Voluntarios de Protección Civil de El Campillo participan en la extinción de los incendios de Almonte y Bonares

El Infoca ha dado por finalizado los trabajos este mediodía tras arder 1.700 hectáreas

La dirección de extinción del Plan Infoca ha dado este viernes por extinguidos los incendios forestales que comenzaron el pasado lunes en Bonares y Almonte, según ha indicado el Servicio de Extinción de Incendios Forestales de Andalucía en su cuenta de Twitter. En los mismos, y en su fase final, han participado diversas asociaciones de protección civil de la provincia para rematar el fuego y dar descanso a los bomberos forestales, destacando los trabajos de los voluntarios de El Campillo que han acudido en la ayuda hasta dar por finalizadas las tareas contra el fuego.

De este modo, se pone punto final a un fuego que ha amenazado el Espacio Natural de Doñana y que ha calcinado, según datos provisionales publicados este jueves por el Plan Infoca, unas 600 hectáreas en Bonares –100 de ellas de terreno agrícola– y 1.100 hectáreas en Almonte.

Por otra parte, agentes del Servicio de Protección a la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil de Huelva, junto a agentes de la Brigada de Investigación de Incendios Forestales (BIIF) de la Junta de Andalucía, continúan con la investigación del origen y las causas de estos incendios y no descartan ninguna hipótesis del origen del mismo.

Así lo indicaron a Europa Press desde la Guardia Civil, toda vez que apuntaron que, de momento, no hay ninguna «novedad» destacable en el marco de esta investigación, así como que aún se desconoce si el incendio forestal de Almonte se inició como consecuencia del de Bonares o se trata de un foco independiente.

Los incendios quedaron controlados el miércoles, día 27, a las 20,40 horas, después de que se diera por estabilizado a las 9,15 horas del mismo día, cuando además se desactivó el nivel 1 del Plan de Emergencias ante Incendios Forestales de la Comunidad Autónoma –activado desde las 17,47 del pasado lunes–, de forma que los 226 vecinos de Almonte que aún se encontraban desalojados pudieron regresar a sus viviendas. En estos momentos el Plan Infoca continúa los trabajos para si extinción total.

El incendio en un paraje de Bonares fue declarado sobre las 16,00 horas y en el lugar llegaron a trabajar este lunes un centenar de profesionales, ocho vehículos pesados de extinción y diez medios aéreos. Este incendio provocó que la Junta activara el nivel 1 del Plan de Emergencias ante Incendios Forestales de la Comunidad Autónoma y el corte, a las 18,33 horas, de la carretera A-484 en el kilómetro 4, según indicó el servicio de Emergencias 112.

Aunque el incendio se complicó debido a las rachas de viento, al tratarse de un incendio de viento en zona llana con viento general del Noroeste de 20-25 kilómetros/hora, con rachas de hasta 40 km/h, desde el Infoca señalaron que martes evolucionaba «mejor», lo que permitió desviar algunos medios al de Almonte.

Durante la noche del lunes trabajaron en la zona 85 bomberos forestales, cuatro técnicos de Operaciones, tres agentes de Medio Ambiente, un técnico de Extinción, un encargado, una Unidad Médica de Incendios Forestales, una Unidad Avanzada de Análisis y Seguimiento de Incendios, una Unidad Móvil de Meteorología y Transmisiones, el director del Centro Operativo Provincial y cuatro vehículos autobombas.

Por su parte, el incendio forestal de Almonte se declaró a las 19,50 horas, según indicó el Ayuntamiento en su página de Facebook, por lo que a las 20,06 activó el Plan de Emergencias Municipal. Así, desde el Plan Infoca señalaron que se trataba un fuego peligroso por el fuerte viento y la temperatura extremadamente alta del día.

Así, para su estabilización, el lunes por la noche trabajaron en la zona 75 bomberos forestales, cuatro técnicos de Operaciones, un encargado, cuatro agentes de Medio Ambiente, una Unidad Médica de Incendios Forestales, una Unidad Avanzada de Análisis y Seguimiento de Incendios, seis vehículos autobombas y dos bulldozers.

En total, el dispositivo de extinción de incendios forestales del Infoca ha desplegado de lunes a miércoles a un total de 593 personas, repartidas en los distintos turnos.

En el global de efectivos que ha participado en la gestión de la emergencia durante los tres días, hay que sumar los cuatro parques del Consorcio Provincial de Bomberos de Huelva, Guardia Civil, el Grupo de Emergencias de Andalucía (GREA), personal técnico de la Dirección General de Emergencias y Protección Civil y de 112 Huelva, Policía Local, la Unidad de Policía Nacional adscrita a la Comunidad Autónoma, el Centro de Emergencias Sanitarias (CES) 061 y varias agrupaciones de voluntariado de Protección Civil de la provincia, entre ellas, Almonte, Valverde del Camino, Hinojos, Moguer, La Palma y El Campillo.

CSIF denuncia una «usurpación ilegal» de las labores de la Policía Local en Ayamonte

El sindicato asegura que el Ayuntamiento adjudicó funciones policiales a efectivos de Protección Civil durante las procesiones del Corpus Christi

El pasado 18 de junio se conmemoró el Corpus Christi en la localidad fronteriza de Ayamonte con la celebración de procesiones que recorrieron las principales calles del municipio. Ante este evento, el Ayuntamiento decidió, mediante un decreto, recurrir a efectivos de Protección Civil para regular el tráfico y establecer itinerarios alternativos de circulación durante la celebración; unas funciones que les competen exclusivamente a los agentes de seguridad del cuerpo de la Policía Local. Por este motivo, el sector provincial de Administración Local del sindicato CSIF ha elevado un escrito a la delegación del Gobierno de la Junta de Andalucía en Huelva ante lo que considera “una usurpación ilegal de las labores de los funcionarios de la Policía Local”.

Desde la central sindical se argumenta que las funciones que el consistorio les ha atribuido a efectivos de Protección Civil supone “la cesión de una facultad de autoridad” para la que esta asociación, integrada por voluntarios, carece de competencias. En concreto, en el escrito remitido a la delegación del Gobierno de la Junta, CSIF hace referencia a la ley reguladora de las bases del Régimen Local en la que se especifica que “son funciones públicas, cuyo cumplimiento queda reservado a funcionarios de carrera, las que impliquen ejercicio de autoridad”, como es el caso de la regulación del tráfico, el control de la circulación y la vigilancia en los desplazamientos, que llevan aparejada una complejidad en la ejecución.

La base legal sobre la que CSIF sustenta su queja también incluye la Ley Orgánica de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad donde se establece de forma concreta que las funciones relacionadas con el tráfico les competen a los agentes de la Policía Local, conocedores de la normativa y con potestades para ejercer su autoridad, en caso de ser necesario. Por eso, el sindicato acusa al Ayuntamiento de “perpetrar e interferir de forma clara en el campo funcional específico de la Policía Local”. Únicamente se contempla la opción de asumir estas competencias por parte de otros profesionales, con la denominación de vigilantes de seguridad, cuando en el municipio no exista el cuerpo de Policía Local, algo que no ocurre en Ayamonte.

Por todo ello, el sindicato ha instado a la Administración a tomar las medidas necesarias para que esta situación no vuelva a repetirse, más aun cuando, próximamente, están previstas más fiestas locales en el municipio. El problema de fondo, según CSIF, es la falta de efectivos en la plantilla de la Policía Local. Desde hace varios años, esta central sindical lleva alertando de la necesidad de incorporar a más agentes a este cuerpo de seguridad para poder cubrir todos los servicios y atender a los vecinos de la localidad con las máximas garantías.

El problema de la falta de personal y “la inacción del equipo del Gobierno para adecuar la plantilla de la Policía Local” provoca que no haya efectivos suficientes. De hecho, en el año 2020 se perdió una cuarta parte del total de policías, sin que a día de hoy los funcionarios en prácticas se hayan incorporado plenamente como agentes de la autoridad. A esto se suma que Ayamonte cuenta con un extenso término municipal, con barriadas y núcleos turísticos alejados del casco urbano donde se triplica la población durante los meses de verano. Ya entonces, CSIF alertó de que la seguridad “podría verse seriamente comprometida tanto en el servicio diario como en la celebración de fiestas y eventos” ya que los escasos efectivos no puedan atender toda la demanda de servicios de vecinos y turistas.

Además, la central sindical ha denunciado la precariedad medios materiales, especialmente en los relativo a transmisiones y vehículos policiales, que no cumplen con la normativa autonómica relativa a medios técnicos.

Por todo ello, la central sindical urge al consistorio ayamontino a aumentar los efectivos de la Policía Local y a corregir las graves deficiencias en cuanto a medios materiales con los que han de trabajar los agentes. Finalmente, advierte al equipo de Gobierno de que, en futuras celebraciones de la localidad, “no puede adjudicar funciones propias de estos agentes a Protección Civil ya que es una ilegalidad, además de una temeridad de cara a la seguridad de los vecinos de Ayamonte”.

Riotinto adquiere un vehículo sanitario para protección civil

Ha sido cofinanciado por Atalaya Mining y el Hospital de Riotinto ha donado el material

El Ayuntamiento de Minas de Riotinto ha informado este viernes de la adquisición de un vehículo sanitario que irá destinado a protección civil del municipio para paliar posibles emergencias. «La salud de los vecinos y vecinas es lo primero» han señalado desde el consistorio y por ello «celebramos la obtención de este vehículo de Emergencia Sanitario que hemos adquirido gracias a la estrecha colaboración que mantiene con Atalaya Mining, quien ha cofinanciado este proyecto.

La empresa Royman ha regalado la serigrafía del vehículo y el Hospital de Riotinto ha donado material sanitario para dotar dicho automóvil.

A partir de ahora, los profesionales voluntarios de Protección Civil tendrán un medio más para velar por la seguridad de los vecinos.

El Puerto de Huelva recibe la Medalla al Mérito de Protección Civil

Por su implicación en el dispositivo de retorno de las temporeras marroquíes

El Puerto de Huelva ha recibido este miércoles, en un acto celebrado en el Palacio de Congresos y Exposiciones de Sevilla, la Medalla al Mérito de Protección Civil de la Consejería de Presidencia, Administración Pública e Interior de la Junta de Andalucía, que ha sido otorgada por «su implicación en el dispositivo de retorno de las temporeras marroquíes a su país, tras la campaña de frutos rojos en la provincia».

Según ha indicado la entidad en una nota de prensa, la presidenta del Puerto de Huelva, Pilar Miranda, ha recogido el galardón en un acto que ha estado presidido por el presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, y ha contado con la presencia del consejero de Presidencia, Administración Pública e Interior de la Junta de Andalucía, Elías Bendodo.

En este sentido, Miranda ha agradecido a la Junta de Andalucía este reconocimiento «fruto del trabajo y colaboración del Puerto de Huelva con otras administraciones, instituciones y organizaciones empresariales y de la implicación de distintos departamentos del puerto onubense y efectivos de la Policía Portuaria».

En este contexto, la presidenta ha asegurado que esta Medalla al Mérito de Protección Civil es «el resultado de la profesionalidad» de los técnicos del puerto y de «la coordinación» con otras administraciones; Cruz Roja; Interfresa, a través del Plan de Responsabilidad Ético, Laboral, Social y de Igualdad (Prelsi); y las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado para «garantizar la seguridad, la labor humanitaria y el óptimo desarrollo de la operativa de retorno de las temporeras desde el Puerto de Huelva».

Asimismo, en el acto de entrega de medallas también han estado presentes el director del Puerto de Huelva, Ignacio Álvarez-Ossorio, y el jefe de Explotación del Puerto de Huelva, Abelardo Budía.

De este modo, el Puerto de Huelva ha colaborado desde el año 2020 en distintas fases de la operativa de retorno de las temporeras marroquíes a su país, facilitando el embarque desde el puerto onubense y acogiendo el dispositivo de pruebas PCR Covid para regresar a su país.

El Campillo acoge la Mesa Provincial del Voluntariado de Protección Civil

Se ha hecho entrega de una placa de honor por los servicios prestados durante el coronavirus

La localidad de El Campillo ha acogido este pasado la Mesa Provincial del Voluntariado de Protección Civil de Huelva a los que han asistido los voluntarios de esta agrupación.

Durante el transcurso de la misma, se ha hecho entrega de una placa de honor por los servicios prestados por parte del voluntariado durante el estado de alarma establecido como consecuencia de esta pandemia.

Todos y cada uno de los voluntarios de Protección Civil han realizado un incansable esfuerzo para que la provincia de Huelva salga en las mejores condiciones de esta pandemia.

El Gobierno activa ayudas para los afectados por los incendios de Bonares y Lucena

Zonas afectadas gravemente como Emergencias de Protección Civil

La subdelegada del Gobierno en Huelva, Manuela Parralo, ha destacado que el acuerdo del Consejo de Ministros que este martes ha declarado a Bonares y Lucena del Puerto como zonas afectadas gravemente por emergencias de protección civil (Zaepc) por los «importantes» incendios forestales sufridos este verano, «demuestra el compromiso y la sensibilidad del Gobierno de España» con la provincia y ha destacado «la notable celeridad en su actuación».

Según ha indicado la Subdelegación en una nota de prensa, en todos los casos estos incendios «alcanzaron tal gravedad» que las administraciones competentes –las comunidades autónomas– «se vieron obligadas» a activar sus respectivos planes de protección en una situación operativa de entidad (niveles 1 o 2), tal y como establece el Plan Estatal General de Emergencias (Plegem) aprobado el pasado 15 de diciembre por el Gobierno para acceder a la declaración de Zaepc.

Cabe recordar que el incendio forestal declarado en Bonares el pasado 16 de agosto arrasó unas 30 hectáreas de superficie según las medidas del Plan Infoca y obligó al desalojo preventivo de 13 viviendas –unas 20 personas– próximas al fuego, cuyos moradores pudieron regresar después sus casas, una vez que el fuego se dio por estabilizado, momento en el que se comenzó con la evaluación de los daños causados por el fuego en las fincas.

Por su parte, el incendio de Lucena del Puerto de declaró el pasado 17 de agosto y afectó a unas 200 hectáreas, obligando además a desalojar una vivienda de las afueras del casco urbano de la localidad habitada por una sola persona. Este incendio, que tardó dos días en darse por extinguido, afectó a una zona «de alto valor ecológico», según indicó el propio alcalde, Manuel Mora.

De este modo, según ha indicado el Gobierno, en todos los casos se trata de emergencias de protección civil de grandes proporciones que han provocado daños personales, en infraestructuras y en bienes públicos y privados, así como daños en cultivos y explotaciones agropecuarias, polígonos industriales y otras instalaciones productivas.

Estos daños no han podido ser identificados y cuantificados «con la precisión necesaria» para determinar las ayudas destinadas a paliar tales perjuicios, por cuanto la fase de recuperación, iniciada inmediatamente después de la de intervención, no ha finalizado todavía.

Por ello, pese a no disponer de una estimación definitiva de los perjuicios ocasionados por estas catástrofes, el Gobierno ha valorado que la «magnitud» de sus efectos, «las medidas que ha sido necesario adoptar para paliar la grave perturbación de las condiciones de vida de la población» y conseguir el pleno restablecimiento de los servicios públicos esenciales «justifican» la intervención de la Administración General del Estado.

Esto, han subrayado «por solidaridad interterritorial» y para complementar las actuaciones que, «en ejercicio de sus competencias, tienen encomendadas las administraciones públicas territoriales».

El acuerdo del Consejo de Ministros se extiende a las zonas que, sin necesidad de disponer de una evaluación de daños y a la vista de la información disponible, «resulta manifiesto lo que han padecido» y los efectos de los incendios, «sin perjuicio de extenderla posteriormente a las zonas que hayan podido quedar excluidas», como se hizo en el caso de la borrasca Filomena.

Todas las ayudas disponibles en estas zonas declaradas como Zaepc están previstas y reguladas en el Real Decreto 307/2005, de 18 de marzo, por el que se determinan las subvenciones en atención a determinadas necesidades derivadas de situaciones de emergencia o de naturaleza catastrófica y se establece el procedimiento para su concesión.

La declaración como Zaepc permitirá que los afectados puedan beneficiarse de una serie de medidas y ayudas destinadas a paliar tanto daños personales (se han registrado 58 heridos leves, de ellos 22 intervinientes en las labores de extinción) como materiales en vivienda y enseres y en establecimientos industriales, mercantiles, agrarios, y de otros servicios.

La declaración también incluye ayudas a personas físicas o jurídicas que hayan realizado prestaciones personales y de bienes, así como a las corporaciones locales en sus labores de recuperación de las áreas devastadas por el fuego.

Así, desde el Gobierno han señalado que una vez que disponga de una memoria con la estimación de los daños producidos, que realizará en colaboración con el resto de administraciones autonómicas y locales competentes, este acuerdo podrá incorporar otras medidas complementarias a las adoptadas por las administraciones territoriales, a las que corresponde la competencia en materia de protección civil. Así, se estudiará la posible adopción de medidas fiscales relativas al IBI, IAE, IVA para compensar las perdidas ocasionadas.

Salvan la vida de un bañista que sufrió un infarto en La Antilla

Voluntarios de Protección Civil le practicaron la reanimación durante 45 minutos

Un bañista de 75 años de edad pudo ser rescatado del agua en La Antilla, este viernes, después de que sufriese un desvanecimiento.

Voluntarios de Protección Civil han salvado la vida de un bañista de 75 años de edad que sufrió un infarto mientras estaba en el agua lo que puso su vida en peligro de forma grave. Los miembros de protección civil llevaron a cabo labores de reanimación y después de 45 minutos de reanimación pudo ser trasladado a un hospital donde lo estabilizaron.

En concreto, los efectivos que cubren el dispositivo de seguridad en la playa de La Antilla acudieron a la línea de playa tras desvanecerse un hombre, vecino de Coria del Río, que acababa de entrar en el mar, y había sufrido una parada cardiorrespiratoria, según ha adelantado el diario digital Aion Sur.

De este modo, comenzaron con la reanimación, una labor a la que se sumaron más miembros del cuerpo y agentes de la Policía Local y Guardia Civil, hasta llegar un equipo del centro de salud de la playa onubense.

Las labores de soporte vital avanzado realizadas a pie de orilla por Protección Civil fueron vitales para que el hombre no falleciese, según las mismas fuentes.

La prensa de Huelva recibe la Medalla al Mérito de Protección civil por su labor frente al Covid

El teniente coronel de la Guardia Civil Manuel Cayuso y el subinspector de la Policía Nacional Lorenzo Romero también han sido condecorados

La Asociación de la Prensa de Huelva ha recibido la Medalla al Mérito de Protección Civil (en su versión de bronce con distintivo azul) en reconocimiento al trabajo de la prensa onubense durante la pandemia, trasladando una información veraz y eficaz, de vital importancia para la ciudadanía en estos decisivos momentos y siendo uno de los sectores que ha batallado en primera línea contra la enfermedad.

En un acto celebrado en el Salón Gótico del Real Alcázar de Sevilla, el presidente de la Asociación de la Prensa de Huelva, Juan F. Caballero, ha recibido la distinción en nombre de todos sus compañeros de la prensa onubense de la mano del ministro del Interior Fernando Grande-Marlaska quién resaltó personalmente la “importante labor del periodismo” para vencer al Covid19.

Además de la Asociación de la Prensa de Huelva, ha sido reconocido el trabajo del teniente coronel de la Guardia Civil, Manuel Cayuso, por su trabajo de coordinación y gestión durante el incendio de Almonaster del pasado verano y especialmente por el eficaz desalojo de más de 3.000 personas durante el voraz avance del fuego.

Del mismo modo, ha sido reconocida la labor del subinspector de Policía Nacional Lorenzo Romero, por idear un método para contactar con las personas sordas durante el estado de alarma lanzando mensajes a través de las redes sociales en lenguaje de signos para hacerles llegar las restricciones y precauciones que debían mantener durante los primeros meses de la pandemia.

El presidente de la Asociación de la Prensa, Juan F. Caballero, tras el emotivo acto con premiados de toda Andalucía, ha querido trasladar su felicitación a todos los compañeros de la prensa onubense: “La profesión periodística en la provincia de Huelva ha tenido una especial relevancia en el marco de la pandemia mundial llevando a cabo un papel de divulgación y transmisión de las medidas, normativas, recomendaciones y novedades científicas respecto a la Covid-19, una tarea que ha despertado el interés de la población que día a día utiliza los medios de comunicación como principal referente para informarse sobre las novedades de la pandemia”.

Además, ha asegurado, “el colectivo se ha visto muy expuesto al virus, especialmente en los primeros momentos de la pandemia, con muchas dificultades para encontrar mascarillas y material higiénico-sanitario en momentos de incertidumbre, pese a lo cual muchos de los compañeros, especialmente los fotoperiodistas y reporteros gráficos de televisión, que necesitan recoger las imágenes de los acontecimiento para trasladarlas a la ciudadanía, estuvieron en primera línea y en lugares de especial incidencia como residencias y hospitales.

Del mismo modo, Juan F. Caballero ha querido recordar que “no son pocos los periodistas y reporteros gráficos que se han visto afectados por el virus en la provincia y que han pasado por la enfermedad, llevándoles incluso a la hospitalización en algún caso”.

Por último, el presidente de la Asociación de la Prensa de Huelva, ha querido agradecer el compromiso de la Subdelegación del Gobierno en Huelva y especialmente de la subdelegada Manuela Parralo por haber tenido en consideración el papel de la prensa durante la crisis sanitaria, no solo por trasladar la candidatura a esta distinción sino también por haberla tenido en cuenta en el reparto inicial de mascarillas cuando estas escaseaban.

Calañas, con más de 70 positivos en Covid, activa a Protección Civil para cerrar el municipio

La tasa actual del municipio supera los 2.543 casos por 100.000 habitantes

El Ayuntamiento de Calañas ha activado este martes la agrupación de voluntarios de Protección Civil ante la crisis sanitaria provocada por el Covid-19, que ha supuesto que se decrete el cierre perimetral del municipio y de los servicios no esenciales, ya que cuenta con una tasa de 2.543,9 casos por cada 100.000 habitantes.

Así lo ha indicado el Consistorio en un comunicado publicado en sus redes sociales, y en el que indica que esto se hace al objeto de atender las demandas motivadas por la imposibilidad de desplazamiento de las familias afectadas por el Covid-19 y para contribuir a la contención del virus «ante la gravedad generalizada de la situación por los casos positivos de los últimos días en el municipio».

De este modo, en un vídeo publicado también en las redes sociales municipales, el alcalde, Mario Peña (PP) ha señalado que esta activación se produce este martes, mientras que desde Protección Civil han lanzado un mensaje de «tranquilidad» a la población, al tiempo que han pedido que sea «responsable». Asimismo, han informado de que la ayuda se va a filtrar a través de los Servicio Sociales del Ayuntamiento de Calañas.

El regidor ha subrayado que los casos van «decreciendo» en el municipio y ha recordado que a las 00,00 de este miércoles Calañas pasará al grado 2 de alerta, por lo que se cerrarán los establecimientos no esenciales, a la par que solicitado «calma y cautela» y «confianza» en que entre todos «unidos» acabarán con la situación actual.

Calañas, con una población de 2.791 habitantes, sumaba, a fecha de este pasado lunes 71 casos en 14 días, 53 de ellos en la última semana, de un total de 118 desde el inicio de la pandemia.

Las agrupaciones de Protección Civil de Riotinto y El Campillo se benefician de subvenciones de la Junta

La administración autonómica ha concedido 53.198,95 euros en ayudas a las Agrupaciones Locales de Voluntariado de Protección Civil de  toda la provincia de Huelva

La Consejería de la Presidencia, Administración Pública e Interior de la Junta de Andalucía, a través de la Delegación del Gobierno, ha concedido este año 2020 un total de 53.198,95 euros en dos líneas de ayudas a las Agrupaciones Locales de Voluntariado de Protección Civil en la provincia de Huelva. Esta cifra supone un incremento del 75,67 por ciento con respecto al importe del año pasado cuando se concedieron partidas por valor de 30.284,76 euros. Entre las beneficiadas se encuentran las agrupaciones de Protección Civil de Riotinto y El Campillo.

La subvención que han recibido estos dos municipios de la Cuenca Minera está destinada a sufragar gastos comunes como la suscripción y pago de las pólizas del seguro de accidentes, enfermedad y responsabilidad civil de las personas voluntarias, formación, la adquisición de uniformidad o la compra de material menor para la protección personal de los voluntarios. En las solicitudes presentadas la mayor parte de las agrupaciones han destinado esta primera línea a la renovación del vestuario y a la suscripción de pólizas de seguro de accidentes. El importe total concedido en esta línea ha ascendido a 30.485,1 euros y son once las agrupaciones que se han beneficiado de esta inyección económica.

La delegada del Gobierno andaluz en Huelva, Bella Verano, ha subrayado la apuesta de la Junta de Andalucía por el voluntariado de Protección Civil. “Durante los meses más duros de la pandemia del coronavirus los voluntarios de las agrupaciones locales han sido un eslabón fundamental para llegar a la ciudadanía en momentos deverdadera necesidad. Los hombres y mujeres que integran las agrupaciones de Protección Civil de Huelva han dado un gran ejemplo de solidaridad y entrega para con sus vecinos que merece todo el reconocimiento”, ha subrayado la delegada.

Bella Verano ha insistido en que “ante esta coyuntura, el Gobierno andaluz no ha podido más que responder con la misma generosidad y compromiso que lo han hecho los cientos de voluntarios que han estado al servicio de la ciudadanía. Esta ayuda será sin duda un acicate para mejorar los medios y recursos de la agrupaciones locales de voluntarios que en suma redundarán en un mejor servicio a la ciudadanía”.

El voluntariado en la pandemia

La provincia de Huelva cuenta con un total de 639 voluntarios de Protección Civil, hombres y mujeres que hacen de la ayuda a los demás una forma de vida que contribuye a mejorar la vida de sus vecinos y la seguridad de sus pueblos y ciudades. Estos se organizan en 25 Agrupaciones de Voluntariado (en toda Andalucía, son más de 7.300 voluntarios repartidos entre 327 agrupaciones).

“El compromiso de los voluntarios ha sido un auténtico orgullo estos meses tan difíciles con una media de 2.500 personas voluntarias de agrupaciones de Protección Civil colaborando en tareas de apoyo y ayuda para facilitar la vida de sus vecinos y multiplicar la capacidad operativa de la región”, ha indicado por su parte el viceconsejero de la Presidencia, Administración Pública en Interior de la Junta, Antonio Sanz.

El voluntariado de Protección Civil ha colaborado en la recogida y entrega de comida y menús en el marco del plan SYGA (Programa de Refuerzo de la Alimentación Infantil) de la Junta de Andalucía, así como con otras entidades como Cáritas o el Banco de Alimentos. Ha llevado a cabo tareas de asistencia social a personas mayores y enfermos, labores de asistencia social a ancianos, enfermos a los que han ayudado con sus mandados, recados a la farmacia o simplemente llamándoles a diario para escucharles, apoyarles en sus necesidades y haciéndoles sentir acompañados en momentos de incertidumbre.

El voluntariado ha estado allí donde se le ha necesitado: haciendo mascarillas, colaborando en las tareas de limpieza, fumigación y desinfección de calles y mobiliario urbano, así como informando a sus vecinos de las medidas de protección a adoptar, recordando la importancia de la distancia social y el uso de mascarillas en espacios públicos como parques o mercadillos, etc.