IU advierte de que la Junta ha decidido hacer de la Cuenca Minera un vertedero de residuos tóxicos

Pide a la administración autonómica que rectifique su posición actual

El coordinador general de IU Andalucía, Toni Valero, ha advertido que el Gobierno andaluz «ha decidido hacer de la cuenca minera de Huelva un vertedero de residuos tóxicos».

En un audio a los medios de comunicación, Valero ha asegurado que la Junta «falta a su palabra» sobre el cierre ordenado del vertedero de Nerva, ya que «hemos sabido que la empresa que lo gestiona ha solicitado aumentar los vasos de residuos tóxicos».

Así, ha puesto de relieve que el Ejecutivo andaluz «tiene que rectificar», concluyendo que Nerva y su comarca «tienen derecho a dejar de ser un mercado de residuos y tener un futuro de bienestar salud ligado a industrias limpias».

El PSOE cree «vergonzoso» que la Junta «mienta» al pueblo de Nerva con la ampliación del vertedero

El alcalde de Nerva, José Antonio Alaya, pide a Moreno Bonilla que “escuche a los vecinos y vecinas, y cumpla con su obligación de gobernar”

La parlamentaria andaluza por el PSOE de Huelva Susana Rivas ha exigido al Gobierno de la Junta que “deje engañar a los vecinos y vecinas de Nerva y de toda la comarca de la Cuenca Minera que reclaman el cierre inmediato del vertedero”. Asimismo, se ha referido a la “ampliación de la superficie de volumen y cabida que el presidente de la Junta, Moreno Bonilla, tiene programada y que, por supuesto, es lo contrario a lo que dice de estar llevando a cabo el cierre”.

En esta línea, el alcalde de Nerva, José Antonio Ayala, ha señalado que “resulta vergonzoso que la Junta de Andalucía siga mintiendo a la población de Nerva y plantee la ampliación del vertedero en lugar de cerrarlo”.

Al hilo de ello, ha pedido a Moreno Bonilla que “de una vez por todas se siente con la ciudadanía y escuche lo que quiere y reclama y, por supuesto, que cumpla con su obligación de gobernar”.

Por su parte, Rivas ha incidido en que, con esta ampliación que pretende llevar a cabo, “el Gobierno de la Junta miente más que habla, porque solo se refirió al cierre de las instalaciones cuando estábamos a las puertas de las elecciones autonómicas. Y una vez pasadas continúa en su estrategia de maltrato a una comarca que ya sufre las consecuencias de un proyecto agotado, con unas instalaciones colmatadas después de 25 años y que, por tanto, debe finalizar”.

Para la parlamentaria socialista, “la falta de compromiso de Moreno Bonilla para que estas instalaciones llegue a su fin es más que evidente. No se puede esperar más. Es urgente el cierre de esta planta. El pueblo y la comarca no pueden ni deben seguir sufriendo las consecuencias de un Gobierno que echa balones fuera y no responde a los problemas de la ciudadanía”.

Prueba de ello es el hecho de que el propio PP de Nerva ha decidido plantarse ante la inacción de Moreno Bonilla y dejar la política, “fruto del engaño, tal y como ellos han calificado, de su partido a nivel regional, porque no cumple lo que promete y está jugando con los vecinos y vecinas de este pueblo”.

Por último, Rivas ha subrayado que es “el Gobierno de la Junta quien tiene las competencias exclusivas en materia de medio ambiente y, por tanto, debe tomar las decisiones ante el presente y el futuro del vertedero con garantías para los trabajadores de la planta y una compensación para el municipio”.

La empresa del vertedero de Nerva solicita aumentar su capacidad contra las promesas de cierre ordenado

Pretende recrecer los vasos de residuos tóxicos de la instalación

La empresa DSM ha solicitado licencia de obras para recrecer el vertedero, mientras la Junta de Andalucía asegura que está cerrándolo de forma «ordenada», según ha informado Ecologistas en Acción en un comunicado.

El alcalde de Nerva, José Antonio Ayala, ha comunicado a la Comisión por el cierre del vertedero YA que la empresa DSM, que gestiona el vertedero tóxico de Nerva, ha solicitado al Ayuntamiento la licencia de obra mayor para ejecutar el recrecimiento de los vasos de residuos tóxicos en la instalación.

Esta noticia, según Ecologistas en Acción, «vuelve a evidenciar ante los miembros de las demás entidades integrantes de la Comisión y ante la sociedad completa, el engaño de la Junta de Andalucía, que preconiza que está procediendo al cierre «ordenado» del vertedero tóxico de Nerva, cada vez que hay manifestaciones ciudadanas o algún hecho evidencia la calamitosa y nefasta gestión por parte de DSM».

Para el grupo ecologista, el cierre «ordenado» del vertedero que promete la Junta es una cortina de humo, no siendo un término técnico ni jurídico en Derecho Administrativo. Es una expresión utilizada en economía para empresas que tienen que cerrar, normalmente por insolvencia, y significa hacer frente, además de al proceso de extinción de la empresa, a un concurso de acreedores y a un ERE, si hay empleados.

La Comisión considera evidente que la Junta no tiene intención de ello, pues DSM proyecta el
recrecimiento. «Lo que sí ha ocurrido, efectivamente, es que DSM ha cerrado hace tres semanas el vaso 1 de residuos no peligrosos, que llevaba años colmatado. Era una actuación pendiente de cumplimiento en el marco de la autorización ambiental integrada de 2008 otorgada a la empresa».

Pero no hay ningún atisbo de que se vaya a proceder al cierre de los tres vasos de residuos peligrosos que presumiblemente están ya también llegando a su cota máxima. Muy al contrario, como indica Ayala, DSM ha solicitado en diciembre al Ayuntamiento de Nerva la licencia de obra para ejecutar otras dos fases más de recrecimiento de esos vasos que, una vez ejecutadas, alargarían la vida pendiente útil en vertedero de 28 o 30 años más.

La Comisión por el cierre del vertedero YA se opone a esa licencia de obras

De momento, el personal técnico del Ayuntamiento está elaborando la respuesta motivada a esta solicitud de licencia. Habida cuenta de las dudas que existen de que la autorización original que la comunidad autónoma otorgó al proyecto en 1996 ampare las obras que se recogen en el proyecto de 2008 que ahora se quiere ejecutar, se ha pedido a la Delegación Territorial de la Junta de Andalucía que facilite el expediente completo mediante el cual fue posible su implantación en suelo rústico, recordamos, a menos de 1 kilómetro del casco urbano. Paralelamente se están efectuando consultas a los técnicos de la Diputación de Huelva.

La Comisión por el cierre del vertedero YA sostiene que hay motivación técnica y jurídica que avala este no otorgamiento de la licencia de obras. Además, para los miembros de la Comisión, el pueblo de Nerva no quiere que ese vertedero tóxico y los residuos industriales sigan siendo la seña de identidad de este pueblo y de la Cuenca Minera de Huelva en España y fuera de España. Así lo han demostrado a la sociedad andaluza y sus políticos miles de ciudadanos y ciudadanas de la comarca que se han manifestado en los últimos años, y van a seguir haciéndolo.

Por todo ello, todas las entidades integrantes de la Comisión por el cierre del vertedero YA apoyarán la denegación de las licencias hasta sus últimas consecuencias y cada una en lo que les permitan sus posibilidades con seguridad jurídica.

«Otro futuro de bienestar es posible en Nerva y la comarca»

Según Ecologistas en Acción, Nerva y la comarca tienen derecho a dejar de ser una zona de sacrificio, que haya un punto de inflexión donde se finiquite el mercado de los residuos que sufren cada día, y se empiece a proyectar para el pueblo y todos los de la comarca un futuro de economía, bienestar y salud relacionado, por una parte, con la cultura y el arte y, por otra, con mercancías e industria limpias.

El PSOE pedirá el cierre «inmediato» del vertedero de Nerva tras el vertido de residuos tóxicos

Reprocha al PP su «indiferencia y pasividad» y de estar lejos de dar respuestas al problema

El PSOE de Huelva pedirá al Gobierno andaluz que tome medidas y gestione el cierre inmediato del vertedero de Nerva, tras el accidente de un camión con residuos tóxicos que ha ocasionado el vertido de los mismos en el casco urbano de la localidad. Así se ha pronunciado la parlamentaria andaluza por el PSOE de Huelva Susana Rivas, quien ha recogido el malestar y la indignación que está provocando esta situación en el municipio.

Susana Rivas ha reprochado al PP en la Junta su “indiferencia y pasividad al respecto, ya que lejos de prestar disposición para dar respuestas a este problema no sólo sigue permitiendo el tránsito de residuos tóxicos y peligrosos, sino que ante un accidente como el ocurrido, no se haya informado a las autoridades pertinentes, ni siquiera al alcalde de la localidad, José Antonio Ayala”.

“Esto es inadmisible y, por supuesto, llevaremos este asunto al Parlamento de Andalucía porque los accidentes se siguen sucediendo, no se producen las sanciones, y esto urge a que se tome medidas porque se está poniendo en peligro la propia seguridad ciudadana”, ha enfatizado.

“Por tanto, esto merece una explicación y, por supuesto, que la Junta actúe de una vez por todas porque es la que tiene las competencias exclusivas en materia de medio ambiente de residuos tóxicos y peligrosos, y es la que debe tomar las decisiones ante el presente y el futuro del vertedero”, ha aseverado la parlamentaria onubense.

Es por ello que ha anunciado que “desde el Partido Socialista llevarán varias iniciativas relativas a este último episodio pidiendo que se produzcan las auditorías que demanda la plataforma y que se gestione el cierre”.

Asimismo, la parlamentaria onubense ha reprochado que, “a estas alturas, el presidente de la Junta de Andalucía, Moreno Bonilla, no se haya dignado ni  haya tenido la deferencia de reunirse aún con los alcaldes y alcaldesas de la Cuenca Minera, empezando por el de Nerva, que llevan reclamando una reunión para que se proceda al cierre responsable de estas instalaciones”.

En este sentido, ha recordado que “desde el Partido Socialista hemos presentado ya varias iniciativas en esa dirección en el Parlamento, fruto también de la reunión que el secretario general del PSOE de Andalucía, Juan Espadas, mantuvo con los colectivos de la zona y los alcaldes y alcaldesas”.

“Esto es urgente, el pueblo y la comarca no pueden ni deben seguir sufriendo las consecuencias de un Gobierno andaluz que echa balones fuera y no responde a los problemas de la ciudadanía”, ha concluido Susana Rivas.

Un camión derrama nueve toneladas de residuos tóxicos en el casco urbano de Nerva

El Ayuntamiento pide a la Junta que abra una investigación sobre el suceso y lamenta el silencio de la empresa gestora

Un camión que se dirigía al vertedero de residuos tóxicos y peligrosos de Nerva ha derramado en la mañana de este jueves alrededor de nueve toneladas de lodos tóxicos en el casco urbano de la localidad, concretamente junto al cuartel de la Guardia Civil, a solo 100 metros de las primeras viviendas del municipio.

Así lo ha comunicado el alcalde de Nerva, José Antonio Ayala, tras lamentar este «desagradable» e «intolerable» episodio que «no puede seguir ocurriendo». «No sabemos la procedencia del camión, aunque sí sabemos que son lodos tóxicos y nada menos que nueve toneladas esparcidas por el casco urbano», ha explicado.

El Ayuntamiento nervense, que ha enviado a la Policía Local al lugar del suceso, abrirá un «acta de inspección» del mismo y solicitará a la Delegación de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía que «abra una investigación» sobre el caso, ha anunciado el propio alcalde, que ha lamentado que la empresa gestora del vertedero no colabora con el Consistorio a la hora de facilitar datos como la procedencia o la caracterización de los residuos.

«Nadie nos ha informado de la emergencia. Ni han informado a la Policía Local ni la han informado a la Guardia Civil. La empresa dice que no lo sabía, aunque yo tengo mi serias dudas y más que fundadas sospechas de que sí lo sabían», ha proseguido el primer edil, tras lo que ha explicado que, «sin ningún tipo de protocolo que sepamos, porque no nos lo comunican, están recogiendo los residuos con un camión y con una empresa que no sabemos si está capacitada para poder manejar ese tipo de residuos».

Para el regidor nervense, «esto es indignante y desde luego el pueblo de Nerva no lo va a consentir y este alcalde menos», ha agregado Ayala, tras lo que ha pedido a las administraciones que «no miren para otro lado, afronten esta situación y vean que esto no puede seguir ocurriendo y que hay que poner ya punto final a esta instalación que bastantes quebraderos de cabeza y bastante sufrimiento le ha hecho pasar al pueblo de Nerva».

«Qué más tiene que ocurrir, qué es lo que tiene que pasar para que las administraciones tomen nota y y cierren el verdadero de Nerva. ¿Tiene que salir ardiendo, tiene que ocurrir alguna desgracia personal para que actúen?», se ha preguntado el regidor nervense.

También la plataforma antivertedero ha lamentado este «episodio más de derrame de residuos por las carreteras», tal y como ha remarcado el portavoz de Ecologistas en Acción en Huelva y representante del colectivo, Juan Romero, que ha exigido «el cierre definitivo del vertedero» y que la Junta de Andalucía «abra una investigación y exija responsabilidades».

«Sabemos perfectamente que han abierto muy pocos expedientes. Abren una investigación pero después no concluye en nada y es un vertedero que ya está poniendo en riesgo supuestamente la salud de las personas. Son muchas irregularidades y es un vertedero inseguro. El transporte se hace a granel en camiones y en muchas de las ocasiones pierde parte de la carga que, o bien se derrama y se dispersa por las carreteras o bien termina como ha ocurrido esta mañana», ha lamentado Romero.

En la misma línea se han manifestado desde la plataforma ‘Alternativa Ciudadana: Nerva, Salud y Dignidad’, que ha calificado este «intolerable» derrame como «otro incidente más en la larga lista de negligencias de este vertedero que nos indigna y enferma».

«Desde Nerva Salud y Dignidad «queremos hacer un llamamiento a las autoridades pertinentes para que actos como este no queden impunes», han proseguido, tras lo que han exigido «el respeto que nos merecemos» y que «vean el lado humano de este gran problema llamado vertedero que lleva humillando a la población de Nerva más de un cuarto de siglo».

«A estas alturas no esperamos nada de unas administraciones que jamás mostraron la más mínima sensibilidad con los hombres y mujeres de esta tierra», han agregado desde el colectivo, tras lo que ha manifestado que «ojalá al menos, en esta ocasión, se lleve a cabo una investigación rápida en la que se depuren responsabilidades y se informe, al menos a la población, sobre la composición de ese chapapote que fue depositado a los pies de nuestras familias».

Para el colectivo, «hace mucho tiempo que en Nerva sabemos que el silencio administrativo sobre la desgracia en que nos vemos inmersos va más allá de quienes gobiernen en Sevilla. Ni izquierdas ni derechas demostraron la más mínima humanidad por una población que se siente olvidada por unos dirigentes mucho más preocupados por satisfacer las demandas de los lobbys empresariales que las de los ciudadanos de esta comarca», han concluido.

Espadas asume las reivindicaciones que urgen al «cierre» del vertedero de Nerva

Para el secretario general del PSOE-A se trata de un asunto de «capital importancia»

El secretario general del PSOE-A, Juan Espadas, ha expresado este viernes su respaldo a las reivindicaciones de alcaldes y colectivos de la Cuenca Minera de Riotinto que «demandan el cierre inmediato del vertedero de Nerva».

Juan Espadas se ha posicionado a favor de estas reivindicaciones a través de un apunte en su cuenta de Twitter en el que ha informado de un encuentro que ha mantenido con alcaldes y colectivos de la Cuenca Minera de Riotinto que demandan el «cierre inmediato» del vertedero de Nerva, «un asunto de capital importancia», según ha subrayado el dirigente socialista.

«Hacemos suyas sus reivindicaciones», ha apuntado Espadas en ese ‘tuit’ en el que también ha criticado que el presidente de la Junta, Juanma Moreno, «sigue ignorándolos y no accede a reunirse con ellos».

Paralelamente, la Comisión por el ‘Cierre del Vertedero de Nerva, Ya’ ha pedido este viernes a la Junta de Andalucía que «no autorice la llegada de más vertidos» procedentes de otros países, principalmente de Italia, Grecia, Malta y Gibraltar (Reino Unido) que «son los grandes exportadores internacionales de residuos peligrosos a Andalucía, más exactamente a Nerva», así como han manifestado que quieren «una fecha concreta» de cierre, ya que «el vertedero está colmatado desde hace más de una década».

La plataforma por el cierre del vertedero de Nerva pide a la Junta que no autorice más vertidos

Exige una fecha concreta para el cierre para una instalación «colmatada desde hace más de una década»

La Comisión por el ‘Cierre del Vertedero de Nerva, Ya’ ha pedido este viernes a la Junta de Andalucía que «no autorice la llegada de más vertidos» procedentes de otros países, principalmente de Italia, Grecia, Malta y Gibraltar (Reino Unido) que «son los grandes exportadores internacionales de residuos peligrosos a Andalucía, más exactamente a Nerva», así como han manifestado que quieren «una fecha concreta» de cierre, ya que «el vertedero está colmatado desde hace más de una década».

Así lo ha manifestado el portavoz de Ecologistas en Acción en Huelva, Juan Romero, quien se ha concentrado en Sevilla ante la puerta del Parlamento de Andalucía junto al resto de colectivos que conforman la comisión y con alcaldes de la Cuenca Minera de Huelva, entre ellos José Antonio Ayala, alcalde de Nerva, para después mantener una reunión con los partidos que «apoyan» el cierre del vertedero: PSOE, Adelante Andalucía y Por Andalucía.

Romero ha señalado que la Junta es «la que tiene las competencias para la autorización de la llegada de los vertidos» y ha lamentado que entre 2018 y 2021 la Junta «autorizó para importar y enterrar en el vertedero tóxico, ubicado a 700 metros de Nerva, unas 160.000 toneladas, solo de esos países», de los cuales «140.000 son de Italia» que «ahora mismo está mandando residuos», toda vez que ha señalado que desde Grecia, Italia, Malta y Gibraltar «suelen llegar unas 40.000 toneladas al año».

En este punto, ha explicado que el Gobierno central «es el que tiene las competencias para traer los residuos de Montenegro» pero que «se han cancelado tras la protestas de la pasada primavera», de forma que «de las 120.000 toneladas previstas, solo llegaron 40.000».

«Los ciudadanos de Nerva, los ayuntamientos de la Cuenca Minera y todos los colectivos hemos decidido que no deben llegar más residuos procedentes de otros países porque no somos el retrete tóxico de Europa y, sobre todo, no queremos un cierre programado del vertedero, que eso puede ser en 2036 o 2040, sino que se ponga una fecha, ya que el mismo Parlamento hizo un informe señalando que el vertedero está colmatado desde hace más de una década. No se puede seguir ampliando y que sigan viniendo residuos», ha subrayado Romero.

Asimismo, ha apuntado que la industria andaluza «efectivamente necesita una instalación y si se está llenando lo poco que queda con lo que viene de otros países comunitarios y extracomunitarios, evidentemente van a tener que buscar otro tipo de soluciones».

Por ello, van a pedir a los grupos que «tomen la iniciativa en el Parlamento» para que «se ponga fecha al cierre del vertedero» y que la Junta de Andalucía «reciba a los colectivos de la comisión».

La comisión ha señalado que en 2011 se realizó un estudio sobre el llenado del vertedero, «que lo declaraba colmatado» y que señalaba que «la colmatación total sin poner en riesgo la seguridad de la instalación tendría lugar en 2016», pero que «nunca se ha realizado un estudio posterior sobre la estabilidad y seguridad del vertedero de residuos industriales ubicado en Nerva».

De la misma manera, ha lamentado que «nunca se ha realizado un estudio de afección a la salud de la población de Nerva ubicado a 700 metros y pueblos colindantes», así como que el mismo «lleva siendo solicitado por el ayuntamiento y diversos colectivos ciudadanos desde hace años».

Países exportadores de residuos tóxicos

Por otra parte, desde la comisión han indicado que Andalucía importó en 2018 unas 43.000 toneladas de residuos peligrosos de Italia, que se encontraban en un vertedero de una fábrica de aluminio, en Portovesme (Cerdeña) y que en 2019, «vinieron de este país unas 35.000 toneladas de residuos peligrosos de esa forma y para enterrar en el vertedero».

De Malta fueron enterradas en Nerva «solo 20 toneladas peligrosas en 2018, pero en 2019 fueron enterradas cerca de 2.500 toneladas, en 2020 cerca de 3.600 toneladas de residuos peligrosos, y en 2021 unas 200 toneladas» y de Grecia «fueron importadas 1.000 toneladas de residuos industriales peligrosos en 2018, en 2019 se importaron 4.000 toneladas; en 2020 se importaron 3.600 toneladas y en 2021 otras 3.500», mientras desde Gibraltar en 2019, 2020 y 2021 «se enterraron en este vertedero 200 toneladas de residuos peligrosos cada año».

Asimismo, ha lamentado que el Covid-19 «no fue impedimento para estos movimientos transfronterizos de residuos peligrosos al vertedero en Nerva» ya que «en 2020 llegaron algo casi 36.000 toneladas y en 2021 unas 23.000, todo para supuesto tratamiento y enterramiento definitivo allí».

Respecto a la actividad no internacional, los residuos tóxicos que llegan a Nerva «provienen tanto de empresas productoras de residuos, especialmente las grandes conocidas onubenses sobre todo relacionadas con los metales, la minería, los hidrocarburos, la electricidad o los fertilizantes, en su mayor parte», así como una parte de la Autoridad Portuaria de Sevilla, como sobre todo, «de empresas instaladas como gestoras de residuos por toda Andalucía y en otras comunidades autónomas, que simplemente son intermediadores, sobre todo de Canarias, Extremadura, Melilla».

La comisión por el cierre del vertedero se reúne este viernes con los grupos parlamentarios

Denuncian que continúan llegando residuos tóxicos principalmente de Italia

La comisión ‘Cierre del Vertedero de Nerva Ya’ se reunirá mañana con diversos grupos políticos en el Parlamento de Andalucía para denunciar la llegada de nuevos residuos a este enclave

Según los miembros de la comisión, siguen llegando residuos de otros países, como Italiapara depositarlos en el vertedero tóxico que está a 700 metros del pueblo de Nerva. «No paran de llegar camiones de residuos industriales de ese y otros países autorizados por la Junta de Andalucía».

Así, denuncian, la Junta de Andalucía «no solo no responde a la petición de los pueblos de la Cuenca Minera y su ciudadanía, de cierre del vertedero tóxico de Nerva ya, sino que sigue permitiendo que lleguen toneladas y toneladas, a pesar de que haya un estudio de su situación de colmatación».

Además de ofrecer una rueda de prensa, la comisión será recibida por los grupos parlamentarios que apoyan el cierre de todo el vertedero de Nerva y las reivindicaciones de esta Comisión, con el inicio posterior del plan de seguimiento y control, que la legislación estima en al menos 30 años, y la contratación de los trabajadores actuales de la instalación.

La Comisión por el cierre del vertedero YA está integrada por el Gobierno local; las iniciativas ciudadanas Antivertederos Nerva y Nerva Salud y Dignidad; los grupos políticos locales PSOE e IU; y Ecologistas en Acción.

El vertedero de Nerva da por iniciado su proceso «ordenado» de cierre

DSM culmina el sellado del primer vaso de residuos

La empresa Diseño de Soluciones Medioambientales (DSM) ha finalizado «con éxito» el sellado del vaso I del depósito que opera en Nerva, correspondiente a residuos no peligrosos, en virtud de la planificación prevista, según han explicado desde la compañía, que asegura que este cierre forma parte de un plan progresivo de sellado de vasos tras alcanzar el final de su vida útil, presentado por DSM a petición de la Administración.

Con el sellado del vaso I se inicia un proceso de cierre de las instalaciones que este «continuará de forma progresiva a medida que se agoten las capacidades disponibles», prosiguen desde la empresa, que ha explicado que este vaso fue el primero para residuos no peligrosos que entró en explotación en la instalación, así como que estuvo activo de 1998 hasta 2005, año en que pasó a su fase de preclausura, tras la colocación de una capa de cobertura de tierras de 0,7 metros de espesor como primera capa de sellado.

El sellado final del vaso I se ha ejecutado en dos fases, una que se inicia en 2021 y otra en 2022, han explicado desde DSM, que considera que esta actuación representa «el primer hito de las siguientes clausuras que se realizarán en la instalación, siguiendo el plan presentado a la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía».

La compañía señala que en dicho plan los sellados se desarrollan de forma sectorizada en las superficies de cada vaso, atendiendo a sus tiempos de llenado y en función de las capacidades aún disponibles en cada uno de ellos, capacidades que «fueron aprobadas en la resolución de Autorización Ambiental Integrada de 2008, en la que se recogen los volúmenes autorizados a la planta y que aún no han sido ocupados en su totalidad», indican.

Asimismo, DSM explica que con este plan se ordenan y adelantan los tiempos de sellado, que «van a estar marcados por la vida útil de los distintos sectores, atendiendo -añaden- a áreas más reducidas dentro del total de superficie de cada vaso», de forma que «se realizarán sellados parciales de los vasos sin necesidad de esperar al llenado del depósito en su totalidad y completar así el total de su ocupación», lo que «permitirá la progresiva integración en el entorno natural del espacio ocupado por los depósitos gracias a una transformación secuencial de las áreas en explotación en áreas revegetadas», subrayan.

Clausura: Revegetación y restauración paisajística

Las mismas fuentes detallan que una vez colocados los elementos de impermeabilización para el sellado, se pasa a la fase de revegetación para la restauración paisajística, labores que tienen como objetivos «la minimización de los fenómenos de erosión a largo plazo y la potenciación del desarrollo de ecosistemas naturales mediante la introducción de las especies vegetales autóctonas de la zona», explican. Además, los trabajos «permitirán el uso futuro de este espacio en actividades de producción de energías limpias, propuesta también contemplada dentro del plan de sellado y clausura de los vasos», añaden.

Actualización Ambiental

Sobre el depósito de residuos que la sociedad opera en Nerva, el director general de DSM, Manuel Roca, «siguiendo el principio fundamental de protección al medio ambiente», incide en “la importancia de finalizar de forma ordenada un proyecto que comenzó en 1998 y que entra en sus etapas finales, pero que demanda necesariamente -agrega- agotar su capacidad autorizada para que en este tiempo se puedan acometer de forma paulatina las inversiones necesarias hasta su clausura final”, tal y como se han ido aprobando en las sucesivas resoluciones administrativas.

En este sentido, Roca subraya que “es imprescindible mantener el servicio esencial que se presta a la actividad industrial, en tanto en cuanto no existen alternativas a la gestión de determinadas tipologías de residuos que actualmente se producen y para los que la planta de DSM supone el único tratamiento posible”, añade. Además, continúa Roca, “se necesitan tiempo, inversiones, orden y una adecuada planificación, así como contar con todas las garantías legales y ambientales antes del cierre final de la instalación”.

La empresa defiende, asimismo, que este periodo permitirá al sector trabajar en favor del desarrollo y la puesta en funcionamiento de nuevas y mejores tecnologías encaminadas a la valorización y a la recuperación de los residuos como mejores tratamientos alternativos al depósito, siguiendo así los objetivos marcados en la inminente Ley de Economía Circular de Andalucía.

Sobre DSM

Diseño de Soluciones Medioambientales (DSM) es una compañía andaluza líder en la gestión integral de residuos industriales, descontaminación de suelos, recuperación de disolventes y desmantelamiento industrial. Cuenta con una plantilla de profesionales de 230 trabajadores y una experiencia de más de dos décadas gestionando residuos y «diseñando las mejores soluciones medioambientales para sus clientes», destacan.

DSM dispone de siete centros de valorización en España, tres depósitos de seguridad y nueve centros de transferencia. Durante el año 2021, entre todos sus centros trató medio millón de toneladas de residuos y da servicio a más de 1.000 clientes industriales.

La compañía defiende que es una empresa comprometida con la economía circular dentro del tejido industrial, así como con la generación de puestos de trabajo estables y de calidad. En este sentido, destaca que actualmente emplea, de manera directa y solo en la comunidad andaluza, alrededor de 100 personas distribuidas entre sus distintos centros de producción, oficinas centrales e instalaciones de clientes.

DSM considera que es una empresa «clave» en el tejido industrial de Andalucía. Su instalación en Nerva es la única capaz de albergar la gestión de residuos peligrosos que no cuentan con tratamientos alternativos al depósito, explica, tras lo que detalla que casi el 70 por ciento de los residuos que se tratan en la instalación proceden de empresas andaluzas. En este sentido, DSM asegura que presta una solución global a las necesidades de las industrias con las que opera, entre las que se incluyen las más importantes del sector metalúrgico, el refino y la química industrial.

El nuevo consejero de Medio Ambiente reitera su intención de un «cierre ordenado» del vertedero de Nerva

Fernández-Pacheco asegura que «no se puede proceder a un cierre improvisado, ni podemos saltarnos la legislación vigente»

El consejero de Sostenibilidad, Medio Ambiente y Economía Azul, Ramón Fernández-Pacheco, ha afirmado este miércoles en el Parlamento andaluz que el Gobierno de la Junta tiene «la intención» de realizar un cierre ordenado del vertedero de Nerva.

En respuesta a una pregunta formulada por el Grupo Parlamentario Socialista en la Comisión de Sostenibilidad, Medio Ambiente y Economía Azul, el consejero ha insistido en que «no se puede proceder a un cierre improvisado, ni podemos saltarnos la legislación vigente ni la norma que nos hemos dado».

Por su parte, la parlamentaria andaluza del PSOE, Susana Rivas, durante su intervención, ha señalado que la instalación del vertedero de Nerva fue «una de las soluciones» que se plantearon, hace 25 años, tras el cese de las minas en la comarca de la Cuenca Minera de Huelva.

No obstante, la socialista ha reseñado que «en principio iba a recepcionar los residuos peligrosos de Huelva, Cádiz y Sevilla», pero, a su juicio, «se ha ido incumpliendo sucesivamente, hasta situarnos en una grave problema medioambiental y de salud para los vecinos», toda vez que ha incidido en dos episodios «claves» como «prueba de ello».

Por un lado, Rivas se ha referido a que el Gobierno de la Junta aprobó el Decreto Ley de Mejora y Simplificación de la Regulación para el Fomento de la Actividad Productiva de Andalucía, lo que, a su entender, provocó «que pudiera sacar a información pública la modificación sustancial de la Autorización Ambiental Integrada para la empresa que gestiona el vertedero».

Por otro lado, la socialista ha incidido, como otro «episodio grave», la llegada de los residuos procedentes de Montenegro que «provocaron la movilización de todos los alcaldes, vecinos y de numerosas plataformas y colectivos andaluces pidiendo el cierre inmediato del vertedero de Nerva», toda vez que ha criticado que desde que gobierna el PP «han llegado más de 40.000 toneladas de residuos tóxicos procedentes de aquel país, que viajan en barco hasta el puerto de Sevilla y en camiones que a veces incluso vuelcan por cada uno de los municipios que conforman la cuenca».

Por su parte, el consejero ha replicado a la socialista a que haga una recopilación de antecedentes «un poquito más allá y hablemos de quién impulsó el vertedero, o qué Gobierno andaluz es el que ha procedido hasta ocho ampliaciones del mismo», que han sido «bajo gobierno socialista».

En este sentido, Fernández-Pacheco ha incidido que en 2008, el Gobierno andaluz amplió el vertedero de Nerva «por un periodo cercano a 30 años más, siendo el viceconsejero de entonces, el señor Juan Espadas Cejas». Además, el Vaso 1, «que es el único que ya está clausurado, tenía que llevar cerrado desde hace ya muchísimo tiempo, en concreto el Real Decreto 1481/2001 dictaminaba claramente que había que imposibilitar el uso del mismo; y nunca se hizo nada y fue este Gobierno el que propició el cierre del mismo».

Por ello, el consejero ha pedido «colaboración y mirar por el interés general» y «no estar reprochando siempre porque eso no va ayudar en absoluto al cierre ordenado del vertedero».