Ignacio Caraballo se despide este viernes del pleno de Diputación tras su dimisión

También ha decidido retirarse de su papel como secretario general del PSOE de Huelva

El pleno de la Diputación Provincial de Huelva, el cual se celebrará de manera telemática debido a las restricciones derivadas por la situación de la pandemia, da cuenta este viernes de la renuncia de Ignacio Caraballo a la presidencia de la institución, entre otros asuntos.

Caraballo registró la pasada semana el escrito comunicando su dimisión a la presidencia de la Diputación, así como un día después presentó su renuncia como secretario general del PSOE onubense. Por su parte, el pasado jueves comunicó su dimisión como presidente de la Diputación por «motivos personales» y como «un ejercicio de responsabilidad» ante la institución que representaba, debido a «la campaña de acoso constante» a la que ha sido sometido en los últimos meses.

De este modo, ahora está pendiente el nombramiento de una gestora que se ponga al frente del proceso para la designación del nuevo presidente o presidenta de la Diputación, así como el relativo a la secretaría general del PSOE onubense conlleva otros pasos. En concreto, los nombres de María Eugenia Limón y Ezequiel Ruiz están en la terna de posibles sustitutos pero la propuesta debe ser elevada a nivel regional y federal, que es finalmente quien decide.

Así, este pleno será presidido por la vicepresidenta primera María Eugenia Limón, y una vez sea ratificada la renuncia de Caraballo, el proceso contempla diez días para que se convoque un pleno extraordinario donde se vote la nueva presidencia de la Diputación.

Otras mociones

Por su parte, el grupo socialista en la Diputación de Huelva presenta al pleno de la institución provincial una moción instando a la Junta de Andalucía a poner en marcha medidas para mantener el servicio de ayuda a domicilio, así como para mejorarlo.

Los socialistas también llevan al pleno una segunda iniciativa para que el Gobierno andaluz incremente las partidas destinadas a las entidades locales correspondientes a la Participación en los Tributos de la Comunidad Autónoma (Patrica).

En cuanto a la primera moción, el grupo socialista asegura que Andalucía es la comunidad autónoma donde más personas perciben esta ayuda. En julio de 2020, 90.267 personas tienen reconocido este derecho como programa individual de atención y supone el 37 por ciento de las prestaciones reconocidas en toda España.

Por eso, han pedido «garantizar la total y completa financiación del Servicio de Ayuda a Domicilio por parte de la Administración andaluza a las personas que lo tengan reconocido y cuyo coste por hora se eleve de los 13 euros actuales a 16 a partir del 1 de enero de 2021 y 18 euros en 2023.

Igualmente, piden impulsar la gestión de este servicio mediante el concierto social, garantizar la mejora de las condiciones laborales y retributivas de las personas trabajadoras de dicho servicio, no limitar a diez horas al mes la ayuda de las personas en Grado 1, incrementándolas automáticamente hasta 20 horas, sin necesidad de solicitud para las personas ya atendidas.

También se solicita poner en marcha un grupo de trabajo, con la participación de las centrales sindicales y empresariales del sector de la dependencia, y la Federación andaluza de Municipios y provincias, para la evaluación del Servicio de Ayuda a Domicilio en Andalucía, analizando, entre otras cuestiones, la creación, estabilidad y calidad en el empleo, evaluar la profesionalidad y formación, las condiciones de seguridad y salud laboral y las actuaciones de inspección del servicio que consideren necesarias en la gestión del servicio.

En la moción se insta a la Junta de Andalucía para que en los Presupuestos del próximo año lleve a cabo un refuerzo de recursos humanos y de medios materiales, así como a no privatizar la tramitación de las solicitudes de Dependencia y a no reducir la calidad e intensidad de las prestaciones que se conceden en Andalucía. También se insta al Gobierno de España a recuperar la financiación del Sistema Andaluz de Dependencia, en los términos previstos inicialmente en la Ley (50/50), reducidos por el Gobierno del PP.

En la segunda de las mociones que presenta el grupo socialista, se insta al Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía a actuar desde la lealtad institucional y compartir los tributos de la Comunidad Autónoma con las corporaciones locales, para que en los presupuestos de 2021 se incrementen las partidas destinadas a las entidades locales correspondientes a la Participación en los Tributos de la Comunidad Autónoma (Patrica).

Según recoge la iniciativa, en los presupuestos de 2018, aprobados por el PSOE y Ciudadanos, la cantidad de recursos destinados a las Entidades Locales de Huelva a través de la Patrica fue de 34,4 millones de euros, mientras que dos años después, en los presupuestos de 2020, esta partida ha sido de 35 millones de euros. Es decir, después de dos presupuestos, el incremento de la Patrica ha sido del 1,8 por ciento, «no cumpliendo con las exigencias que en oposición reclamaban a la presidenta de la Junta de Andalucía y que a día de hoy alcanzan los 43,5 millones de euros de deuda a los ayuntamientos de la provincia de Huelva».

Por eso, los socialistas exigen en la moción que el Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía introduzca una partida en el presupuesto de 2021 que resarza a cada uno de los municipios de la provincia de Huelva de los fondos no percibidos de la Patrica.

De otro lado, el Grupo Popular defenderá una iniciativa para instar al Gobierno a declarar exentas las mascarillas en lo referente al impuesto sobre valor añadido y una segunda relativa a reforzar la
independencia judicial.

Además, el Grupo Ciudadanos defenderá una moción para la adopción de medidas urgentes ante las graves carencias de infraestructuras de la provincia de Huelva, y otra para ceder a los ayuntamientos que lo requieran las fincas forestales de Diputación adquiridas en 2005 al ICO.

Por su parte, el Grupo Adelante lleva una propuesta para el impulso de una Estrategia andaluza por la recuperación del ferrocarril y otra al objeto de impulsar un proceso extraordinario de regularización de la población migrante.

La Junta debe a los ayuntamientos de la Cuenca 3,2 millones de euros, según IU

Izquierda Unida pone en marcha una campaña para exigir al Gobierno andaluz que pague su deuda contraída por la Patrica

Izquierda Unida pondrá en marcha una nueva campaña en los ayuntamientos y en la Diputación de Huelva para exigir a la Junta de Andalucía que pague a los ayuntamientos onubenses el dinero que les debe desde hace 10 años por la Ley de Participación en los Tributos de la Comunidad Autónoma (Patrica), una cantidad que, según las cifras aportadas por la organización, asciende a un total de 62,23 millones de euros, de los que 3,2 millones corresponderían a los siete municipios de la Cuenca Minera de Riotinto.

El ayuntamiento de la comarca al que más dinero se le debe sería, según los datos aportados por IU, el de Minas de Riotinto, al que se le adeudaría un total de 703.090.38 euros. Le siguen, por este orden, Nerva (654.252,06 euros), Zalamea la Real (629.155,91 euros), El Campillo (445.874,90 euros), Campofrío (285.318,61), La Granada de Riotinto (249.387,18) y Berrocal (233.385,89 euros).

Esa es la deuda global acumulada que la Junta tiene con estos ayuntamientos desde que se puso en marcha la Ley de la Patrica hace 10 años, tal y como se recoge en los datos facilitados por Izquierda Unida, que también aporta la deuda contraída solo desde 2019, que asciende, para el conjunto de los siete ayuntamientos de la Cuenca Minera, a un total de 757.376,47 euros.

A través de la citada campaña, desde IU reclaman que los actuales presupuestos de la Junta de Andalucía incluyan las cantidades que les debe a los municipios onubenses y un plan cuatrienal para pagar la deuda total que se acumula desde hace diez años.

El coordinador provincial de Izquierda Unida en Huelva, Rafael Sánchez Rufo, denuncia que «la Junta de Andalucía suma y sigue con la enorme deuda que mantiene con los municipios onubenses», a los que, asegura, les debe un total de 62.228.256 euros por no haber satisfecho lo que tiene que pagarles por la Patrica, una ley que emana del Estatuto de Autonomía y que fue aprobada en 2010 con la finalidad de que los ayuntamientos andaluces dispusieran de fondos propios para la financiación incondicionada de sus actividades y proyectos, según lo que les corresponde legalmente de la fiscalidad que ejerce la Junta de Andalucía.

Según Izquierda Unida, esta deuda asciende actualmente a 870 millones para todos los municipios andaluces, ya que «ni los gobiernos del PSOE ni el del PP y Ciudadanos han cumplido con la Ley», añade. En este sentido, Sánchez Rufo lamenta que el actual gobierno andaluz del PP y Ciudadanos “haya demostrado que lo suyo es sólo predicar y no dar trigo, ya que cuando estaban en la oposición reclamaban el pago de la deuda de la Patrica y ahora siguen incumpliendo con todos los municipios que necesitan estos fondos”, ha agregado, tras lo que ha señalado que “el gobierno de derechas de la Junta de Andalucía, al dedicarse a aplicar rebajas fiscales para las rentas más altas, perjudica directamente a la población andaluz por no cumplir con el pago de la deuda que tiene con los municipios».

El coordinador provincial de IU Huelva explica que los recursos correspondientes a la Patrica servirían para que los ayuntamientos puedan invertir en la creación de empleo, en la defensa del medio rural y en el mantenimiento y mejora de sus servicios públicos, que “son necesidades cada vez más urgentes para la población”, ha indicado.

Para exigir el pago de estas cantidades, Sánchez Rufo ha anunciado «una campaña de iniciativas que vamos a defender en la Diputación Provincial y en los ayuntamientos con presencia de IU-Adelante Huelva, con la que queremos que el gobierno andaluz realice todas la modificaciones presupuestarias, correspondientes a las cuentas de 2020, para dotarlos con lo que tienen que ingresar los municipios andaluces”.

Además, IU pide que la Junta de Andalucía establezca un plan de pagos a cuatro años para completar el total de lo que debe «por no haber cumplido con el pago de los fondos de la Patrica prácticamente desde el origen de esta Ley».

Los ayuntamientos de la Cuenca reciben casi 450.000 euros por la Patrica

La Consejería de Hacienda y Administración Pública de la Junta de Andalucía transfirió este martes 27 de marzo un total de 437.922 euros al conjunto de los siete ayuntamientos de la Cuenca Minera de Riotinto con cargo al primer tramo de la Patrica, el fondo de participación de las entidades locales en los tributos de la comunidad autónoma.

La citada cantidad ha sido distribuida mediante una fórmula objetiva que pondera población, dispersión geográfica, superficie urbana y capacidad fiscal, de modo que el ayuntamiento más beneficiado de la comarca ha sido el de Minas de Riotinto, que ha recibido 96.325,09 euros, seguido de Nerva (89.910,98), Zalamea la Real (86.411,69), El Campillo (60.862,50), Campofrío (39.535,77), La Granada de Riotinto (32.566,25) y Berrocal (32.310,38).

Con estos fondos, Andalucía garantiza a los ayuntamientos una participación en los ingresos autonómicos como fuente de financiación directa no condicionada, lo que permite a las corporaciones locales establecer sus propias prioridades de gasto en el ejercicio de su autonomía municipal. 

La transferencia realizada este martes al conjunto a los ayuntamientos de la provincia de Huelva asciende a 8,6 millones de euros, una cuarta parte de los 34,4 millones que recibirán, con cargo a la Patrica, a lo largo de todo el año 2018, distribuidos en cuatro pagos trimestrales.

En el conjunto de Andalucía, la dotación global del fondo para 2018 es de 480 millones de euros, una cuantía que «se mantiene inalterable a pesar de las exigencias de consolidación fiscal impuestas por el Gobierno central», según destacan desde la Administración andaluza. Desde 2008, la financiación incondicionada de la Junta a las corporaciones locales de la comunidad autónoma suma 4.265 millones de euros.