para uso individual, sino que se han renovado todos los cuartos de baño, favoreciendo así la accesibilidad para las personas con movilidad reducida. Además, se han mantenido los dispositivos suficientes en las habitaciones para poder adaptar en cada momento su capacidad a las necesidades asistenciales surgidas tras la llegada de la pandemia por Covid-19.

Entre las mejoras incluidas, destaca también la modernización del sistema de llamada paciente-enfermera, haciéndolo mucho más eficaz, sobre todo en los casos de pacientes que deben permanecer en aislamiento, y se han mejorado las redes eléctrica y de fontanería, así como el portaje de las habitaciones. Se han sustituido también los ventanales y carpintería metálica con el fin de alcanzar una mayor eficiencia energética y se ha incorporado el doble acristalamiento y las ventanas basculantes, favoreciendo la ventilación integral de las habitaciones. Además, se ha reformado todo el revestimiento de la pared, mejorando la imagen y funcionalidad de esta zona de hospitalización.

Una iniciativa que viene a sumarse a los dos millones de euros ya invertidos desde que comenzó la pandemia en las obras de varias áreas del Infanta Elena y que está permitiendo habilitar nuevos espacios que permitan aumentar la distancia de seguridad y reforzar el doble circuito asistencial necesario para la atención del Covid-19. Gracias a ellos se han reformado y se encuentran ya en pleno funcionamiento varias áreas de hospitalización y de pruebas diagnósticas, así como de otros servicios de apoyo.

Esta nueva partida presupuestaria contempla nuevos proyectos de mejora que se encuentran ya muy avanzados a día de hoy y está previsto que finalicen en unas semanas. Entre ellos se encuentran las obras del área de Urgencias, que aumentará en 800 metros cuadrados su superficie y está permitiendo incorporar nuevos dispositivos sanitarios y circuitos asistenciales dedicadas en exclusiva a la atención de los pacientes que presentan patologías respiratorias. Una nueva zona de Observación con tres boxes más para camas y un área de sillones, tres nuevas consultas, una sala de triaje o clasificación de pacientes específica, un espacio para control de enfermería, áreas de exclusa y almacenamiento y una zona de aseo, conformarán las nuevas instalaciones.

El objetivo es incorporar a la zona de Urgencias espacios destinados hasta ahora a otras funciones, además de nuevas áreas que se están construyendo en las zonas adyacentes, con el fin de ganar en superficie y reforzar la reorganización de los flujos de pacientes. Todo con el fin de avanzar en la separación estructural de un circuito asistencial específico para pacientes con criterio de sospecha de riesgo biológico. Esta nueva disposición se acompaña de la revisión, implantación y mejora de los protocolos de atención urgente, adaptándolos a la realidad asistencial actual.

Entre las obras en curso en el centro hospitalario se encuentra también toda la renovación del ala derecha de la primera planta, que se va a destinar a la realización de determinadas pruebas diagnósticas y terapéuticas de mayor complejidad en un concepto de espacio asistencial compartido, como las endoscopias digestivas, broncoscopias respiratorias y la implantación de marcapasos, que tradicionalmente se realizaban en el área quirúrgica o en la UCI. La intención del centro es poder contar con un nuevo espacio con mayores y mejores instalaciones, convirtiéndose así en una alternativa asistencial a la hospitalización convencional.

Y, por último, se está habilitando una sala en el área quirúrgica, que antes se utilizaba para la realización de endoscopias, con el fin de transformarlo en un nuevo quirófano con el fin de dar acogida a una mayor actividad quirúrgica, que permitirá ampliar la capacidad asistencial del hospital y mejorar la bioseguridad de las intervenciones y los tiempos de espera.

Inversiones en toda la provincia

Estas nuevas iniciativas vienen a sumarse a las inversiones realizadas en la provincia, dentro del Plan de Mejora de Infraestructuras Sanitarias, que entre el año pasado y este ascienden a 14 millones de euros en total. Una ambiciosa estrategia de la Junta de Andalucía enfocada a abordar las necesidades de infraestructuras sanitarias en la provincia onubense e incrementar a la vez los recursos disponibles para hacer frente a la crisis provocada por el Covid-19.

En el conjunto de la provincia se han llevado a cabo en el marco de este plan 82 actuaciones de mejora en centros sanitarios, tanto de atención primaria como en hospitales, que han permitido renovar y modernizar diferentes instalaciones y servicios, así como incorporar nuevo equipamiento médico con el que ganar en calidad y rapidez en la atención que se presta a los ciudadanos de toda la provincia.

Además de las del Infanta Elena, entre estas actuaciones se encuentran también las mejoras efectuadas en los hospitales Juan Ramón Jiménez y de Riotinto, así como la modernización de la red de atención primaria, propiciando la apertura en lo que va de Legislatura de cinco nuevos centros de salud (Lucena del Puerto, Gibraleón, Niebla, Rosal de la Frontera e Isla Chica en Huelva capital).