‘Rojo Tinto’, disponible a través de ‘No Ficción’

El premiado documental sobre la lucha obrera en Riotinto, dirigido por Agustín Ríos y Blanca Gómez, ya puede verse a través de Internet

‘Rojo Tinto’, el premiado documental que aborda la crisis de la minería y el movimiento obrero en la Cuenca Minera de Riotinto, está disponible de nuevo para todas aquellas personas que quieran visionar el film, concretamente a través de la plataforma Noficcion.

La película, dirigida por el nervense Agustín Ríos y la sevillana Blanca Gómez, ganó en 2019 el primer premio de la sección Talento Andaluz del 45º Festival de Huelva de Cine Iberoamericano, tras lo que en 2020 fue seleccionado como finalista del que es considerado el principal festival de cine documental de Andalucía, el Festival de Cine Documental de Cádiz (Alcances 2020).

La película se hizo merecedora del galardón del certamen onubense “por su excelente retrato de la historia reciente de la Cuenca Minera de Huelva servida de mano de sus protagonistas”, tal y como expresó el jurado del premio, concedido por la Asociación de Escritoras y Escritores Cinematográficos Andaluces (Asecan).

De hecho, el film es un documento excepcional para conocer una parte importante de la historia de la Cuenca Minera de Riotinto, la que la sitúa como un referente del movimiento obrero español, para lo que la película hace un repaso por la historia de la lucha de los trabajadores desde principios de los 80 hasta la reciente reapertura de la legendaria explotación minera de Riotinto.

El papel destacado de las mujeres en la lucha obrera y la importancia de la Escuela Profesional SAFA de Minas de Riotinto como promotor de un pensamiento libre y crítico en la comarca también son abordados en la película. “Nos echaron porque enseñábamos a pensar”, sostiene en el film el jesuita recientemente fallecido Miguel Ángel Ibáñez Narváez, principal ideólogo y director de la escuela entre 1970 y 1973, cuando la empresa minera rescindió el contrato con la SAFA.

El documental cuenta con entrevistas a varios de los grandes protagonistas de la historia, como Venancio Cermeño, impulsor de la constitución del sindicado CCOO en la comarca; Ricardo Gallego, principal líder sindical durante la SAL, Joaquín Santos, sindicalista de CCOO, el sacerdote Antonio Rioja, el ingeniero de minas Fernando Pla o el antes citado Ibáñez Narváez, entre otros.

Otros protagonistas que aparecen en el film son Manuel Aragón, Juan Miguel Batalloso, Natalio García, José Zamorano, Lola González, Esperanza Vázquez, José Lozano, José Moreno, Esteban Ruiz, Manuel Chaves, José Antonio Alcázar, Manuel Díaz, Juan Antonio Moreno, Belén Amador, Darío Moreno Amador, Lucía Moreno Amador, Paco Rodríguez, Marta Franco, Julia Rodríguez, Martín Ríos Gómez y Lola Ríos Gómez.

Tal y como indicó Agustín Ríos, ‘Rojo Tinto’ es “una historia personal” en la que se da a conocer a líderes mineros con “un bagaje educativo que los une: la participación en un proceso pedagógico revolucionario que promovía la participación y la toma de responsabilidad del alumnado en su aprendizaje”.

Las personas interesadas en ver el documental pueden hacerlo a través de este enlace.

La Fundación Cajasol acoge este jueves la proyección de ‘Rojo Tinto’

El evento, organizado por Tinto Noticias, contará con una charla-coloquio a cargo del nervense Agustín Ríos, uno de los directores de este premiado documental que aborda la crisis de la minería y el movimiento obrero en la Cuenca Minera de Riotinto

‘Rojo Tinto’, el premiado documental que aborda la crisis de la minería y el movimiento obrero en la Cuenca Minera de Riotinto, se proyecta este próximo jueves, 13 de mayo, en la Fundación Cajasol. La cita es a las 18.00 horas con entrada libre hasta agotar aforo, restringido con motivo de las medidas establecidas para hacer frente a la crisis sanitaria del coronavirus.

Se trata de una actividad promovida y organizada por este periódico, TINTO NOTICIAS -El periódico de la Cuenca Minera de Riotinto- con la colaboración de la Fundación Cajasol, que pone a disposición de la misma su sala ‘Juan Ramón Jiménez’, situada en la cuarta planta del número 10 de la calle Puerto.

El evento comenzará con una breve explicación de uno de los directores de la película, el nervense Agustín Ríos, quien a continuación dará paso a la proyección del film, tras lo que el propio Ríos se someterá a las preguntas del público y protagonizará una charla-coloquio sobre el documental.

‘Rojo Tinto’, que está disponible a través de Vimeo on Demand, plataforma para alquilar o comprar de manera on line, ganó en 2019 el primer premio de la sección Talento Andaluz del 45º Festival de Huelva de Cine Iberoamericano, tras lo que el año pasado fue seleccionado como finalista del que es considerado el principal festival de cine documental de Andalucía, el Festival de Cine Documental de Cádiz (Alcances 2020).

La película, dirigida por el nervense Agustín Ríos y la sevillana Blanca Gómez, se hizo merecedora del galardón del certamen onubense “por su excelente retrato de la historia reciente de la Cuenca Minera de Huelva servida de mano de sus protagonistas”, tal y como expresó el jurado del premio, concedido por la Asociación de Escritoras y Escritores Cinematográficos Andaluces (Asecan).

De hecho, el film es un documento excepcional para conocer una parte importante de la historia de la Cuenca Minera de Riotinto, la que la sitúa como un referente del movimiento obrero español, para lo que la película hace un repaso por la historia de la lucha de los trabajadores desde principios de los 80 hasta la reciente reapertura de la legendaria explotación minera de Riotinto.

El papel destacado de las mujeres en la lucha obrera y la importancia de la Escuela Profesional SAFA de Minas de Riotinto como promotor de un pensamiento libre y crítico en la comarca también son abordados en la película. “Nos echaron porque enseñábamos a pensar”, sostiene en el film el jesuita recientemente fallecido Miguel Ángel Ibáñez Narváez, principal ideólogo y director de la escuela entre 1970 y 1973, cuando la empresa minera rescindió el contrato con la SAFA.

El documental cuenta con entrevistas a varios de los grandes protagonistas de la historia, como Venancio Cermeño, impulsor de la constitución del sindicado CCOO en la comarca; Ricardo Gallego, principal líder sindical durante la SAL, Joaquín Santos, sindicalista de CCOO, el sacerdote Antonio Rioja, el ingeniero de minas Fernando Pla o el antes citado Ibáñez Narváez, entre otros.

Otros protagonistas que aparecen en el film son Manuel Aragón, Juan Miguel Batalloso, Natalio García, José Zamorano, Lola González, Esperanza Vázquez, José Lozano, José Moreno, Esteban Ruiz, Manuel Chaves, José Antonio Alcázar, Manuel Díaz, Juan Antonio Moreno, Belén Amador, Darío Moreno Amador, Lucía Moreno Amador, Paco Rodríguez, Marta Franco, Julia Rodríguez, Martín Ríos Gómez y Lola Ríos Gómez.

Tal y como indicó Agustín Ríos, ‘Rojo Tinto’ es “una historia personal” en la que se da a conocer a líderes mineros con “un bagaje educativo que los une: la participación en un proceso pedagógico revolucionario que promovía la participación y la toma de responsabilidad del alumnado en su aprendizaje”.

‘Rojo Tinto’, disponible a través de Vimeo

El premiado documental sobre la lucha obrera en Riotinto, dirigido por Agustín Ríos y Blanca Gómez, ya está a disposición de la ciudadanía en Internet

‘Rojo Tinto’, el premiado documental que aborda la crisis de la minería y el movimiento obrero en la Cuenca Minera de Riotinto, ya esta disponible para todas aquellas personas que quieran visionar el film, concretamente a través de Vimeo on Demand, plataforma para alquilar o comprar de manera on line.

La película, dirigida por el nervense Agustín Ríos y la sevillana Blanca Gómez, ganó en 2019 el primer premio de la sección Talento Andaluz del 45º Festival de Huelva de Cine Iberoamericano, tras lo que el año pasado fue seleccionado como finalista del que es considerado el principal festival de cine documental de Andalucía, el Festival de Cine Documental de Cádiz (Alcances 2020).

La película se hizo merecedora del galardón del certamen onubense “por su excelente retrato de la historia reciente de la Cuenca Minera de Huelva servida de mano de sus protagonistas”, tal y como expresó el jurado del premio, concedido por la Asociación de Escritoras y Escritores Cinematográficos Andaluces (Asecan).

De hecho, el film es un documento excepcional para conocer una parte importante de la historia de la Cuenca Minera de Riotinto, la que la sitúa como un referente del movimiento obrero español, para lo que la película hace un repaso por la historia de la lucha de los trabajadores desde principios de los 80 hasta la reciente reapertura de la legendaria explotación minera de Riotinto.

El papel destacado de las mujeres en la lucha obrera y la importancia de la Escuela Profesional SAFA de Minas de Riotinto como promotor de un pensamiento libre y crítico en la comarca también son abordados en la película. “Nos echaron porque enseñábamos a pensar”, sostiene en el film el jesuita recientemente fallecido Miguel Ángel Ibáñez Narváez, principal ideólogo y director de la escuela entre 1970 y 1973, cuando la empresa minera rescindió el contrato con la SAFA.

El documental cuenta con entrevistas a varios de los grandes protagonistas de la historia, como Venancio Cermeño, impulsor de la constitución del sindicado CCOO en la comarca; Ricardo Gallego, principal líder sindical durante la SAL, Joaquín Santos, sindicalista de CCOO, el sacerdote Antonio Rioja, el ingeniero de minas Fernando Pla o el antes citado Ibáñez Narváez, entre otros.

Otros protagonistas que aparecen en el film son Manuel Aragón, Juan Miguel Batalloso, Natalio García, José Zamorano, Lola González, Esperanza Vázquez, José Lozano, José Moreno, Esteban Ruiz, Manuel Chaves, José Antonio Alcázar, Manuel Díaz, Juan Antonio Moreno, Belén Amador, Darío Moreno Amador, Lucía Moreno Amador, Paco Rodríguez, Marta Franco, Julia Rodríguez, Martín Ríos Gómez y Lola Ríos Gómez.

Tal y como indicó Agustín Ríos, ‘Rojo Tinto’ es “una historia personal” en la que se da a conocer a líderes mineros con “un bagaje educativo que los une: la participación en un proceso pedagógico revolucionario que promovía la participación y la toma de responsabilidad del alumnado en su aprendizaje”.

 

La memoria subrogada

Dicen que el periodismo, y lo reiteran de forma falsaria, diríase cuasi que como para reforzar la sociedad del cansancio, es el único y verdadero cronista de la actualidad. No es cierto, y menos aún en los tiempos que corren. Más bien, en un mundo al revés, la ficción nos desvela lo real, y requerimos del mockumentary, como hizo Jordi Évole para desmontar mitos como el 23F y la figura, hoy derruida en Sálvame, de Juan Carlos I de Borbón. Ciertamente, en series de ficción, como en el documental, tenemos la historia y la memoria negada. Lo pueden comprobar, por ejemplo, en la magnífica cinta Rojo Tinto de Blanca Gómez y Agustín Ríos, un trabajo coral donde el protagonista es el pueblo trabajador. Las mujeres luchadoras, que para Casado serían filoterroristas, los jóvenes, los migrantes vascos y sus familias luchadoras, las gentes de Extremadura y Andalucía que soñaron con un futuro mejor y dieron su vida y esperanza a la tierra, horadando en cada pico y barrena la riqueza de la comarca. Relato en fin de la historia en movimiento, y vindicación de una cultura y proyecto colectivo que arranca con la aventura de una educación popular inspirada en la teología de la liberación, la Escuela de la Safa, de jesuitas que creían que predicar es más que dar trigo, y apostaron por una enseñanza en la que aprender la democracia solo es posible ejerciéndola. De ahí a la disputa de la hegemonía, reactualizando las luchas que fueron y que serán. Los cuerpos y pasión por la justicia vindicada por líderes sindicales como Venancio Cermeño, de los que no quedan ya en CC.OO., curas obreros como Antonio Rioja, enseñantes como Miguel Ángel Ibáñez o dirigentes como Ricardo Gallego, ex alcalde del PCE que hubo de combatir no molinos de vientos sino herederos de lo que algunos denominamos la cultura del estraperlo, desplegando la dialéctica de lucha y reflexión, conocimiento e intervención social, como la escuela de formación profesional, siempre a partir de la experiencia acumulada por el movimiento obrero como telón de fondo. Historia en fin rediviva que gracias a la creatividad y buen hacer de los productores de Gulliver nos permite recordar que las gentes que fueron, son y serán, que podemos aún pensar el territorio, las vidas incandescentes, la dignidad como resistencia, los sueños y utopías por vivir, la multitud inteligente organizada para defender la dignidad porque nunca olvidamos lo sucedido en la cuenca minera.

Decía Marx que toda crítica tiene que limitarse a comparar y contrastar un hecho no con la idea, sino con otro hecho. Al tiempo es preciso con el arma de la crítica poner entre paréntesis los hechos y los acontecimientos para ir más allá, para cambiar el mundo inhabitable que vivimos. Río Tinto está teñido de rojo y esta columna que estrenamos en Tinto Noticias no podía llamarse de otro modo. Escribir negro sobre blanco las notas rojas del tiempo presente no puede ejercerse de otro modo, salvo que recitemos la monserga de los emborronadores de páginas al servicio del IBEX35, que de todo hay en la viña de los nuevos señores feudales. Por ética, e incluso por estética, permita el lector este pórtico a modo de aviso para navegantes, no podemos renunciar a escribir contracorriente. Se lo debemos a ellos, lo exige el buen oficio del Periodismo, lo esperan los hijos y descendientes de quienes conocen de primera mano que la vida del minero, que el universo del carbón es, como dicen en mi segunda patria, bien cabrón. Así que si algo podemos aprender de este documental, y de la historia del movimiento obrero, es que nunca se ha de renunciar al principio esperanza. Menos aún en este momento de zozobra e incertidumbre. Pues, cuando menos lo esperamos, la historia nos tiende una emboscada en cada esquina y activa costumbres y estrategias de lucha por el buen vivir contra el hackeo mental de la exomemoria que promueve Google. Hoy que la hipostización del desarrollo de las tecnologías punitivas de control y humillación social proliferan por doquier no deja de ser efectivo un principio: siempre nos queda y ayuda a seguir la memoria, que es tanto como decir la dignidad insobornable, la voluntad insumisa de ser y vivir, porque somos lo que fuimos, porque fueron somos y porque seremos siempre, de forma incandescente, proyecto en común: vida destinada a amar y vivir. Así de simple.

Por Francisco Sierra Caballero (www.franciscosierracaballero.net). Colección ‘Notas rojas’