Aguas de Huelva expone su trabajo por la inclusión total de sus clientes con discapacidad

La empresa onubense ha participado y contado su ejemplo en el segundo día de actividades de las II Jornadas de Discapacidad Intelectual, organizadas por la Fundación Tau

La directora de Sostenibilidad e Innovación de Aguas de Huelva, Natividad Moya, y la responsable del departamento de Sostenibilidad de la empresa, Nuria Ponce, han protagonizado hoy la primera de las dos actividades previstas en el segundo día de las II Jornadas de Discapacidad Intelectual organizadas por la Fundación Tau.

Para la segunda jornada de esta cita, la delegada de la Fundación en Huelva, Rocío Maestre, ha presentado la actividad en el Salón de la Gota de Leche bajo el título de ‘El papel de la empresa en la accesibilidad universal. Modelo de Aguas de Huelva’, con presencia de alumnos de la Universidad onubense, organizado por la Fundación y el Colegio de Trabajadores Sociales de Huelva.

En un salón de actos completamente lleno, las dos representantes de la empresa han puesto sobre la mesa el intenso trabajo que hace la empresa por fomentar la igualdad en todos los sentidos, planteando la accesibilidad universal a sus instalaciones, de modo que ninguna persona se quede sin ser atendida en su sede por tener algún tipo de discapacidad.

De hecho, Nuria Ponce ha dicho que, cuando plantearon, por ejemplo, que las personas sordas no tuviesen problema alguno de comunicación en su empresa, “no sabemos cuántas personas sordas iban a diario a reclamar nuestros servicios, pero estaba claro que teníamos que mejorar en ese sentido”, de modo que se implantaron medidas como la comunicación online a través de una pantalla.

Mediante este sistema, “cuando nos llama una persona sorda, se detecta que necesita de este servicio, y quien recibe la llamada se pone a hablar con ella en lengua de signos a través de una tablet y hace las gestiones en igualdad con el cliente”.

“Empezamos por ahí, pero no nos quedamos en eso, porque tenemos que seguir haciendo cosas”, ha explicado, recordando que plantearon que todo lo necesario para atender al público se podría traducir al braille, para que las personas ciegas no tuviesen problema alguno «a la hora de acceder a nuestra información”, y en la ONCE se tradujo todo a coste cero. Se completó esta acción con la compra de una impresora de braille, de modo que una persona ciega puede llevarse su contrato impreso a su casa, pensar si lo acepta o no, pero en todo caso puede leerlo tranquilamente igual que otro cliente cualquiera.

Un llamador en el baño con aviso de alerta luminoso en la recepción, una Mamá Noel inclusiva o actividades en las que se tapan los ojos a los trabajadores son otras de las acciones que se realizan, incluso con actividades que se repiten anualmente como parte de su programa. “Aprendimos que a una persona ciega no se le coge del brazo si no lo necesita, que solo se le presta ayuda si lo pide, como cualquier otra”, exótica Nuria Ponce.

“A las personas con discapacidad hay que atenderlas en igualdad de condiciones, da igual que entren tres personas sordas al día o ninguna”, ratifica.

Soluciones más imaginativas

Natividad Moya ha señalado algunos de los problemas con los que se encontró la empresa a la hora de trabajar en este sentido, con ejemplos como la homologación de las mascarillas, “que no había manera, era una lucha tremenda para homologar”, y explica que no se quedan en todo el trabajo realizado, sino que “estamos ideando de cara al futuro soluciones más imaginativas”.

Así, explica que se trabaja en contadores que activen alarmas que llegan al cliente mediante alertas, “porque, a diferencia de una persona que oye con normalidad, una persona sorda no se da cuenta por el sonido de que se ha dejado aun grifo abierto, pero si el sistema lo detecta les manda un mensaje o incluso un correo electrónico”.

Toda la actividad en ese sentido, ha recordado, se puede consultar en las redes sociales de la empresa, de modo que se pueden ver sus detalles en profundidad.

Agradecimiento a la Universidad

La delegada en Huelva de la Fundación Tau, Rocío Maestre, ha agradecido el trabajo que ha realizado la empresa para participar en las jornadas, y ha recordado que “cuando nos acercamos a Aguas de Huelva para conocerles y nos hablaron de este programa creíamos muy conveniente conocerlo”.

El objetivo, ha dicho, “es que se vaya entrando poco a poco en todos los colectivos y empresas de Huelva, para llevar las jornadas por toda la ciudad y la provincia”, ha dicho Maestre, que ha agradecido sus gestiones también a Pilar Blanco, decana de la Facultad de Trabajo Social de la Universidad de Huelva.

La propia decana ha dicho que la Facultad está abierta “a cualquier persona o entidad que quiera echar una mano”, y en este caso, el año pasado ya se colaboró con las jornadas y la Fundación concedió a la facultad dos plazas para alumnos de cuarto curso”.

Además, ha recordado a la empresa Aguas de Huelva la importancia de contar con un trabajador o trabajadora social en su plantilla, de cara a la destacada labor que realizan estos profesionales.

Las jornadas de este año

Las II Jornadas de la Discapacidad Intelectual en Huelva, organizadas por la Fundación Tau, sitúan a Huelva como capital española del trabajo por la igualdad directamente trabajando con los protagonistas de la labor a realizar, con un conjunto de actividades que tiene por objetivo abordar la actualidad del colectivo, fortaleciendo y creando nuevos lazos que permitan vertebrar acciones en favor de todas las personas con discapacidad.

Tras la actividad que ha abierto este martes, para esta tarde desde las cinco se celebrará la mesa redonda ‘Ciudades inclusivas. Accesibilidad Universal”, con la influencer Luippi entre los ponentes, representantes de la Fundación ONCE; Rafael Jiménez Peregrino, responsable del Departamento Social de la Fundación TAU y Rafael Aguilera Carrasco, arquitecto, experto en Arquitectura Accesible.

La actividad será moderada por Julio Piedra Cristóbal, presidente del Colegio Profesional Trabajo Social de Huelva y Trabajador Social Sanitario del Servicio Andaluz de Salud.

La Fundación

La Fundación Tau es la entidad sectorial andaluza que ejerce un mayor número de ayudas a personas en discapacidad en nuestra región, extendiendo nuestro campo de intervención hacia otras fórmulas de atención a personas en situación de exclusión o grave riesgo social.

Tau tiene como misión la defensa de los derechos de las personas con discapacidad intelectual

Defiende sus derechos asesorando a sus familias, promoviendo su proceso de modificación de la capacidad, y asesorarles a los padres en cómo debe hacer su testamento.

En el caso de que el joven tenga su capacidad jurídica modificada, y que no cuente con familia directa o que el juez no los consideres aptos para desempeñar su cargo de tutor, a propuesta del juez, promueve a la Fundación Tau u a otra, como tutor de la persona.

Su ámbito geográfico se extiende a las provincias de Huelva, Sevilla, Málaga, Granada, Cádiz y Córdoba.

Trabajadores sociales afrontan en una jornada la reforma de la ley que afecta a personas con discapacidad

La Fundación TAU ha colaborado en las mimas que se han desarrollado en el Edificio Gota de Leche

Con motivo de la entrada en vigor  de la Ley 8/2021, de 2 de junio, por la que se reforma la legislación civil y procesal para el apoyo a las personas con discapacidad en el ejercicio de su capacidad jurídica, el Colegio Profesional de Trabajo Social de Huelva junto con la colaboración de la Fundación Tau, ha celebrado este martes 17 de Mayo, en el Salón de Actos del Edificio de la Gota de Leche en Huelva,  la Jornada “Aproximación a la Reforma de la Legislación Civil y Procesa para el Apoyo a las Personas con Discapacidad en el Ejercicio de su capacidad Jurídica”, con la que se pretende dar a conocer y acercar a las/os profesionales del Trabajo Social así como a estudiantes de 4º de Grado, dicha ley.

Este documento reforma la legislación civil y procesal para el apoyo a las personas con discapacidad en el ejercicio de su capacidad jurídica generando un nuevo marco normativo en relación con la capacidad de las personas físicas y su ejercicio, y ha adaptado el derecho común a las exigencias de la Convención de Nueva York sobre los derechos de las personas con discapacidad. A grandes rasgos, la reforma ha suprimido el concepto de “incapaz” (sustituido por “persona con discapacidad”), ha sustituido la tutela por la curatela en el caso de discapacidad, introduciendo la “representación” de la persona con discapacidad en la curatela, y trata de dar primacía a la voluntad de la persona con discapacidad en cuanto a las medidas de apoyo siendo, en principio, preferentes las de tipo voluntario a las fijadas por el órgano judicial.

La idea central es la de establecer medidas de apoyo a la persona que lo precise, considerando que las personas con discapacidad son titulares del derecho a la toma de sus propias decisiones, derecho que ha de ser respetado; se trata, por tanto, «de una cuestión de derechos humanos«.

Esta Jornada ha contado con las intervenciones del presidente del Colegio Profesional de Trabajo Social de Huelva, Julio Piedra Cristóbal, José Antonio Daza Espinosa, Abogado de la Fundación Tau y Rafael Jiménez Peregrino, Responsable del Departamento Social de dicha Fundación.

Reyes Cañado recibe el homenaje póstumo de su familia laboral y de Campofrío

Durante la clausura de la ‘Semana de la Discapacidad Intelectual’ de la Fundación Tutelar TAU

El Centro Municipal de La Morana ha acogido la clausura de la ‘Semana de la Discapacidad Intelectual’ organizada por la Fundación Tutelar TAU con el respaldo del Ayuntamiento de Huelva para poner de relieve el trabajo de esta entidad andaluza que lleva 27 años ofreciendo un apoyo integral a personas con discapacidad intelectual o del desarrollo, que se encuentran en situación de vulnerabilidad y cuya capacidad jurídica ha sido modificada o revisada.

Durante este acto se ha rendido un sentido homenaje a la tristemente fallecida Reyes Cañado, auxiliar del SAD del Ayuntamiento de Campofrío que cuidaba y atendía a Julián Díaz, una de las personas que tienen el apoyo por la entidad. Durante este acto, se le hizo entrega a su marido José María de una insignia de la Fundación TAU y se le trasladaron bonitas palabras de homenaje también por parte de la alcaldesa del municipio Mercedes López Carrión.

El acto ha servido además para rendir homenaje y reconocer a otras personalidades, instituciones y entidades que han acompañado a la Fundación en sus 27 años de existencia, entre ellas, la Diócesis de Huelva, el exalcalde Juan Ceada, el Ayuntamiento de Cortegana, la exdelegada de TAU Paula Bautista, la Asociación de la Prensa y la periodista Purificación Albújar.

La concejala de Políticas Sociales e Igualdad en el Ayuntamiento de Huelva, María José Pulido ha calificado de “éxito el desarrollo de una Semana que mediante ponencias, exposición, mesa redonda, encuentros y visitas con medios de comunicación y agentes sociales y empresariales han conseguido visibilizar la labor que desarrolla esta Fundación para que las personas con discapacidad intelectual puedan vivir como ciudadanos de pleno derecho en la sociedad actual, convertidos en onubenses con garantías y herramientas sociales para alcanzar una integración cada día más efectiva”. Asimismo, ha dado la enhorabuena y agradecido a los galardonados “su aportación para que la Fundación Tutelar TAU se haya convertido en estos 27 años de andadura en Huelva en un referente indiscutible para la protección de las personas con discapacidad intelectual”.

Rafael Pozo, presidente de la Fundación Tutelar TAU y Rocío Maestre, delegada en Huelva de la Fundación Tutelar TAU han presidido una entrega de premios en la que se ha reconocido a la Diócesis de Huelva, recogiendo el galardón el obispo de Huelva, Santiago Gómez Sierra, por la labor pastoral, eclesiástica y de acompañamiento a las personas con discapacidad apoyando el trabajo de TAU.

El exalcalde de Huelva, Juan Ceada, ha sido homenajeado por ser el máximo dirigente de la ciudad durante la etapa de nacimiento de la Fundación Tutelar TAU, acompañándola en sus primeros pasos y manteniéndose ligado durante todos estos años. También el Ayuntamiento de Cortegana ha recibido el premio a su entrega y disponibilidad durante este acto, por ser imprescindible en el germen de TAU (la Asociación Paz y Bien) y ayudar institucionalmente a la labor de la Fundación, recogiendo el premio su alcaldesa, María Carmen Fernández.

La exdelegada de la Fundación Tutelar TAU, Paula Bautista, que emprendió el camino en Huelva de esta entidad también ha recibido una distinción en reconocimiento a su trabajo.

Otra entidad que ha apoyado desde sus inicios a TAU, ha sido la Asociación de la Prensa de Huelva, divulgando el trabajo y dando visibilidad a las diferentes actividades que han desarrollado durante estas casi tres décadas, recogiendo el galardón su presidente, Juan F. Caballero. Junto a él, otra periodista, Purificación Albújar, de Radio Nacional de España, que apoyó decididamente la labor de TAU desde los micrófonos en sus comienzos.

El acto de clausura ha incluido además la proyección del vídeo ‘Del olvido a la Ciudadanía’ y la lectura del manifiesto ‘Conquistando Nuevos Horizontes’ a cargo de María Jesús López, tutelada de la Fundación, culminando con la representación de la obra ‘La consulta de la Doctora Dionisia’ a cargo de la Asociación de Teatro Fuente Vieja de Cortegana.

Para el desarrollo de estas jornadas la Fundación Tutelar TAU ha contado, además de con el respaldo del Ayuntamiento de Huelva, con la colaboración de la Diputación Provincial, la Autoridad Portuaria, la Fundación Atlantic Copper, el Colegio Profesional de Trabajadores Sociales de Huelva y la Facultad de Trabajo Social de la UHU.

La Fundación TAU inicia la ‘Semana de la Discapacidad Intelectual’

La entidad presentó sus jornadas en un emotivo acto que tuvo un numeroso público. Entre los asistentes, representantes de la Junta de Andalucía, Diputación de Huelva o el Ayuntamiento de Huelva

La Fundación Tau ha dado comienzo a su Semana de la Discapacidad Intelectual en el Centro de la Comunicación Jesús Hermida de Huelva con un emocionante acto donde agradecieron a todas las instituciones presentes su confianza durante estos casi cuarenta años de vida. La entidad, fundada en 1994, quiso compartir con la sociedad onubense sus logros, a través de un pasado de reivindicación de derechos y habiendo sido pioneros en una figura como la tutela, de un presente de apoyos y cuidados y de un futuro marcado por la reciente reforma legislativa.

Rafael Pozo, presidente de Tau, agradeció desde el atril tan nutrida representación institucional, declarándose “arropado por toda Huelva y agradecido por tantas muestras de cariño y confianza en un proyecto que nació para ayudar a las personas con discapacidad intelectual más necesitadas y orilladas por la sociedad”.

En el acto también participaron José Antonio Daza, letrado de la Fundación Tutelar Tau, que resumió la nueva normativa de apoyos a las personas con discapacidad; además de Bella Canales, diputada de Servicios sociales, cultura y deportes de la Diputación de Huelva, Manuel Antonio Conde del Rio, Delegado Territorial de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación de la Junta de Andalucía en Huelva y María José Pulido, concejala de Políticas Sociales e Igualdad del Ayuntamiento de Huelva.

Durante el acto se presentó el vídeo Desde el olvido… hacia la ciudadanía de pleno derecho, en el que ha colaborado la Fundación Atlantic Copper, que resume la trayectoria de la Fundación Tau y sus próximos, y se desgranó la programación de esta semana de visibilización y sensibilización con todo el colectivo de la discapacidad intelectual. Mesas redondas, campañas de incidencia política, lecturas manifiestos y actuaciones teatrales tendrán espacio en estas jornadas, cuya programación puede consultarse en las redes sociales de la entidad.

Tras las intervenciones, los invitados visitaron la exposición Conquistando nuevos horizontes, donde en 19 paneles informativos se desgrana el camino recorrido por las entidades sociales que trabajan en la discapacidad, desde los años setenta, cuando la culpabilidad y el ocultamiento marcaban al colectivo, a la actualidad, con todos sus derechos reconocidos y su compromiso con la autonomía personal. La muestra, que será itinerante, recorrerá en los próximos meses toda la provincia.

La Fundación TAU y el Colegio Profesional de Trabajo Social divulgarán juntos los derechos de las personas con discapacidad

Rafael del Pozo y Julio Piedra Cristóbal, firman una alianza clave para continuar su labor en Huelva

La Fundación Tutelar TAU y el Colegio Profesional de Trabajo Social de Huelva han firmado esta mañana un convenio de colaboración que fomentará la recíproca formación de sus profesionales y asociados y la divulgación ante la sociedad onubense de los derechos de las personas con discapacidad intelectual o del desarrollo.

La firma la han protagonizado el presidente de la Fundación Tutelar Tau, Rafael Pozo, y el presidente del Colegio Profesional, Julio Piedra Cristóbal. Pozo definió el acuerdo como “una alianza clave para continuar nuestra labor en Huelva.

«Llevamos veintisiete años trabajando por la discapacidad en la provincia y creemos que podemos aportar conocimientos,
experiencias e ilusión a otras entidades del sector. Son tiempos de entendimiento, de trabajo en red y de unión en favor de las personas que más lo necesitan”.

Para Piedra, “el acuerdo confirma el compromiso profesional y humano de nuestra entidad, un Colegio Profesional que siempre ha tendido puentes a las asociaciones y fundaciones sociales de nuestra ciudad en pro de la ciudadanía y justicia social”. Y añadió: “La legislación en torno a la discapacidad y la modificación de capacidad está sufriendo un cambio profundo y percibimos necesaria la difusión y formación entre nuestros profesionales de estas necesarias reformas. Cambios que suponen el reconocimiento de que las personas con discapacidad son titulares del derecho a la toma de sus propias decisiones. Y terminó señalando “la importancia de promover la autodeterminación de las personas y grupos”.

El acuerdo entre el Colegio Profesional de Trabajo Social de Huelva y la Fundación TAU es el primero de esta naturaleza entre la entidad tutelar y el colegio profesional. Rafael Pozo aprovechó el acto para agradecer a las colegiadas y a su presidente sus facilidades y su predisposición, así como el esfuerzo por dar respuesta a las problemáticas de las personas
con discapacidad intelectual, que siempre son los grandes beneficiados de tan necesarios acuerdos.

Ambas entidades han firmado este convenio para promover el conocimiento de sus actividades, fomentando la recíproca formación de sus profesionales y asociados y divulgando ante la sociedad los derechos de las personas con discapacidad. El Colegio Profesional de Trabajo Social de Huelva, con mas de treinta años de labor, tiene entre sus fines la organización de actividades de carácter cultural, asistencial, de formación y de previsión o análogos para sus colegiadas y colegiados, ya sea por medio de acuerdos o convenios con entidades e instituciones, contribuyendo a su sostenimiento económico mediante los recursos necesarios.

El convenio, que tendrá vigencia de un año, se rubricó este lunes en la sede del Colegio, situado en la Avenida Costa de la Luz, por los presidentes de ambas entidades.

 

La Fundación Tutelar TAU y el Ayuntamiento de Punta Umbría apuestan por la inclusión en la Costa de Huelva

Para el asesoramiento y apoyo directo a las personas con discapacidad intelectual

La alcaldesa de Punta Umbría, Aurora Águedo y el presidente de la Fundación Tutelar TAU, Rafael Pozo, han suscrito un convenio de colaboración para liderar la defensa de los derechos de las personas con discapacidad intelectual y del desarrollo de la localidad costera. Proteger sus intereses y facilitar la inclusión plena, apoyándolos a ellos y a sus familias, pasa a ser un objetivo prioritario para el consistorio onubense y la entidad social de ámbito andaluz.

Tras la firma, Aurora Águedo ha señalado que el texto es pionero en toda la Costa de Huelva por lo que Punta Umbría “siempre ha sido, y será, abanderada en las políticas sociales”. También hizo mención a la COVID-19 y a la pandemia, que ha obligado a reconsiderar las prioridades a muchas corporaciones municipales. “No perdemos la ilusión, la motivación y la esperanza de construir un mundo mejor”, señaló.

Rafael Pozo, presidente de la entidad, agradeció al equipo de gobierno local su predisposición y compromiso con la discapacidad, y remarcó que “este tipo de acuerdos son imprescindibles para seguir avanzando en la normalización de las personas con discapacidad intelectual”. “Son actos de mucho calado en una población que debe sentir firmemente que hay instituciones que se preocupan por su futuro, por sus derechos y por su felicidad”, dijo en el acto, celebrado en el Ayuntamiento puntaumbrieño.

La concejala delegada de Igualdad y Bienestar Social, Valentina Esteban, que también estuvo en la firma, ha sido una de las impulsoras del convenio. Para ella, este acuerdo “es la consolidación de un trabajo de mucho tiempo con la Fundación Tutelar Tau”. “El mundo se cambia con el ejemplo y no con la opinión”, apostilló.

La Fundación TAU se ha comprometido a asesorar en materia jurídica al colectivo de personas con discapacidad y a sus familias, así como a realizar una labor de sensibilización dirigida al resto de la ciudadanía. Además, prestará apoyo a los técnicos del Área de Servicios Sociales del Ayuntamiento de Punta Umbría en temas directamente relacionados con la discapacidad.

El convenio, por último, no olvida que la fundación se compromete a prestar un asesoramiento individualizado en los casos dirigidos al ejercicio del cargo tutelar y que sean designados por la autoridad judicial competente.

El Ayuntamiento, por su parte, posibilitará los espacios necesarios para que la Fundación Tutelar TAU pueda desarrollar su trabajo en Punta Umbría con todas las garantías que exige tan delicada, compleja y necesaria labor.

La Fundación Tutelar TAU inicia sus talleres de inclusión digital para personas con discapacidad

La iniciativa cuenca con el apoyo del Puerto de Huelva y arranca con una formación para utilizar las tablets que luego recibirán

La Fundación Tutelar TAU y la Autoridad Portuaria de Huelva firmaron en noviembre un convenio de colaboración para mejorar la comunicación entre las personas con discapacidad intelectual o del desarrollo que tienen el apoyo de la entidad tutelar y sus familiares y referentes. El acuerdo ha posibilitado la adquisición de material informático de última generación, tablets, que serán utilizadas para realizar encuentros virtuales y videollamadas, y poder minimizar así el impacto que la COVID-19 está causando en las relaciones sociales de las personas con discapacidad.

Junto a las tablets, se ha realizado una formación para su correcto uso, salvando la brecha digital y aprovechando todo el potencial del material, con buenos hábitos de uso e independencia en TICs. En tiempos de limitaciones perimetrales y recomendaciones de quedarse en casa para preservar la salud, el universo online está manteniendo viva la comunicación familiar y profesional; acercándonos, aunque sea a través de pantallas, y acortando distancias que resultarían insalvables.

La primera sesión de esa formación se ha realizado para residentes del centro El Chanza de Paz y Bien, situado en la localidad onubense de Cortegana. En el salón auditorio del Hotel Sierra Luz, y con todas las medidas anticovid necesarias, el taller se desarrolló con mucha ilusión e interés. Para Rafael Pozo, presidente de la entidad, y que quiso estar presente en este primer día de enseñanza “la tablet es una puerta a nuevas relaciones sociales, una herramienta para la comunicación, para compartir y para evitar la soledad a los que estos tiempos de pandemia nos ha condenado”. El monitor, Antonio Agredano, de la Fundación Tutelar Tau incidió en la responsabilidad que asumimos cuando nos conectamos a la red. Para ello desglosó una serie de amenazas que podemos encontrar, pero también las muchas y buenas oportunidades que nos da estar conectados.

Los alumnos mostraron su alegría por recibir la tablet y aprender a utilizarla. “Estamos muy agradecidos al Puerto de Huelva por su generosidad y nos comprometemos a hacer un uso responsable. Es importante para mí porque podré hablar con mi familia y mis referentes”, dijo María del Carmen, una de las usuarias que asistieron al curso.

La entidad replicará estos talleres, volcados en la inclusión digital y el correcto uso de las tecnologías para la socialización de las personas con discapacidad en tiempos de prevención y restricciones por la COVID-19

Fallece Reyes Cañado, auxiliar del SAD del Ayuntamiento de Campofrío

 

La Fudación Tutelar TAU destaca su trabajo como cuidadora y su implicación «emocional y personal»

 
La Fundacion Tutelar Tau ha anunciado en sus redes sociales que está de luto tras haber sufrido esta semana la pérdida de Reyes Cañado, que trabajaba como auxiliar del Servicio de Ayuda a Domicilio del Ayuntamiento de Campofrío y cuidaba y atendía a Julián Díaz, una de las personas que tienen el apoyo por esta entidad.
 
Según han querido reconocer desde la Fundación TAU, el trabajo que desempeñaba Reyes iba más allá de su función como cuidadora ya que «había una implicación personal y emocional». Todo este valor lo veían plasmado en cada reunión de equipo entre la trabajadora social, Maribel Álvarez, la Fundacion Tutelar Tau y el «papel imprescindible» de Reyes en el día a día para mejorar la calidad de vida de Julián y que este pudiera permanecer en su contexto.
 
Según han destacado a través de su página de Facebook, «Reyes era una persona resolutiva, proactiva y con iniciativa. Su labor no solo ha sido ofrecer los cuidados a la persona sino también ha ejercido un papel fundamental utilizando herramientas educativas, apoyando a TAU en todo momento y mostrando su total disponibilidad en el caso de Julián».
 
Reyes ha dejado «un legado muy importante. Su esfuerzo y trabajo han sido imprescindibles para obtener los resultados que hoy se ven fortalecidos gracias a su colaboración, así como a la de su familia, que también ha formado y forma parte de la vida de Julián, apoyando en tareas de acompañamiento; es decir, Julián forma parte de la esta gran familia».
.
Fotografía de la Fundación Tutelar TAU: Reyes Cañado con Julián Díaz.

La Fundación Tutelar TAU y el Puerto de Huelva mejorarán la comunicación digital de personas con discapacidad

El acuerdo incluye la compra de tablets y formación específica para su buen uso

Las personas con discapacidad intelectual o del desarrollo que cuentan con el apoyo de la Fundación TAU podrán, gracias a su acuerdo con la Autoridad Portuaria de Huelva, estar en contacto con sus familiares, amigos y referentes a través de sus nuevas tablets y de una formación específica para su comprensión y buen uso.

La Fundación Tutelar TAU y la Autoridad Portuaria de Huelva han firmado este martes un convenio de colaboración que mejorará la comunicación entre las personas con discapacidad intelectual o del desarrollo que tienen el apoyo de la entidad tutelar y sus familiares y referentes. El acuerdo posibilitará la adquisición de material informático de última generación, que será utilizado para realizar encuentros virtuales y videollamadas, y poder minimizar así el impacto que la COVID-19 está causando en las relaciones sociales de las personas con discapacidad.

Además de la compra de los dispositivos tecnológicos, principalmente tablets, se incluye en la iniciativa una formación para su correcto uso, salvando la brecha digital y aprovechando todo el potencial del material, con buenos hábitos de uso e independencia en TICs. En tiempos de limitaciones perimetrales y recomendaciones de quedarse en casa para preservar la salud, el universo online está manteniendo viva la comunicación familiar y profesional; acercándonos, aunque sea a través de pantallas, y acortando distancias que resultarían insalvables.

La firma la han protagonizado el presidente de la Fundación Tutelar Tau, Rafael Pozo, y la presidenta de la Autoridad Portuaria de Huelva, Pilar Miranda. Pozo definió el acuerdo como «una mejora sustancial en la vida de muchas personas con discapacidad, que han vivido verdadera tristeza y soledad durante el confinamiento y que ahora podrán ver a sus padres o hermanos, evitando situaciones de desamparo emocional y aislamiento». «Aunque los profesionales de nuestra Fundación les han visitado y telefoneando en muchos momentos, ellos y ellas nos pedían, también, ampliar sus relaciones, encontrarse con sus amigos y parientes, evitar las restricciones aunque fuera de una forma virtual. Acompañar y sentirse acompañados», concluyó.

A su vez, Miranda alabó «la excelente labor que desempeñan los profesionales y voluntarios que componen Tau, consiguiendo un proyecto de vida para muchas personas y sus familias; garantizando su bienestar, su autonomía, el respeto a sus derechos y el cumplimiento de sus deberes». «Nos satisface continuar colaborando con entidades sociales de nuestro entorno. Como sabemos, el Puerto de Huelva es un motor económico para toda la provincia y desde él, a través de nuestra política de Responsabilidad Social Empresarial, estamos plenamente comprometidos para que sus beneficios puedan repercutir en el tejido social de nuestro entorno», añadió.

El acuerdo es el primero de esta naturaleza entre la entidad tutelar y la institución portuaria onubense. Rafael Pozo aprovechó el acto para agradecer a todos los municipios de Huelva su histórico apoyo a la Fundación Tutelar Tau en estos ya veintiséis años de labor en la provincia.