El Campillo contratará a dos podadores forestales para el mantenimiento de zonas verdes

Se constituirá una bolsa de trabajo con las personas que superen el proceso de selección

El Ayuntamiento de El Campillo ha hecho públicas las bases aprobadas para la selección de personal laboral temporal por concurso. Se contratará a dos personas a jornada completa con el cometido de realizar las tareas de mantenimiento y conservación de las distintas zonas verdes del municipio desde el 16 de mayo hasta el 12 de agosto.

El plazo para presentar estas solicitudes será de diez días hábiles a contar desde este 12 de abril. Los requisitos para formar parte de las pruebas de selección y la forma y plazos de presentación de las instancias, así como demás información necesaria, pueden encontrarse en la Sede Electrónica: https://elcampillo.sedelectronica.es/info.0…

El principal requisito es el de poseer la categoría profesional de podador forestal y tener habilidades para el manejo
de herramientas forestales, especialmente desbrozadora y motosierra.

Se constituirá una bolsa de trabajo con las personas que superen el proceso de selección y no resulten contratadas, a fin de que pueda ser utilizada en futuros llamamientos que pudieran resultar necesarios para cubrir vacantes temporalmente debidas a bajas por enfermedad, maternidad, etc. La bolsa será ordenada según la puntuación obtenida.

Denuncian la tala de «incontables» pinos que se salvaron del incendio de Almonaster

Ecologistas en Acción exige a la Junta la paralización «inmediata» de estos trabajos y que se siga el modelo de restauración desarrollado en Doñana

Vecinos de aldeas afectadas por el incendio de Almonaster la Real del pasado mes de agosto, que afectó también a los términos municipales de El Campillo y Zalamea la Real, han avisado de que están siendo talados «incontables» pinos que se salvaron del aquel gran incendio forestal, que según fuentes oficiales afectó a 15.278 hectáreas.

Así lo han comunicado desde Ecologistas en Acción, que asegura que, como se aprecia en las imágenes y vídeos tomados por los mismos vecinos que han dado el aviso, «los ejemplares están verdes y sanos o ligeramente afectados por las llamas», por lo que la organización ecologista exige a la Junta de Andalucía que estos trabajos sean paralizados de forma inmediata.

Los avisos se refieren especialmente a la tala de pinos en la zona ubicada entre Puente Vergel y el área recreativa Puerto Cantina, si bien Ecologistas en Acción afirma que ha tenido conocimiento de otras zonas donde está ocurriendo lo mismo como Coto La Mora y el entorno del pantano del Olivargas, en el término municipal de Almonaster la Real.

Desde la organización conservacionista explican que la normativa vigente establece la prohibición de la alteración o destrucción de los hábitats de las especies silvestres, así como sus lugares de reproducción y descanso, por lo que, «especialmente desde el 15 de marzo, debido a que las especies silvestres están en pleno periodo de reproducción, hay que evitar las molestias y daños que se pueden producir con los trabajos forestales a los animales», señalan, tras lo que advierten de que «las talas y demás trabajos forestales en los hábitats que no se quemaron conllevarían a esta altura del año una pérdida de poblaciones con la consecuente merma en la biodiversidad, que dañaría directamente la calidad de vida en las zonas rurales afectadas», agregan.

Ecologistas en Acción, organización incorporada a la Comisión Científico-Técnica para la restauración de la zona incendiada, insta también a este grupo de trabajo a la revisión de la planificación de limpieza, delimitando las zonas a actuar y marcando el arbolado a pie de campo, uno a uno. Al igual que en la restauración de la zona incendiada en Doñana en 2017, donde «se pudo aprender -explican- la considerable eficacia de este procedimiento», la organización ecologista recomienda «no talar los pinos con menor afección, sino dejarlos para comprobar su evolución, cortando únicamente los ejemplares calcinados».

«Ya hemos asistido recientemente a un lamentable episodio de corta de arbolado que también se salvó del incendio de Almonaster la Real, pues más de 200 encinas han sido taladas para una escombrera minera, y aún está siendo investigada la responsabilidad de tal destrucción», agregan.

Por último, la organización ecologista indica que, ante estos episodios «insuficientemente justificados» de eliminación de árboles que no fueron afectados de muerte por el incendio forestal, se hace necesario evitar la prevalencia del interés comercial en la madera, que «podría estar empañando los trabajos de restauración de la zona incendiada y poniendo freno a la recuperación ecológica y social», concluyen.

Piden a la Junta que investigue la «destrucción» de la masa forestal protectora del vertedero

Ecologistas en Acción advierte de que los árboles talados servían de barrera para frenar las partículas tóxicas que se desplazan por el aire

Ecologistas en Acción pedirá a los nuevos responsables de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía que abran una investigación sobre la tala de pinos y alcornoques producida en el perímetro del vertedero de residuos tóxicos y peligrosos de Nerva.

Así lo han comunicado desde la organización conservacionista, que ha advertido de que estos árboles constituyen una masa forestal que sirve de pantalla para frenar las partículas tóxicas que se desplazan por el aire desde el vertedero hacia sus inmediaciones, sobre todo al pantano del Jarrama, que abastece a los pueblos de la zona.

Además, Ecologistas en Acción señala que el «considerable» número de pinos y alcornoques cortados, que actuaban como barrera frente a las «cotidianas nubes de polvos tóxicos» que emanan de las instalaciones en las operaciones de descarga y gestión de los residuos peligrosos que llevan los camiones, también tenía como finalidad amortiguar el impacto paisajístico de estas instalaciones.

La organización ecologista no ve justificación para esta tala «masiva», ni como supuestas áreas cortafuegos ni en el marco de un posible plan de autoprotección, pues «esta masa forestal fue entresacada y limpiada y ya existían áreas cortafuegos, mientras que las actuaciones forestales previstas en el plan de autoprotección ya deben estar realizadas hace tiempo. 

Ecologistas en Acción ha lamentado además que esta tala se haya producido en una zona en la que hay una gran pérdida de arbolado debido sobre todo a los incendios forestales, ya que la Cuenca Minera ocupa el primer lugar en cuanto a conatos, número de incendios y superficie quemada, señalan, al tiempo que indican que el verano pasado se quemaron en Nerva más de 2.000 hectáreas forestales.

«Nosotros entendemos que esta tala es una actuación sobredimensionada si se trata de una defensa ante el peligro real que supone la autocombustión por la falta de una adecuada gestión de los residuos tóxicos y por el temor de que se puedan originar incendios forestales como consecuencia de ello», indican.

Frente a ello, la organización ecologista defiende que, en lugar de talar los árboles, la actuación más urgente para evitar esa situación de «alto riesgo» es, por una parte, una mejor gestión para la conservación de la masa forestal de monte mediterráneo de la zona y «no destruir lo poco que dejan los incendios en pie», y por otra parte, iniciar «de una vez por todas» los trámites legales para disponer la clausura definitiva de unas instalaciones que, a su juicio, están «agotadas y sobreexplotadas más allá del uso para el que fueron concebidas y creadas».

En definitiva, Ecologistas en Acción solicita «atención y medidas para que no se convierta a Nerva en un desierto sin árboles y en el cementerio químico de media Europa», concluyen.