El CD Alongarvi fomenta la inclusión del alumnado con discapacidad

El club deportivo de El Campillo reúne a alumnado, madres y padres, voluntariado y monitores en el Parque de Los Cipreses

El Club Deportivo Alongarvi de El Campillo ha puesto en marcha un proyecto de actividades inclusivas en la naturaleza, una iniciativa que tiene como objetivo fomentar la participación de alumnos y alumnas con discapacidad en el deporte para evitar la exclusión en la actividad física.

Una de las actividades desarrolladas en el marco de este programa ha tenido lugar recientemente en el Parque Municipal Los Cipreses de la localidad, a donde acudieron alumnos y alumnas, madres y padres, voluntariado y monitores y monitoras de Aspromin, quienes pudieron estrechar sus relaciones, valorar el medio ambiente que les rodea y compartir conocimientos.

Así lo han destacado desde el propio CD Alongarvi, que ha puesto en marcha este programa con el patrocinio de la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía y la colaboración de Aspromin, el CEIP La Rábida de El Campillo y el Ayuntamiento del municipio.

Tal y como han detallado desde el club, la jornada comenzó con juegos matinales ubicados en cinco lugares del parque y basados en «centros de interés» sociodeportivos (juegos tradicionales, juegos motrices, juegos predeportivos, juegos cooperativos y juegos deportivos).

Todos los juegos sirvieron para «potenciar la actividad física, pero entendida lúdicamente: para divertir y recrear a los participantes», han proseguido desde el CD Alongarvi, que también ha puesto el acento en los «logros secundarios que comportan las actividades», como «el esfuerzo, la sociabilidad, la autonomía personal, la cooperación, etcétera».

El proyecto ofrece al alumnado con discapacidad la oportunidad de acceder a «programas y actividades que respondan a las necesidades y ambiciones de todos, evitando la exclusión de la actividad física», han concluido.

Los ‘Pájaros de la Cañada’ renacen para mostrar la belleza natural de Doñana

La Fundación Caja Rural del Sur y el Ayuntamiento de Moguer reeditan la obra de Francisco Garfias, el único escritor onubense distinguido con el Premio Nacional de Literatura

El Centro Cultural ‘José Luis García Palacios’ acogió este martes la presentación de libro ‘Pájaros de la Cañada’, del autor moguereño Francisco Garfias, que ha sido reeditado de manera conjunta por la Fundación Caja Rural del Sur y el Ayuntamiento de Moguer. El único Premio Nacional de Literatura de la provincia dedica este libro de poemas a la flora y fauna del entorno de Doñana, que es un homenaje a la naturaleza de la provincia.

Emilio Ponce, como director de la Fundación Caja Rural del Sur, indico en su intervención que poder acercar la obra al público más pequeño había sido el gran acicate para decidirse a patrocinar esta reedición. «Lo primero que nos motivó fue dar a conocer a las nuevas generaciones la figura de Garfias; lo segundo, mostrar el patrimonio cultural de la provincia de Huelva; y lo tercero, contribuir al respeto de la naturaleza”.

Por su parte, el alcalde de Moguer, Gustavo Cuéllar, alabó la disposición anímica de Emilio Ponce y de la Fundación «por dar a conocer la cultura de Huelva». Aludió a Miguel Ollero, creador de la portada, y destacó que «gracias a Curro Garfias conocimos la poesía y la literatura de una forma distinta y también conocimos a Juan Ramón Jiménez de otra manera». Además, puso de relieve que el pueblo de Moguer está especializado en la cultura.

Finalmente fue el turno de palabra del albacea del Legado Garfias, Francisco López, quien hizo un semblante del autor recordando que fue él quien puso en valor la obra de Juan Ramón Jiménez que por entonces no estaba muy bien vista.

También habló Miguel Ollero, quien insistió en que la gran labor que hay que hacer es que Garfias esté en el lugar que le corresponde.

Tras la presentación se proyectó el documental ´El Buen Poeta´, que acerca la trayectoria vital y profesional de Francisco Garfias, único literato onubense que ostenta el galardón del Premio Nacional de Literatura.

La obra contiene ilustraciones de María Jesús Leza y la portada, obra de Miguel Ollero, se complementa con los textos con los que Garfias describe “la belleza y singularidad de las plantas y animales, especialmente los pájaros, que habitaron sus sueños de infancia y adolescencia”.

Las poblaciones afectadas por el incendio de Almonaster piden a la Junta el apoyo prometivo

Llevan a cabo una plantación reivindicativa en Cueva de la Mora

Poblaciones afectadas por el grave incendio de Almonaster la Real han reivindicado este sábado el prometido apoyo de la Junta de Andalucía para la recuperación de la zona, para lo que han llevado a cabo una plantación reivindicativa de árboles en la aldea de Cueva de la Mora.

Convocada por asociaciones vecinales y distintos colectivos ecologistas y sindicales de la provincia de Huelva y la comarca de la Sierra, la acción reivindicativa ha contado con la participación de cerca de doscientas personas, que han sembrado unas 5000 bellotas (15 kilos) y plantado 500 árboles autóctonos.

Los colectivos convocantes han denunciado que, desde septiembre de 2020 que tuvo lugar el gran incendio forestal, el Gobierno andaluz tiene en marcha comités para tomar decisiones con los grandes propietarios, que ya tienen aprobados planes de restauración forestal, «pero los habitantes de las áreas rurales no han recibido las medidas de apoyo prometidas por la Junta para recuperar su entorno y sus pérdidas», lamentan.

Asimismo, han criticado la situación de «absoluto abandono por parte de las administraciones que sufre la población local tras el terrible incendio sufrido en 2020», que provocó que numerosos huertos familiares y una masa arbolada «imprescindible en el duro paisaje minero que circunda esta zona rural» fueran completamente arrasados durante el incendio.

«Las distintas administraciones prometieron recuperar los elementos básicos del paisaje y la forma de vida local para garantizar el bienestar de las poblaciones afectadas y que pudieran recuperar su entorno habitual, pero ninguna ayuda ha llegado a las personas afectadas», han proseguido.

Para finalizar la jornada, habitantes de la zona han leído un manifiesto en el que han recordado sus reivindicaciones:

  1. No han llegado ayudas de ningún tipo a los vecinos y vecinas que han sufrido el incendio en primera persona, perdiendo pertenencias propias.
  2. No se han construido las prometidas pantallas verdes para estas poblaciones que han perdido su entorno paisajístico, dejándolas expuestas al degradado paisaje minero
  3. No se ha apostado por la recuperación del monte mediterráneo y sus productos naturales
  4. No se han recuperados los caminos públicos
  5. No se han recuperado las vías pecuarias
  6. No se han recuperado las riberas y sus bosques de vegetación riparia autóctona

Las poblaciones rurales afectadas manifiestan que no se apuesta por la recuperación de su normalidad y su desarrollo económico sostenible, basado en recursos endógenos. «Por el contrario, solo se ha favorecido a los grandes propietarios de monte para poner de nuevo en cultivo sus fincas forestales y a los intereses sectoriales, como la actividad extractiva minera cortoplacista, que degradan aún más el paisaje e hipotecan el futuro del territorio y de sus habitantes», han denunciado.

«Y, para más inri, sobre las 3.000 hectáreas de montes públicos de Almonaster la Real donde había eucaliptos abandonados que quedaron calcinados, la administración no contempla recuperar la zona con encinas y alcornoques, especies autóctonas muy productivas, que en toda la provincia está sufriendo una importante regresión como consecuencia de la seca», han lamentado.

Por último, han explicado que «solo varios colectivos cercanos están colaborando en la recuperación de las poblaciones afectadas, mediante la organización de jornadas e iniciativas como la de hoy, o la de la onubense Marta Vázquez, que está recorriendo la Costa Mediterránea en bicicleta para recoger fondos».

Las organizaciones convocantes de esta acción reivindicativa han sido la Asociación de Vecinos Aldeas Unidas (Almonaster la Real), la Asociación Alto Alcornocosa (La Zarza Perrunal), la Asociación Los Pies en la Tierra (Sierra de Huelva), Ecologistas en Acción-Huelva, Huelva Te Mira y CGT-Huelva.

Una fotografía de Riotinto entre las finalistas de un prestigioso festival en Moscú

La imagen tomada por el fotógrafo Sergio Tapia se ha alzado con el tercer puesto del premio en la categoría de Arte y Naturaleza

Una fotografía realizada en Riotinto que muestra el rojizo paisaje del Río Tinto a su paso por la localidad ha obtenido el tercer puesto en el prestigioso certamen de fotografía ‘Golden Turtle’ que se celebra en Moscú desde el 20 de noviembre hasta el 13 de noviembre.

El Festival Internacional The Golden Turtle es el evento cultural y ecológico más grande de Rusia, en el que ensalzan la belleza de la vida salvaje y que incluye concursos, exposiciones, proyectos ambientales, masterclass etc… todo enfocado en el mundo de la fotografía.

Este concurso creativo reúne autores de todo el mundo, que presentan sus trabajos en varias categorías. Las fotografías ganadoras del concurso se exhiben durante el Festival de Moscú y en exposiciones regionales durante la gira por toda Rusia.

Sergio Tapia es un fotógrafo sevillano habitual de los concursos de fotografía especializados en naturaleza y que ha escogido los paisajes del Río Tinto en numerosas ocasiones para realizar sus composiciones.

Convocan una siembra por las pérdidas «nunca reparadas» del incendio de Berrocal

La actividad contará con charlas de Juan Romero y Horacio Perea, de Ecologistas en Acción y la Asociación Matilde, entidades organizadoras junto a Sentido Natural y la Convivencia Rural del municipio

Todos los amantes de la naturaleza tienen una cita el próximo sábado, 9 de febrero, en la Ribera del Gallego, situada en la carretera entre Berrocal y El Madroño, aproximadamente en el kilómetro número cinco de la vía.

Se trata de una plantación y siembra enmarcada en la campaña ‘Una andaluza, un árbol’ que cada año organiza Ecologistas en Acción y a la que este año también se han sumado organizaciones como Convivencia Rural de Berrocal, Asociación Matilde y Sentido Natural.

Con ello se pretende dar un «toque de atención sobre las pérdidas nunca reparadas en la zona afectada por el incendio de Berrocal en 2004», destacan desde Ecologistas en Acción.

Además de la siembra y plantación, la actividad incluye dos pequeñas charlas durante la realización de un sendero, una de ellas a cargo de Juan Romero, de Ecologistas en Acción-Huelva, titulada ‘Mina versus monte mediterráneo, lo que se avecina’, y otra a cargo de Horacio Perea, de la Asociación Matilde, titulada ‘Interpretación geobotánica del entorno del Gallego’.

Tras estas actividades, el evento se trasladará a la Plaza de Andalucía de Berrocal, donde los asistentes podrán degustar paella y garbanzos vegetarianos y aportar un donativo simbólico.

Los interesados en participar están citados a las 10.30 horas del próximo sábado, 9 de febrero, en el puente sobre la ribera de Berrocal.