Cierra el centro de personas con discapacidad de Galaroza por el positivo de un usuario

La instalación gestionada por Paz y Bien suspende la atención presencial al quedar confinados todos los usuarios

Un usuario del Centro de Día para Personas con Discapacidad de Galaroza ha dado positivo por covid-19, lo que ha obligado al confinamiento durante 14 días de los usuarios y trabajadores que tuvieron contacto directo con la persona afectada y ha llevado al centro a suspender la atención presencial durante este periodo.

La directora del Múrtiga, como se llama este centro concertado que gestiona la Asociación Paz y Bien, Gloria González, ha explicado a TINTO NOTICIAS que la atención presencial ha quedado suspendida, si bien se mantiene la atención telemática que ya se llevaba a cabo anteriormente y que ahora se extiende a los cerca de 30 usuarios y usuarias que hasta ahora acudían al centro y ya no pueden hacerlo al estar en aislamiento forzoso.

Ante ello, según ha indicado la propia González, el centro solo se mantiene abierto para la referida atención telemática, para lo que solo pueden acudir al mismo los trabajadores y trabajadoras que no han tenido contacto directo con la persona afectada, quien, según ha podido saber este periódico, vive en Aracena y dio positivo el pasado viernes.

Asimismo, la directora del centro ha explicado que ya se les han practicado las pruebas del coronavirus a todos los empleados y empleadas del mismo y al resto de usuarios y usuarias de este recurso asistencial, tras lo que se les ha comunicado que todas han dado negativo.

Este centro de Galaroza tiene una doble función: la de centro de día para personas con discapacidad y la de centro de día con terapia ocupacional para personas con discapacidad. Ambas se llevan a cabo en instalaciones distintas, pero comparten los mismos recursos, motivo por el que el cierre de la atención presencial se ha llevado a cabo en las dos, tal y como ha detallado la propia directora.

Aspromin llevará a las personas con discapacidad al Festival de Cine de Huelva

Ambas entidades firman un acuerdo en apoyo a la inclusión social del colectivo

El Festival de Cine de Huelva y la Asociación Protectora de Personas con Discapacidad Intelectual de la Cuenca Minera (Aspromin) han firmado un convenio de colaboración a través del cual se establecerán fórmulas conjuntas para potenciar y facilitar la asistencia de personas con discapacidad a las películas exhibidas durante la 45 edición del certamen onubense, que se celebra del 15 al 22 de noviembre, con el fin de contribuir a la inclusión de la sociedad.

Así lo han ratificado el director del Festival, Manuel H. Martín, y el presidente de Aspromin, Matías Rodríguez Sánchez, en el acto de firma del convenio, que también ha contado con la asistencia del gerente de Aspromin, José Manuel Moreno. A través de este acuerdo, el certamen onubense se compromete a crear una línea de colaboración social con Aspromin con la finalidad de desarrollar actividades destinadas a proyectos a favor de las personas con discapacidad o trastornos en el desarrollo.

Para el seguimiento de este acuerdo, además, se constituirá una Comisión de Seguimiento que vele por el desarrollo de los compromisos que se establecen en el convenio ratificado.

De esta manera, el Festival de Cine Iberoamericano de Huelva se convierte en un espacio aún más abierto a todos en su línea de apoyar iniciativas de carácter cultural y social, como sucede en esta ocasión con esta asociación sin ánimo de lucro que lleva trabajando desde 1967 y que tiene su sede en El Campillo.

Aspromín renueva sus plazas concertadas para 88 personas con discapacidad

La Junta y la asociación firman un acuerdo para las residencias y centro de terapia ocupacional de El Campillo 

La Consejería de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación de la Junta de Andalucía, a través de la Agencia de Servicios Sociales y Dependencia, ha renovado su concierto de plazas de residencia y terapia ocupacional con la Asociación Protectora de Personas con Discapacidad de la Cuenca Minera (Aspromín), de las que seguirán beneficiándose un total de 88 personas.

En concreto, a través de este acuerdo, que ha sido firmado por el presidente de Aspromín, Matías Rodríguez, se mantienen las 75 plazas concertadas de residencia con las que la asociación cuenta en sus diferentes centros de El Campillo, de las que 28 son para la residencia de personas gravemente afectadas, 27 para la residencia de adultos y 20 para la residencia de personas con problemas de conducta.

Asimismo, los 27 beneficiarios de las plazas concertadas en la residencia de adultos también tendrán plazas concertadas en el centro de terapia ocupacional, para el que también se mantiene el concierto de otras 13 plazas, de modo que los conciertos benefician a un total de 88 personas con discapacidad, tal y como ha explicado a TINTO NOTICIAS -El Periódico de la Cuenca Minera de Riotinto- el gerente de Aspromin, José Manuel Moreno Mateo.

En total, la Junta ha firmado este tipo de acuerdos con 14 entidades de titularidad privada de la provincia de Huelva, con los que se han formalizado un total de 816 plazas para la atención a personas con discapacidad a través del concierto social, tal y como han explicado desde la propia administración autonómica, que ha detallado que, de esas plazas, 444 son de residencias, 74 de centros de día y 298 de terapia ocupacional.

La red de centros de la Junta de Andalucía para la atención de personas con discapacidad en situación de dependencia en la provincia está formada por un total de 935 plazas, entre las que se encuentran las 816 plazas contempladas en el concierto social con centros de titularidad privada. El resto son plazas en centros de titularidad pública (diputaciones, ayuntamientos,…) y en los centros propios de la Junta de Andalucía.

El acto de firma de los documentos relativos al concierto social ha estado presidido por la delegada del Gobierno andaluz en Huelva, Bella Verano, y la delegada territorial de Educación, Deporte, Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación, Estela Villalba Valdayo.

Para distribuir estas plazas por tipología y provincia se ha tenido en cuenta el Mapa de Servicios Sociales de Andalucía, así como una serie de criterios como la ratio de cobertura en las distintas áreas del territorio, la disponibilidad actual de recursos y la demanda de personas que requieren atención residencial en cada provincia. Todo ello de acuerdo con las prioridades consensuadas en las reuniones con las entidades representativas del sector, según han destacado desde la Junta.

Ventajas de la figura del concierto social

La administración andaluza ha subrayado que el concierto social es una nueva figura administrativa especial, «de mayor flexibilidad y garantía de calidad», pues «se basa en la libre elección de la persona usuaria y garantiza la continuidad asistencial de las personas que estén actualmente ocupando las plazas, manteniendo la vinculación afectiva y terapéutica», han añadido.

«El objetivo es mantener a las personas en su propio entorno y con los mismos referentes personales y profesionales, con el fin de garantizar la seguridad emocional que necesitan las personas que viven en residencias o asisten a centros de día», han concluido desde la Junta.