Doñana prepara acciones específicas para el lince y el Águila Imperial en 2023

El Consejo de Participación de Doñana aprueba continuar con los trabajos de reforestación tras el incendio de Las Peñuelas

El Consejo de Participación de Doñana se ha reunido este miércoles donde se ha aprobado un plan de trabajo para el año 2023. Algunas de las propuestas que se recoge en este plan se centran en los trabajos específicos que se llevaran a cabo para especies clave como el lince, Águila Imperial, Milano Real y Cerceta pardilla; la continuación de los trabajos de restauración en la zona afectada por el incendio de 2017 en Las Peñuelas; la redacción y tramitación de proyectos correspondientes a los fondos del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia para el Parque Nacional de Doñana.

El consejero de Sostenibilidad, Medio Ambiente y Economía Azul, Ramón Fernández-Pacheco, ha destacado este miércoles en el marco de la celebración del Consejo de Participación de Doñana en Almonte la «importancia» de que se sienten «todos los actores» implicados en la salvaguarda del Parque Nacional para «en un ambiente sereno, sosegado y bajando el diapasón de la crítica política, ser capaces de alcanzar grandes acuerdos» que «siempre tengan una línea roja infranqueable» que es «la salvaguarda» de sus valores ecológicos.

Así lo ha manifestado en declaraciones a los medios antes del comienzo del consejo, donde Fernández-Pacheco se ha mostrado convencido de que «con esa línea infranqueable por bandera» se podrá «adoptar acuerdos que beneficien a la comarca de Doñana».

En este punto, ha destacado que la disposición de su Consejería es la de «hablar de todo lo que haya que hablar» y ha apuntado que la finalidad de este Consejo de Participación de Doñana es «precisamente esa» ya que «es un espacio en el que están representados todos los actores implicados: representantes de los municipios, de la administración general del Estado, de la Junta, las organizaciones ecologistas y conservacionista» para «hablar de todo lo que sea relevante, pero hacerlo en tono constructivo».

El consejero ha subrayado la «relevancia» de este consejo que «lleva sin reunirse un año por diferentes motivos» pero que es «sin duda una reunión relevante», toda vez que se ha congratulado de que esté lloviendo «en toda Andalucía» algo que considera «la mejor de las noticias» ya que «viene a aliviar una situación ciertamente complicada» al ser este «un año especialmente seco» con «consecuencias graves para todo el territorio» y «para los espacios naturales protegidos de Andalucía».

A pesar de ello, Fernández-Pacheco ha apuntado que «está lloviendo, pero no lo suficiente» ya que estas lluvias «vienen a paliar una situación» pero «no a solucionarla», por lo que cree que es «importante» que en el seno del Consejo de Participación, todos los que representan a instituciones con competencias directas sobre Doñana sean «capaces» de alcanzar acuerdos que «nos lleven a adoptar decisiones de cara a futuro para garantizar los valores ecológicos de Doñana».

«Esa va a ser siempre la línea de trabajo de la Consejería de Sostenibilidad, Medio Ambiente y Economía Azul. Venimos con toda la predisposición, primero a dar cuenta de la memoria de gestión del año 2021 y para hablar de plan de trabajo del plan 2023, que se va a presentar hoy aquí, y entiendo que en un consejo de participación lo más importante es escuchar y con la predisposición de alcanzar grandes acuerdos reales que se puedan cristalizar en acciones concretas para proteger, salvaguardar y proyectar el futuro de Doñana», ha concluido.

Esto proyectos están centrados en mejora de hábitat, restauración ambiental y mejora de las instalaciones de Uso Público; así como la mejora del conocimiento para continuar con la adaptación de la gestión a los escenarios de cambio global, especialmente el cambio climático, entre otros.

El consejero de Sostenibilidad ha señalado que la Junta tiene «un compromiso inequívoco» con los espacios naturales y que es «imprescindible» la coordinación y colaboración de todas las partes para hacer frente a los grandes retos medioambientales que hay por delante.

Muere el ejemplar de lince ibérico más longevo en Doñana

La hembra Aura, la tercera que ingreso en el Programa de Conservación Ex-situ, fallece a los 20 años

La hembra de lince ibérico Aura, el tercer ejemplar que ingresó en el Programa de Conservación Ex-situ, falleció el pasado 27 de octubre en Doñana (Huelva) a los 20 años, siendo el ejemplar de lince ibérico más longevo del que se tiene registro hasta la fecha.

Así lo ha indicado el programa en una publicación en sus redes sociales, consultadas por Europa Press, en la que han señalado que cuando Aura nació en el año 2002, su especie se encontraba en un estado «crítico» ya que en aquellas fechas se contabilizaban menos de cien animales de esta especie. En este sentido, han explicado que tras 20 años el censo de linces ibéricos silvestres es de más de 1.300 individuos.

De la misma manera, han destacado que los genes de Aura han ido pasando de una generación a otra y su contribución «ha permitido que más de 917 ejemplares (cautivos y silvestres) hayan sido portadores de su genética en algún momento».

Nacida en Doñana, Aura fue seleccionada con tres semanas de vida para ser fundadora del programa de cría en cautividad. Este lince pesaba menos de un kilo cuando llegó al zoobotánico de Jeréz tras lo que fue trasladada junto a su hermana al centro de El Acebuche donde, a lo largo de su vida, ha dado a luz a 14 cachorros. En 2018 retiraron a Aura de la cría para ser la embajadora de la especie en el centro de visitantes de El Acebuche.

Atropellan a una madre y su cachorro de lince en la carretera de Hinojos

Durante 2020 murieron atropellados cinco linces en esta misma carretera que tiene comprometidas inversiones para intentar evitarlas

WWF España, Seo Birdlife y Ecologistas en Acción, junto a la plataforma ciudadana Stop Atropellos Lince – Carretera Dehesa de Abajo, denuncian públicamente que en el pasado sábado han muerto atropellados dos linces, madre y cachorro, en la carretera A-481 de Chucena-Hinojos- Villamanrique.

La decisión de la Junta de Andalucía de no informar en esta legislatura sobre los atropellos de lince ibérico a la ciudadanía, a diferencia de las anteriores legislaturas, dificulta a las entidades conservacionistas el seguimiento de las muertes de lince para la participación en el diseño de medidas dirigidas a su protección. No obstante, los grupos ecologistas tuvieron conocimiento de la muerte por atropello de cinco ejemplares en esta misma carretera durante 2020 y la Junta de Andalucía se comprometió entonces a tomar medidas que evitaran los atropellos. También anunció en 2020 que se ejecutarían “medidas innovadoras” que consistían básicamente en colocar reflectantes persuasivos para que no atraviesen las carreteras.

Según las organizaciones ecologistas, «está comprobado que el tráfico rodado no cumple las indicaciones de las señales de tráfico, a pesar de que la carretera de Chucena-Hinojos-Villamanrique tiene supuestamente una correcta señalización vial y es sabido que los linces campean por esta área en busca de conejos para comer».


Además, «no existen controles de velocidad. Lo mismo ocurre con los otros puntos negros de muerte para la fauna, especialmente el lince ibérico, que están perfectamente identificados en esta área, pero la actuación en los mismos es escasa o nula».


Por otra parte, la Junta de Andalucía es socio del Life Lynx Connect en el que se están invirtiendo más de 18 millones y medio de euros y entre sus 33 medidas diseñadas, incluye una relacionada con la reducción de muertes por atropello descrita como “Corrección de puntos negros de alta prioridad para que los cruces de carreteras sean seguros en las zonas de conexión, así como monitoreo de la efectividad de esas estructuras de corrección para mantener valores aceptables de muerte no natural por atropellos”.


Por todo ello, las tres organizaciones ecologistas que forman parte del Consejo de Participación del Espacio Natural Doñana, con el apoyo de la plataforma ciudadana contra los atropellos de fauna, van a solicitar a Miguel Delibes, presidente del Consejo, que en la próxima reunión se debatan propuestas dirigidas a las administraciones central y autonómica, con la reivindicación de que se comprometan firmemente con la permeabilización de todas las infraestructuras viarias para la fauna con mejora de la señalización existente, con especial énfasis y atención en los puntos negros ya sobradamente conocidos.

Según los ecologistas, se les requerirá la colocación de controles de velocidad como medida urgente de seguimiento para el respeto a las normas de tráfico, haciendo si es necesario un llamamiento expreso a las personas que utilizan estas carreteras a realizar buenas prácticas en la conducción, sobre todo en los puntos negros, que «deberán identificarse perfectamente».


Frenar los atropellos supone eliminar el 32% de las causas de muerte por la actividad humana en las zonas linceras según aseguran, «suponiendo un paso importante para garantizar el futuro de una especie que siempre ha coexistido con nosotros y a la que dedicamos tantos esfuerzos para sacarla de la situación crítica en la que se encontraba».

Muere atropellado un cachorro de lince en la A-483 en Almonte

Se trata de uno de los ejemplares nacidos en este 2021

Un cachorro de lince ibérico, especie declarada en peligro de extinción, ha muerto atropellado este martes en la carretera A-483 a la altura del Acebuche, en el término municipal de Almonte, según han confirmado a Europa Press desde la Consejería de Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible.

Así, desde la Consejería han detallado que se trata de un cachorro de los nacidos este año 2021 y que el atropello se produjo sobre las 7,00 horas de la mañana a la salida de Matalascañas y en dirección al Rocío.

Tras el suceso, trabajadores del Centro de Análisis y Diagnóstico de la Fauna Silvestre de Andalucía (CAD) procedieron al levantamiento del cadáver del animal y trasladaron sus restos al centro para realizar la identificación del mismo.

El último atropello registrado en Andalucía de un lince se produjo el pasado mes de abril, cuando un macho adulto resultó mortalmente atropellado en la carretera que conecta los municipios de Aznalcázar y Benacazón, en la provincia de Sevilla.

Nacen cuatro nuevos cachorros de lince en El Acebuche

En total son ya diez los cachorros alojados en las instalaciones de este centro

El Programa de Cría en Cautividad del Lince Ibérico Lynx ex situ ha registrado en el centro El Acebuche, ubicado en Almonte, en el Espacio Natural de Doñana, el nacimiento de cuatro nuevos cachorros.

Según ha informado en su página de Facebook, el programa de cría en cautividad de la especie indica que este lunes por la tarde tuvo lugar el nacimiento de cuatro nuevos cachorros en el parto de la hembra ‘Nota’.

En total son ya diez los cachorros alojados en las instalaciones de este centro. La temporada de cría en el Programa de Conservación Ex-situ continúa y se esperan nuevos nacimientos en los próximos días.

Para la actual temporada de cría de 2021 se han establecido 28 parejas reproductoras en el programa de conservación ex situ del lince ibérico. Según los parámetros reproductivos, se estima obtener alrededor de 40 cachorros al finalizar la campaña.

 

El lince errante de Rociana cumple la cuarentena en perfecto estado

Tras pasar por el Centro de Recuperación de Especies Amenazadas de Marismas del Odiel, será liberado para mejorar la diversidad genética de la especie

Corrió aún más rápido por las redes sociales que por las adoquinadas calles de Rociana del Condado. Su aventura por el pueblo onubense fue noticia de telediario en todo el mundo. Ocurría el pasado 25 de septiembre. No era para menos. Un lince errante deambulando de aquí para allá mientras esquivaba a guardias civiles en su frenética huida, resulta verdaderamente insólito. Al final, fue atrapado en el zaguán de una casa.

El lince errante de Rociana del Condado acaba de pasar la cuarentena en el Centro de Recuperación de Especies Amenazadas (CREA) que tiene la Junta de Andalucía en el paraje natural Marismas del Odiel, en Huelva. En todo este tiempo se le han practicado varias pruebas y chequeos para conocer su estado de salud. Los resultados señalan que está en perfecto estado. Ninguna lesión. Ningún agente infeccioso. Está sano.

Ahora es el momento de decidir cuál será su futuro más inmediato. Teresa del Rey Wamba es veterinaria del Plan de Recuperación del Lince Ibérico en Andalucía y del CREA Marismas del Odiel: «Hay dos opciones, una es liberarlo en el área de Doñana donde fue capturado o bien, soltarlo en Andalucía u otra zona lincera de la Península Ibérica para mejorar la diversidad genética de esta especie».

Por el momento, el lince errante de Rociana permanece siempre vigilante en su instalación del CREA. De vecino, pared con pared, un buitre leonado joven que en uno de sus primeros vuelos largos acabó agotado y ahora necesita alimentarse bien durante un tiempo para recuperar fuerzas, antes de continuar su lucha diaria por la supervivencia.

Un lince sin nombre

Al lince errante de Rociana todavía no le han puesto nombre. Es uno de esos ejemplares que han logrado escapar de los fototrampeos y que, por lo tanto, aún no han podido identificar. El patrón de sus manchas, igual que la huella dactilar que nos hace únicos a los humanos, no está en el ‘sistema’. Este lince no está fichado. Hasta ahora sólo hay conjeturas más o menos certeras: se trata de un macho nacido, casi seguro, en la zona del Espacio Natural de Doñana y que, por el desarrollo de su cuerpo y de sus dientes, podría tener entre dos y tres años.

El nombre con el que se bautiza a los linces empieza cada año por una letra del abecedario. En 2020, por ejemplo, toca la letra ‘r’. Así, entre los cachorros andaluces de esta temporada encontramos a Rima, Remesal o Ratosilla. En cambio, aquellos ejemplares cuyo año de nacimiento se desconoce, como es el caso, se les guarda la letra ‘i’. La ‘i’ de indeterminados.

Este es el tercer lince que acaba en el CREA de Huelva este año. El primero llegó al centro tras ser atropellado. Hoy forma parte del programa de cría en cautividad por su valía genética. El segundo fue un cachorro encontrado en la Sierra Norte de Sevilla totalmente desnutrido. El tercero aún permanece en las instalaciones rugiendo su próxima libertad. Y a la espera de un nombre.

Nuevo Life

Andalucía es referente indiscutible en la cría en cautividad y reintroducción del lince en el medio natural. En septiembre echó a andar un nuevo proyecto Life, denominado Lynxconnect, con el reto de crear una población consolidada y viable de esta especie emblemática de la Península Ibérica.

La consejera de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, Carmen Crespo, ha subrayado que este proyecto se basa en la colaboración y unidad de los 21 socios que forman parte del Lynxconnect. «Tenemos por delante un objetivo común y un trabajo colectivo que permitirá un futuro cada vez más halagüeño para el lince ibérico», ha señalado la consejera, quien además ha agradecido el esfuerzo de quienes «cuidan y sanan a los linces que llegan heridos o desorientados a los centros de recuperación de especies amenazadas».