La Universidad de Huelva sienta las bases para acabar con los vehículos a pie de playa

La UHU culmina un proyecto de investigación para promover una movilidad sostenible en la costa onubense y del Algarve

La Universidad de Huelva (UHU) ha culminado un proyecto de investigación para evitar que la ciudadanía llegue en vehículos convencionales hasta pie de playa, una iniciativa a aplicar en la costa de la provincia onubense y del Algarve portugués y que tiene como objetivo “promover una movilidad sostenible” en estas dos zonas de España y Portugal.

Así lo ha comunicado el director del proyecto y catedrático de Ingeniería, Sistemas y Automática de la UHU, José Manuel Andújar, que ha destacado que el proyecto, denominado ‘Transporte Turístico Urbano Eléctrico Sostenible (T2UES)’, ya está finalizado y en manos de la Administración pública, que debe ser la encargada promover su puesta en práctica en estas dos zonas costeras.

El proyecto, financiado por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (Interreg) y desarrollado desde el Centro de Investigación en Tecnología, Energía y Sostenibilidad (CITES), ha consistido en el diseño de vehículos eléctricos ligeros y especiales para ir a la playa, incluso con sombrillas incorporadas, así como de una red de recarga con energía renovable, tal y como ha detallado el propio Andújar.

El director del T2UES ha explicado que llegar hasta pie de playa en vehículos convencionales “ensucia el medio ambiente y genera ruidos y problemas de movilidad”, que es precisamente lo que se pretende evitar con este proyecto, que ha estado liderado por la Universidad de Huelva y también ha contado con la participación de las universidades de Sevilla y del Algarve.

El T2UES ha sido presentado este martes en unas jornadas que han tenido lugar en el Salón de Grados de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería (ETSI), donde diferentes ponentes y especialistas han dado a conocer los detalles y conclusiones del proyecto, lo que además ha servido como evento final del mismo.

La inauguración de las jornadas ha contado con la presencia del vicerrector de Innovación y Transferencia de la UHU, José Rodríguez Quintero, que ha destacado la apuesta de la Universidad de Huelva por el desarrollo de investigaciones que “permiten una aplicación práctica” y que tienen un “interés notorio y evidente” para el conjunto de la sociedad, como es el caso de este.

En la misma línea se ha manifestado el director de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería, Salvador Pérez, para quien este proyecto supone “un salto de calidad desde el punto de vista de la movilidad” y en un ámbito como el transporte que es “importantísimo” y requiere medidas para propiciar un entorno “más agradable”, ha manifestado, tras lo que ha indicado que el proyecto es “un ejemplo claro de transferencia de conocimiento hacia la sociedad”.

Las jornadas también han contado con la participación de la Agenda Andaluza de la Energía, que colabora con el proyecto. Su jefe del Departamento de Internacionalización, Joaquín Millán, ha destacado principalmente la colaboración entre diferentes universidades, empresas y administraciones que se ha producido en el marco de este proyecto.

La Asociación Matilde convoca un desbroce comunitario en Alto de la Mesa

Pretende que unas 100 personas desbrocen la ladera del barrio al ritmo de una canción

La Asociación Matilde para la Protección e Interpretación del Patrimonio Local de Minas de Riotinto, que protege y reivindica los valores asociados a la cultura popular local, ha organizado, con motivo del Día Mundial del Medio Ambiente, el próximo miércoles 1 de junio, a las 20.00 horas, un desbroce colectivo en la entrada del barrio riotinteño de Alto de la Mesa. El objetivo es que alrededor de 100 personas acudan con su zacho para, durante el tiempo que suena una canción, en cinco minutos, desbrozar la ladera que sube a la barriada, que se encuentra llena de pasto.

La actuación será grabada, lo que servirá para observar la diferencia entre el antes y el después y los resultados de una acción comunitaria que ejemplifique cómo organizando a la población se pueden realizar labores de impacto en la zona de la Cuenca Minera y sin contaminación. El Ayuntamiento de Riotinto proveerá un equipo de sonido para tal tarea, tras lo que la canción será desvelada en el mismo momento del desbroce.

Tras esta actividad, se continuará con la música y se ofrecerá una merienda a los asistentes que se facilitará a través de los comercios del barrio. El presidente de la Asociación Matilde, Francisco Javier González, ha destacado que «nosotros apostamos por el comercio local, favorecer el comercio local y consumir en el comercio local. Al final de lo que se trata es de que la gente venga el Alto de la Mesa y ayude a transformar la imagen del barrio», ha agregado.

Esta iniciativa está enfocada para todos los públicos y todo el que quiera sumar puede hacerlo de cualquier manera y con cualquier herramienta con la que se pueda quitar la hierba. «Se trata de un reto comunitario», afirma González en declaraciones a TINTO NOTICIAS -El periódico de la Cuenca Minera de Riotinto-.

La iniciativa se enmarca dentro de la estrategia Eracis, subvencionada por la Unión Europea y la Junta de Andalucía y cofinanciada por el Fondo Social Europeo. Se trata de una estrategia regional andaluza para la cohesión e inclusión social y de intervención en zonas desfavorecidas. Gracias a ella se intenta transformar a estos barrios mejorando su entorno y realizando actividades que favorezcan la convivencia.

Prueba de ello es el huerto comunitario que se encuentra en el Alto de la Mesa, otro de los proyectos de la Asociación Matilde, al cual se puede sumar cualquier vecino o vecina que desee contribuir a su desarrollo y mantenimiento.

Parralo comparte el «rechazo» de los vecinos de Nerva a «la llegada de residuos del extranjero»

La subdelegada del Gobierno central en Huelva sostiene que «no es de recibo acoger desperdicios que ningún país quiere para sí»

La subdelegada del Gobierno en Huelva, Manuela Parralo, ha destacado que «comparte la indignación y el rechazo» de los vecinos de Nerva ante la llegada de residuos «procedentes del extranjero» al vertedero del municipio, toda vez que ha apuntado que «no es de recibo acoger desperdicios que ningún país quiere para sí».

Así lo ha manifestado Parralo en una entrevista concedida a Europa Press, donde ha reiterado que el cierre del vertedero de Nerva «depende directamente de la Junta de Andalucía». «Si en su momento la Junta de Andalucía fue la responsable de la apertura de esta infraestructura, también ahora es la competente directa para decidir su clausura», ha apuntado.

En este sentido, ha reseñado que al Gobierno central «corresponde emitir» la autorización internacional de traslado de residuos «una vez que las comunidades autónomas, en este caso Andalucía, emitan informe previo favorable», ya que «en caso contrario no se autoriza».

El Campillo construirá refugios para la fauna

La Diputación inicia este sábado en la localidad una campaña de participación social que tiene como objetivo fomentar la biodiversidad que se vio perjudicada por el grave incendio de Almonaster

La Diputación de Huelva, a través del Área de Desarrollo Territorial, lanza este próximo sábado en el municipio de El Campillo la campaña de sensibilización ambiental y participación social denominada ‘Incendios forestales y biodiversidad’, enmarcada en el proyecto FIREPOCTEP, impulsado por el Programa de Cooperación Transfronteriza Interreg VA España – Portugal y financiado con fondos FEDER.

La campaña tiene como objetivos contribuir al fomento de la biodiversidad perjudicada por el grave incendio ocurrido en agosto de 2020, en el que se vieron afectados los municipios de Almonaster la Real, El Campillo, La Zarza-Perrunal y Zalamea la Real, y sensibilizar a la ciudadanía sobre la importancia de la preservación de los bosques y el papel ecológico que cumplen.

Para alcanzar estos objetivos, durante esta primavera está prevista la puesta en marcha de una serie de acciones colectivas que transformen a los municipios participantes en fuentes de vida a través de la construcción de refugios para la fauna, siembra de especies melíferas y acciones de concienciación a través de la recogida de ‘basuraleza’.

Estas acciones, apoyadas por el equipo de educadores ambientales de Babel Nature, se complementarán con jornadas sobre el riesgo de los grandes incendios forestales, las buenas prácticas preventivas y la autoprotección, así como sesiones dirigidas a escolares de distintas etapas educativas, que serán las semillas de cambio hacia una relación mas sostenible con el entorno.

En las acciones colectivas, orientadas hacia la lucha contra el cambio climático y los retos que este supone para el territorio, se espera la participación de los vecinos y vecinas de los municipios, de asociaciones y de todos aquellos que deseen colaborar para mejorar la naturaleza de la provincia onubense.

Las personas interesadas en asistir a estas acciones podrán inscribirse en el siguiente enlace: https://forms.gle/9w3m6Xu1nwT9H8qP6

Firepoctep

A través del Área de Desarrollo Territorial, la institución provincial participa, junto a 20 socios más, en el proyecto FIREPOCTEP, aprobado en la cuarta convocatoria de proyectos estratégicos o estructurantes dentro del Programa Operativo de Cooperación Transfronteriza POCTEP 2014-2020, siendo el plazo de finalización del proyecto el 31 de diciembre de 2022.

FIREPOCTEP tiene entre sus objetivos generales aunar esfuerzos y unificar criterios de actuación conjunta en la lucha contra los incendios forestales entre España y Portugal, beneficiando a todos los territorios de la frontera hispano-lusa. La Diputación de Huelva cuenta con un presupuesto total de 300.000 euros de los que 225.000 euros son aportados por el FEDER y el resto es cofinanciado por la entidad supramunicipal.

Las principales actuaciones de la institución provincial en este proyecto están localizadas en los términos más afectados por el incendio de Almonaster la Real -Almonaster la Real, El Campillo, La Zarza-Perrunal y Zalamea la Real-. Actualmente se está en la fase de diseño conjunto de las intervenciones que, una vez consensuadas y validadas por los ayuntamientos y la Diputación, tienen prevista su puesta en marcha en 2022.

El Puerto se compromete con un modelo energético basada en energías más sostenibles

Pilar Miranda recibe al director de Miciudadatodogas

La presidenta del Puerto de Huelva, Pilar Miranda, ha recibido este miércoles la visita de Ibón Basterrechea, director de Miciudadatodogas, una iniciativa de carácter público-privada que fomenta el uso de los gases renovables como una fuente de energía sostenible.

Durante el encuentro se ha abordado la posibilidad de acoger en el Puerto de Huelva la celebración de un foro sobre gases renovables como oportunidades para un desarrollo sostenible, al tiempo que Pilar Miranda ha puesto de manifiesto el compromiso del Puerto con el nuevo modelo de transición energética, basado en buscar fuentes de energías más sostenibles y respetuosas con el medio ambiente mediante proyectos de hidrógeno verde, biometano y gas natural.

Por su parte, el director de Miciudadatodogas ha asegurado que “el gas natural aporta ventajas medioambientales y beneficios económicos que la transición energética no puede soslayar», así como que «los gases renovables son totalmente necesarios para que el transporte pesado y la industria avancen hacia modelos sostenibles”.

En la reunión también han estado presentes el director del Puerto de Huelva, Ignacio Álvarez-Ossorio, y el jefe del Departamento de Desarrollo de Negocio y Comercial, Jaime Beltrán.

El Gobierno pone reparos al proyecto de Fertiberia para los fosfoyesos

El Miteco insta a la empresa a presentar un estudio de impacto ambiental que integre la totalidad de la zona 4

Un informe del Ministerio para la Transición Ecológico y el Reto Demográfico (Miteco) sobre el proyecto de restauración de Fertiberia para las balsas de fosfoyesos de Huelva pone reparos al plan presentado por la compañía, concretamente por la ausencia de «un Estudio de Impacto Ambiental que integre la totalidad de la zona 4 en su conjunto».

En concreto, en un escrito remitido a Fertiberia, la subdirectora de Dominio Público Marítimo-Terrestre, Ainhoa Pérez Pujol, insta a la mercantil a presentar un plan que incluya un estudio de alternativas y que suponga la menor ocupación posible del dominio público marítimo-terrestre».

“Fertiberia debe presentar un Estudio de Impacto Ambiental que integre la totalidad de la zona 4 en su conjunto como recoge la DIA de 23 de septiembre de 2020, que cumpla los requerimientos exigidos en la Ley de Evaluación Ambiental incluyendo un estudio de alternativas y que suponga la menor ocupación posible del dominio público marítimo-terrestre, contemplando la restauración de su integridad”, señala Pérez Pujol en su escrito.

Desde Mesa de la Ría se han hecho eco de este informe, con el que, a juicio de esta organización, se pone de manifiesto que el proyecto de Fertiberia no contempla «un verdadero plan de restauración para la Zona 4» de las balsas de fosfoyesos, ya que «lo aportado hasta la fecha adolece de enormes carencias e irregularidades», añaden.

En concreto, Mesa de la Ría cita «carencias» como la de «proponer un tratamiento diferenciado en diferentes sectores por no contemplar actuación alguna para el lugar donde se encuentran los residuos radiactivos de Acerinox, no plantear diversas alternativas de restauración medioambiental y no haber propuesto la ocupación de la mínima cantidad de marisma posible», señalan.

A este escrito del Ministerio hay que sumar un nuevo auto de la Audiencia Nacional en la misma dirección, ya que expone textualmente que la Declaración de Impacto Ambiental de la ‘Zona 4’, “conforme a lo previsto en la Ley de Evaluación Ambiental, ha de formar parte del procedimiento de otorgamiento y modificación de la autorización ambiental integrada”.

Para Mesa de la Ría, este auto, con fecha del pasado 11 de febrero, establece que la Junta de Andalucía no podrá otorgar la Autorización Ambiental Integrada (AAI) hasta que el Ministerio no emita Declaración de Impacto Ambiental sobre las actuaciones previstas para la ‘Zona 4’ de los fosfoyesos, con lo que «no resulta posible actualmente el pronunciamiento favorable de la Junta de Andalucía sobre el proyecto», destacan.

Tras analizar el último auto judicial y los informes del Ministerio, Mesa de la Ría ha mostrado su satisfacción con el hecho de que, «en algunas cuestiones de gran relevancia, la opinión de los jueces y de la administración estatal coincida con las tesis de esta organización», ya que sobre ello versa «una de las principales alegaciones presentadas por Mesa de la Ría contra el proyecto de enterrado de las balsas de fosfoyesos», explican.

Por último, desde esta organización sostienen que el último auto judicial «marca sin duda un camino importante» para impugnar el proyecto en los tribunales en caso de que la autorización ambiental integrada «fuera otorgada de manera favorable con anterioridad a la existencia de una declaración de impacto ambiental para la Zona 4».

Andalucía necesita depuradoras y plantas de tratamiento para cumplir la normativa ambiental e impedir las sanciones millonarias de Europa

La sanción europea de 63 millones de euros impuesta a España por los vertidos de aguas fecales es solo una muestra más de hasta qué punto es necesario cerrar el ciclo del agua mediante políticas y acciones que apuesten por el cuidado del medio ambiente. Se trata de la mayor multa europea impuesta a España y es consecuencia de la falta de depuración de aguas residuales en varios municipios.

Las estaciones potabilizadoras, las depuradoras y las plantas de tratamiento de lodos son una inversión más que necesaria en este contexto de economía circular y políticas de sostenibilidad. La rentabilidad no viene marcada solo por los efectos positivos que conlleva la higienización de los residuos, sino, también, por el hecho de que permiten impedir futuras sanciones millonarias como las actuales.

El propio Gobierno reconoce que esas multas habrá que pagarlas como mínimo hasta 2025, fecha en la que se prevé solucionar los problemas de los municipios afectados y origen de la sanción. Sin embargo, el montante económico de la multa se incrementa cada seis meses y, según los mejores augurios, continuará haciéndolo durante los próximos tres años.

El Gobierno central maneja un calendario para solventar esta situación, pero las competencias de depuración recaen en los municipios, lo que dificulta en muchos casos la construcción o el mantenimiento de las depuradoras. A ello se suma la necesidad de instalaciones que complementen a las EDAR para poder cerrar el ciclo del agua de manera sostenible.

La agilización de trámites, la eliminación de burocracia, el entendimiento entre las administraciones y la colaboración público-privada se configura como un elemento vital para hacer viable una apuesta clara y decidida por la sostenibilidad y la conservación del medio ambiente. Y para ello, las herramientas son claras y evidentes: estaciones potabilizadoras, depuradoras y plantas de tratamiento.

Lo contrario conlleva una serie de efectos negativos y perjudiciales en forma de sanciones económicas millonarias y ataques a la sostenibilidad y la calidad de vida de los ciudadanos. Evitar los vertidos es una necesidad económica y social a la que ninguna administración puede renunciar.

Riotinto se convierte en la primera mina metálica que registra sus huellas de carbono

Atalaya se inscribe en el registro del Ministerio de Transición Ecológica para contribuir a la lucha contra el cambio climático

Atalaya Mining acaba de obtener la inscripción de las huellas de carbono 2019 y 2020 de la mina de Riotinto en el Registro de Huella de Carbono, Compensación y Proyectos de Absorción de Dióxido de Carbono, un registro oficial del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico que recoge los datos de emisiones de las empresas que quieren calcular, reducir y compensar sus emisiones de CO2 a la atmósfera de manera transparente.

Esta iniciativa de Atalaya, pionera en el sector de la minería metálica, tiene como objetivo establecer las emisiones y medir los resultados de sus proyectos de eficiencia energética, con lo que pretende contribuir a la lucha contra el cambio climático en el marco de su «apuesta por la sostenibilidad», lo que «ya está dando resultados», destacan desde la empresa.

En concreto, la compañía informa de que ha logrado bajar su ratio de CO2 por tonelada de metal producido en la mina de Riotinto desde los 0.55 a los 0.49 entre los años 2019 y 2020, lo que la empresa atribuye a la inversión que está acometiendo en materia de eficiencia del proceso productivo.

“La estrategia que marcó la dirección de la empresa era clara: en cuestiones ambientales, solo nos vale la excelencia. Y en eso trabaja el equipo día a día”, destaca el responsable de Medio Ambiente en la mina, Emilio Sanjuán.

Además, a este objetivo contribuirá definitivamente la puesta en marcha de la nueva planta solar de 50MW que Atalaya va a construir este año en Riotinto, que cuenta con una inversión de 30 millones de euros y reduciría las emisiones de CO2 hasta en 40.000 toneladas anuales, equivalentes a 173.000 barriles de petróleo, destacan desde la empresa.

También el director general de Atalaya, Enrique Delgado, ha destacado este nuevo hito. “Cuando nos adherimos al Pacto Mundial de las Naciones Unidas por la Sostenibilidad lo hicimos con todas las consecuencias. Por eso, trabajamos para hacer una minería cada día más verde. Hoy demostramos, una vez más, que nuestro compromiso con el medio ambiente es real», subraya.

Asimismo, una vez comprometida con el cálculo de su huella de carbono, la empresa asegura que ya está trabajando para quedar inscrita en los apartados de Reducción y Compensación, siguiendo las directrices del Ministerio, así como tramitando su alta en el Sistema Andaluz de Compensación de Emisiones (SACE).

Sobre Atalaya

Atalaya Riotinto Minera, filial de Atalaya Mining, es la operadora de la histórica mina de Riotinto, un nuevo proyecto minero que incorpora las «últimas innovaciones tecnológicas» en el sector, así como los conceptos de seguridad y sostenibilidad ambiental «propios de la minería del siglo XXI».

Riotinto es hoy una mina de cobre a cielo abierto que ha producido más de 56.000 toneladas de cobre en concentrado en 2021. Cuenta con 197 millones de toneladas de reservas de mineral de cobre y trabaja constantemente en la identificación de nuevos recursos para seguir alargando la vida de la explotación, que actualmente se sitúa en 11 años.

La puesta en marcha del Proyecto Riotinto ha supuesto una «gran inversión industrial», incluyendo «importantísimas» mejoras ambientales y la creación de más de 1.000 empleos directos e indirectos.

Las poblaciones afectadas por el incendio de Almonaster piden a la Junta el apoyo prometivo

Llevan a cabo una plantación reivindicativa en Cueva de la Mora

Poblaciones afectadas por el grave incendio de Almonaster la Real han reivindicado este sábado el prometido apoyo de la Junta de Andalucía para la recuperación de la zona, para lo que han llevado a cabo una plantación reivindicativa de árboles en la aldea de Cueva de la Mora.

Convocada por asociaciones vecinales y distintos colectivos ecologistas y sindicales de la provincia de Huelva y la comarca de la Sierra, la acción reivindicativa ha contado con la participación de cerca de doscientas personas, que han sembrado unas 5000 bellotas (15 kilos) y plantado 500 árboles autóctonos.

Los colectivos convocantes han denunciado que, desde septiembre de 2020 que tuvo lugar el gran incendio forestal, el Gobierno andaluz tiene en marcha comités para tomar decisiones con los grandes propietarios, que ya tienen aprobados planes de restauración forestal, «pero los habitantes de las áreas rurales no han recibido las medidas de apoyo prometidas por la Junta para recuperar su entorno y sus pérdidas», lamentan.

Asimismo, han criticado la situación de «absoluto abandono por parte de las administraciones que sufre la población local tras el terrible incendio sufrido en 2020», que provocó que numerosos huertos familiares y una masa arbolada «imprescindible en el duro paisaje minero que circunda esta zona rural» fueran completamente arrasados durante el incendio.

«Las distintas administraciones prometieron recuperar los elementos básicos del paisaje y la forma de vida local para garantizar el bienestar de las poblaciones afectadas y que pudieran recuperar su entorno habitual, pero ninguna ayuda ha llegado a las personas afectadas», han proseguido.

Para finalizar la jornada, habitantes de la zona han leído un manifiesto en el que han recordado sus reivindicaciones:

  1. No han llegado ayudas de ningún tipo a los vecinos y vecinas que han sufrido el incendio en primera persona, perdiendo pertenencias propias.
  2. No se han construido las prometidas pantallas verdes para estas poblaciones que han perdido su entorno paisajístico, dejándolas expuestas al degradado paisaje minero
  3. No se ha apostado por la recuperación del monte mediterráneo y sus productos naturales
  4. No se han recuperados los caminos públicos
  5. No se han recuperado las vías pecuarias
  6. No se han recuperado las riberas y sus bosques de vegetación riparia autóctona

Las poblaciones rurales afectadas manifiestan que no se apuesta por la recuperación de su normalidad y su desarrollo económico sostenible, basado en recursos endógenos. «Por el contrario, solo se ha favorecido a los grandes propietarios de monte para poner de nuevo en cultivo sus fincas forestales y a los intereses sectoriales, como la actividad extractiva minera cortoplacista, que degradan aún más el paisaje e hipotecan el futuro del territorio y de sus habitantes», han denunciado.

«Y, para más inri, sobre las 3.000 hectáreas de montes públicos de Almonaster la Real donde había eucaliptos abandonados que quedaron calcinados, la administración no contempla recuperar la zona con encinas y alcornoques, especies autóctonas muy productivas, que en toda la provincia está sufriendo una importante regresión como consecuencia de la seca», han lamentado.

Por último, han explicado que «solo varios colectivos cercanos están colaborando en la recuperación de las poblaciones afectadas, mediante la organización de jornadas e iniciativas como la de hoy, o la de la onubense Marta Vázquez, que está recorriendo la Costa Mediterránea en bicicleta para recoger fondos».

Las organizaciones convocantes de esta acción reivindicativa han sido la Asociación de Vecinos Aldeas Unidas (Almonaster la Real), la Asociación Alto Alcornocosa (La Zarza Perrunal), la Asociación Los Pies en la Tierra (Sierra de Huelva), Ecologistas en Acción-Huelva, Huelva Te Mira y CGT-Huelva.

Atalaya Mining restaura el entorno de Peña de Hierro calcinado en el incendio de 2018

La empresa minera apuesta por «una iniciativa de responsabilidad a favor del patrimonio natural, el turismo local y el disfrute de los vecinos de la Cuenca Minera»

Atalaya Mining, operadora de la mina de Riotinto, como parte de su acción de responsabilidad social, decidió asumir las labores de restauración ambiental de algunas de las fincas más emblemáticas arrasadas en el incendio de Nerva de 2018, tras lo que, en concreto, la empresa minera está restaurando casi 20 hectáreas de terrenos aledaños a Peña de Hierro, propiedad de la Fundación Río Tinto y una de las principales atracciones turísticas de la provincia.

Para ello, a principios de otoño, en colaboración con la referida entidad y el Ayuntamiento de Nerva, se puso en marcha el ‘Plan de Restauración de Terrenos Forestales Incendiados de los Montes Terreros y Tejonera’, cuya ejecución marcha «a buen ritmo» y se espera quede finalizada en los próximos meses, según han destacado desde la empresa minera.

“El compromiso con el medio ambiente y con el territorio en el que desarrollamos nuestra actividad son objetivos de Atalaya Mining”, ha remarcado el director general de la compañía, Enrique Delgado, para quien «este es un lugar clave de nuestro entorno», por lo que «poder llevar a cabo esta restauración era un ejercicio de responsabilidad que se ha convertido en un orgullo compartido para todos nosotros», ha señalado.

Además, desde la empresa han incidido en que el incendio supuso daños emocionales para la comunidad del entorno: «la pérdida de calidad paisajística y recreativa del monte afecta al territorio en muchos aspectos, tanto en la comercialización del producto turístico minero y rural como al propio uso y disfrute de los vecinos de la zona», por lo que el alcalde de Nerva, José Antonio Ayala, aseguró estar “de enhorabuena, porque la responsabilidad social que viene ejerciendo Atalaya pinta de verde nuestro bosque calcinado para el disfrute futuro de los nervenses y de los que vienen a conocer este paraje único en el mundo”.

Y es que el Paisaje Protegido ‘Montera de Gossan’ era una zona muy transitada por los habitantes de la Cuenca Minera y por multitud de turistas que venían a disfrutar de la experiencia de visitar la Peña de Hierro de la mano de la Fundación Río Tinto y su Parque Minero. En este sentido, José Luis Bonilla, director de Fundación Río Tinto, afirmó que «los trabajos que ahora se acometen gracias al compromiso de la compañía Atalaya Mining con el entorno harán posible que este enclave singular recupere todo su esplendor, para que pueda ser admirado por los miles de personas que cada año nos visitan».

El Plan incluye diversas actuaciones encaminadas a formar una nueva masa forestal que pueble rápidamente la zona afectada, empezando con la corta y retirada de árboles calcinados, la construcción de fajinas y albarradas para evitar la erosión y la siembra de árboles y especies vegetales autóctonas.

Hasta la fecha, los trabajos avanzan según lo planificado y la regeneración natural está respondiendo con densidades muy altas en algunos casos, dada la especie dominante antes del incendio (Pinus pinaster), han explicado desde la compañía, que previamente a las actuaciones estableció un período de “parada” necesario para comprender la evolución del monte y así planificar las medidas necesarias en el área incendiada.

El objetivo inmediato del plan de restauración es controlar los procesos erosivos provocados por la escorrentía en las zonas de mayor pendiente y conseguir en los rodales incendiados la implantación de una masa pura o mixta de pinar. A medio plazo, el plan considera la transformación a masas mixtas de coníferas y frondosas, y a frondosas finalmente (alcornocales, por ejemplo), fomentando el desarrollo de matorral noble y adecuando las masas hasta alcanzar una espesura acorde con su edad.

1.700 hectáreas arrasadas

En el incendio, que tuvo lugar el 2 de agosto de 2018 y cuyas causas aún se desconocen, se quemaron 1.700 hectáreas. El siniestro arrancó en la Sierra del Padre Caro y se propagó por la Sierra de San Cristóbal, arrasando los montes propiedad de la Fundación Río Tinto. Entre otros, el fuego calcinó la totalidad de los terrenos donde se enclava la histórica Peña de Hierro, un epicentro del turismo industrial de la provincia, y la Montera de Gossan, un paraje geológico espectacular, catalogado como Monumento Natural.

Sobre Atalaya

Atalaya Mining es la operadora de la histórica mina de Riotinto, un nuevo proyecto minero que incorpora las «últimas innovaciones tecnológicas» en el sector, así como los conceptos de «seguridad y sostenibilidad ambiental propios de la minería del siglo XXI».

Riotinto es hoy una mina de cobre a cielo abierto que ha producido 55.890 toneladas de cobre en concentrado en 2020. Cuenta con 197 millones de toneladas de reservas de mineral de cobre y trabaja constantemente en la identificación de nuevos recursos para seguir alargando la vida de la explotación, que actualmente se sitúa en 12 años. La puesta en marcha del Proyecto Riotinto ha supuesto una gran inversión industrial, incluyendo «importantísimas» mejoras ambientales y la creación de más de 450 empleos directos.

Atalaya es una empresa adherida a la Red Española del Pacto Mundial de Naciones Unidas, un compromiso con los Diez Principios del Pacto Mundial y los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) aprobados por la Asamblea General de Naciones Unidas. Estos se sustancian en la ‘Agenda 2030’, un plan de acción en favor de las personas, el planeta, la prosperidad y la paz. Se trata de una «apuesta» de Atalaya Mining por la responsabilidad que alinea los objetivos de negocio con una gestión sostenible de sus operaciones desde el aspecto social, ambiental y de gobernanza.