Más de 300 camiones y taxis protestan en Huelva por la subida de precios

Protagonizan una marcha por las principales arterias de la capital

Más de 300 camiones y una treintena de taxis han protagonizado un marcha lenta este lunes por las principales arterias de Huelva capital, convocada por la Plataforma Nacional en Defensa del Transporte, y en la que han protestado por «la situación por la que está atravesando el sector del transporte», tras la subida de los precios de los combustibles.

Esta acción forma parte del paro nacional indefinido convocado por la Plataforma, que este lunes cumple una semana y con la que quieren reivindicar medidas antes la «escalada de precios de los combustibles.

De este modo según ha indicado la Subdelegación de Gobierno a Europa Press, la marcha «no ha provocado altercados, ni ha impedido el tráfico normal», por lo que no se ha visto interrumpido «en ningún momento».

De este modo, a las 11,00 horas se inició la marcha desde el Parque Huelva Empresarial, que ha recorrido la autovía A-49, la H-30, la avenida de Andalucía, la rotonda del parque de Bomberos para volver a salir hacia el Paseo Marítimo y continuar por la avenida Francisco Montenegro, monumento a Colón, Puerto exterior y vuelta en la rotonda de Refinería de La Rábida.

Los camiones y taxistas se han «hecho oír» a través de sus bocinas para reclamar «las soluciones» que necesita el sector», según han indicado desde la plataforma.

Los taxistas se unen a la protesta

Además de los camiones, alrededor de una treintena de taxistas de Tele Taxi y Radio Taxi se han unido a la marcha «para reclamar unos precios justos del carburante».

Según ha indicado en declaraciones a Europa Press el presidente de Tele Taxi, Iván Romero, la situación es ya «preocupante», por lo que, además de «en solidaridad con el transporte, ya que el sector del taxi también lo es», el objetivo de sumarse es la de hacer «ver que los taxistas están también sufriendo por unos precios que ya son inasumibles».

Romero ha asegurado que «aunque afecta a todo el mundo», entre los taxistas «ya se están notando una bajada de la capacidad de trabajo y de viajeros», aunque, «la lluvia ha compensado un poco la situación».

Foto: Europa Press

Un libro rememorará la marcha minera de Riotinto a Sevilla de hace 20 años

El periodista nervense Juan Antonio Hipólito sacará próximamente a la luz la obra ‘La Columna Minera. Diario de una marcha a pie’

Un libro del periodista nervense y director de la emisora municipal de Nerva Onda Minera Juan Antonio Hipólito rememorará próximamente la marcha minera de Riotinto a Sevilla de hace 20 años, justo el tiempo que ha transcurrido desde aquel 7 de febrero de 2002 en que se inició aquella caminata que se prolongó durante cinco días y que tenía como objetivo reclamar una solución a la crisis minera de entonces.

Publicado por Editorial Niebla, el libro tendrá como título ‘La Columna Minera. Diario de una marcha a pie’, tal y como ha anunciado el propio Hipólito, que pretende con esta publicación dar «cumplida cuenta» de tal acontecimiento y hacer «revivir aquellos momentos trascendentales protagonizados por los mineros de Riotinto que supusieron un punto de inflexión en el devenir de nuestra comarca», ha enfatizado.

El trabajo se complementa con las ilustraciones del fotógrafo nervense Manuel Aragón, muy vinculado al movimiento obrero de la comarca, y con las crónicas de prensa y artículos de opinión escritos en la época en los periódicos de Huelva sobre lo que el autor califica como una «doble gesta», una reivindicativa, la de los mineros, y otra de comunicación, la de la emisora Onda Minera. «Ambos protagonizaron un sacrificio descomunal, como el que conlleva toda gesta iniciada por una causa justa», subraya Hipólito.

La marcha o «columna minera», como la llama el autor en homenaje a los sucesos acaecidos en La Pañoleta (Camas) en julio de 1936, fue protagonizada por «más de un centenar de trabajadores de las minas de Riotinto, en su inmensa mayoría afiliados al sindicato CC.OO.», quienes el 7 de febrero de 2002 iniciaban «una caminata de cinco días hasta Sevilla para exigir a las administraciones central y autonómica solución a una de las crisis mineras más agudas de los últimos tiempos», relata Hipólito.

«Además, cuarenta trabajadores, entre los que se encontraban sindicalistas de la UGT, se encerraban en la mina de Sotiel Coronada, Calañas, y otra columna de mineros partía de la mina de Almagrera con el mismo destino y propósito que la de Riotinto», prosigue el autor de ‘La Columna Minera. Diario de una marcha a pie’.

Juan Antonio Hipólito recuerda cómo en aquellos momentos, «provisto de un micrófono y un teléfono móvil, me dispuse a caminar junto a los mineros para contarle a la ciudadanía de la Cuenca Minera el desarrollo de la marcha a través de una maratón radiofónica de más de 100 horas ininterrumpidas de emisión en la que participaron una decena de compañeros y colaboradores de la Emisora Municipal Onda Minera Radio Nerva».

«Fue una experiencia inolvidable, de esas que dejan huella, marcada por el sacrificio descomunal que conlleva toda gesta iniciada por una causa justa, cargada de todo tipo de sensaciones», prosigue el periodista nervense, que recuerda, como ejemplo, sensaciones como las vividas a la salida desde Minas de Riotinto o durante el paso de la columna minera por Nerva, así como «la emoción indescriptible» a la entrada a Camas (Sevilla) por La Pañoleta. «Pero, sobre todo, estuvo marcada por la solidaridad y el compañerismo reinante durante aquellos interminables días», subraya Hipólito.