Convocan una manifestación en El Campillo en defensa de los más de mil empleos de Organic Citrus

Los trabajadores denuncian que la antigua Riotinto Fruit continúa derivando a Valencia parte de las naranjas cultivadas en la localidad campillera

La empresa productora de cítricos Organic Citrus, más conocida por su nombre anterior, Riotinto Fruit, continúa derivando parte de su producción de naranja ecológica cultivada en El Campillo a un centro de Valencia, lo que ha terminado con la paciencia de los trabajadores y trabajadoras de esta compañía asentada en esta referida localidad de la Cuenca Minera onubense desde hace más de 20 años.

Unos dos meses y medio después de que el Comité de Empresa denunciara esta situación, la realidad sigue siendo la misma, según han comunicado desde la Federación de Industria, Construcción y Agro (FICA) de UGT Huelva, por lo que los representantes de la plantilla han acordado emprender un periodo de movilizaciones que comenzará el próximo domingo, 6 de febrero, con una manifestación en El Campillo.

Tal y como ya informó TINTO NOTICIAS -El periódico de la Cuenca Minera de Riotinto-, la dirección de la empresa comunicó, a finales de noviembre de 2021, que esa medida era meramente «transitoria» y solo obedecía a «dar puntualmente clientes a la nave de Valencia», lo que ya entonces fue «cuestionado» por el Comité, que mostró su «disconformidad» con los datos aportados por la empresa.

Ahora, dos meses y medio después, el Comité tiene claro que lo que está sucediendo es «todo lo contrario» de lo que entonces defendió la compañía, lo que ha generado «una pérdida de confianza hacia la dirección de la empresa y nos reafirma en lo acertado de nuestro análisis de la perjudicial estrategia empresarial para las trabajadoras y trabajadores del centro de El Campillo», han comunicado este miércoles desde FICA UGT Huelva.

Los representantes de los trabajadores dan por constatado lo que ya temían en noviembre pasado, que la derivación de naranjas cultivadas en la localidad campillera un centro de Valencia no obedecía a una medida transitoria, sino a una «estrategia de deslocalización de la actividad que repercute muy negativamente en las perspectivas de futuro del empleo comarcal».

Es por ello que el Comité ha decidido emprender movilizaciones, con lo que cumple la amenaza que ya lanzó hace dos meses y medio, cuando aseguró que convocarían actos de protesta si no se producía una rectificación por parte de la compañía. Además, la decisión ha sido adoptada tras su «infructuosa» gestión ante la dirección de la empresa, que «se ha negado a recibirlos», ha asegurado el secretario general de UGT FICA Huelva, Luciano Gómez, en un comunicado dirigido a la plantilla de la empresa.

El objetivo de las movilizaciones es «reivindicar que la carga de trabajo no se deslocalice hacia el centro de valencia», ya que ello está provocando una pérdida de empleo y de peonadas que a su vez «se traduce en un daño económico importante para las familias de la zona», al tiempo que «se pone en peligro la propia continuidad del empleo en el centro de Huelva, agravándose aún más el perjuicio para la plantilla y añadiéndose al desastre económico el daño laboral y social», destaca Gómez.

Las movilizaciones comienzan este próximo domingo 6 de febrero con una manifestación que partirá a las 11.00 horas desde el edificio multifuncional Laura Luelmo y finalizará en la explanada de la empresa, tal y como han anunciado desde el Comité, que sale con ello en defensa de los puestos de trabajo y de que «la manipulación de la fruta se realice en nuestra comarca».

«Exigimos a la empresa que cambie su estrategia y apueste por el centro de Huelva, dando lugar al diálogo constructivo para conseguir alcanzar un acuerdo que garantice la producción y el empleo de los cerca de 1.100 trabajadores y trabajadoras directos que componen la plantilla directa de Organic Citrus, tanto del campo como el del almacén», concluye Luciano Gómez.

Atrapan a cinco personas en la N-435 tras el robo de mil kilos de naranjas en la Riotinto Fruit

Agentes de la Guardia Civil de Huelva y de la Policía Local de Valverde del Camino han interceptado dos vehículos en la carretera nacional 435 y han detenido a cinco personas tras robar unos mil kilogramos de naranjas de la empresa Riotinto Fruit, ubicada en El Campillo.

Así lo han comunicado fuentes de la policía local valverdeña, que aseguran que la operación se puso en marcha después de que la Guardia Civil recibiera un aviso de un posible robo de naranjas y de que los sospechosos circulaban por la N-435 en dirección a Huelva.

Los agentes policiales de Valverde tuvieron conocimiento del caso tras observar a un vehículo de la Benemérita circulando con prioritarios activados por la localidad, por lo que prestaron apoyo a los efectivos de la Guardia Civil para interceptar a los vehículos, que fueron finalmente alcanzados por las dos patrullasen el kilómetro 186 de la citada carretera.

En ese momento, según las mismas fuentes, los detenidos son trasladados al Cuartel de la Guardia Civil de Valverde, donde se instruyen diligencias contra cinco personas por un presunto delito de hurto.

Posteriormente, los dos vehículos interceptados fueron escoltados hasta la localidad de El Campillo para el pesaje y devolución de las naranjas a la empresa propietaria.

Roban más de 2.000 kilos de naranjas en una finca de Zalamea

La Guardia Civil ha instruido diligencias a 10 personas en calidad de investigados por su presunta implicación en un hurto de frutos del campo cometido en una finca de Zalamea la Real.

Según informan desde la Benemérita, los hechos se produjeron sobre las 18.55 horas del pasado 15 de marzo, cuando la patrulla del Puesto de Zalamea la Real, que se encontraba prestando servicio de Seguridad Ciudadana, recibió aviso de la Central Operativa de Servicios 062 para que se dirigiera a una finca, ya que su vigilante de seguridad había detectado la presencia diversos vehículos y personas ajenos a la misma.

Una vez en el lugar, el vigilante comentó a los agentes que en el interior de la finca había cuatro vehículos y unas nueve o diez personas sustrayendo naranjas.

En ese mismo momento, desde la Central 062 se estableció un dispositivo operativo compuesto por tres patrullas al objeto de localizar a los presuntos autores.

Como resultado de dicho dispositivo, los agentes sorprendieron a estas personas saliendo de la finca por un camino de tierra, tras lo que comprobaron la fuerza que había 10 personas repartidas en cuatro vehículos (tres turismos y una furgoneta) portando gran cantidad de naranjas y los útiles para su recolección.

Asimismo, se procedió al transporte de las naranjas hacia la nave central de la empresa para su pesaje y valoración, arrojando un peso total de 2.195,5 kilogramos.

Una vez realizada esta gestión, se trasladó a los implicados a dependencias oficiales del Puesto de Zalamea la Real para la instrucción de las correspondientes diligencias.