La AIQBE se mantiene como motor de empleo durante la pandemia

La cifra de negocio llegó en 2020 a los 6.896 millones de euros, inferior a la de 2019 por la caída de consumo de carburantes por el confinamiento

La Asociación de Industrias Químicas, Básicas y Energéticas de Huelva (Aiqbe) ha reforzado durante 2020 su posición como «motor de empleo» de calidad en la provincia.

De este modo, a pesar de las dificultades impuestas por la pandemia del Covid-19, las empresas han sumado 2.565 puestos de trabajo directos, que junto al resto de empleo directo en empresas auxiliares suponen más de un tercio del empleo industrial onubense. Así se desprende de la Memoria Anual presentada este miércoles por Carlos Ortiz, presidente de la Asociación, que ha destacado «la fortaleza del sector en la economía onubense».

El presidente de la Junta de Andalucía, Juan Manuel Moreno, ha clausurado el acto en el que también han participado el consejero de Transformación Económica, Industria, Conocimiento y Universidades de la Junta de Andalucía, Rogelio Velasco, así como autoridades del ámbito institucional y empresarial onubense, y que se ha desarrollado en el salón de actos de la Facultad de Derecho del Campus de El Carmen de la Universidad de Huelva.

Durante su intervención, el presidente de la Junta se ha referido a las empresas que integran Aiqbe como un «núcleo industrial de referencia que aglutina y representa una parte importantísima del sostén industrial de Andalucía y de la provincia de Huelva».

Asimismo, ha subrayado la importancia del sector que, como en otras crisis, «ha vuelto a demostrar que cuanto mayor es la capacidad industrial de una zona mejor es su resistencia a la adversidad», una circunstancia que se ha dejado notar en un aspecto «esencial» como el mantenimiento del empleo, «un empleo altamente cualificado, de calidad y, como ha quedado acreditado en estos 19 meses de pandemia, un empleo estable».

Por su parte, Carlos Ortiz ha manifestado que, en el año 2020, «sin duda el más significativo de toda la historia de la Aiqbe», las empresas «han contribuido a sostener, con su desempeño diario, gran parte del producto interior bruto de nuestra provincia, fortaleciendo su posición como fuente de empleo y de riqueza».

En este sentido, ha puesto en valor que, en los momentos más difíciles, «la industria ha demostrado sobradamente su carácter resiliente, fijando a la población al territorio y contribuyendo al bienestar de todos los que habitamos este territorio único».

Según recoge la Memoria, la cifra de negocio de las empresas asociadas de la Aiqbe fue de 6.896 millones de euros, una cifra inferior a 2019 que responde a la escasa demanda de combustibles en 2020, debido a los largos periodos de confinamiento y cierres perimetrales, en los que se ha restringido considerablemente el uso de los transportes.

Las empresas de refino de petróleo, regasificación de GNL, almacenamiento y transporte de combustibles son las que han supuesto un volumen de producción más elevado dentro de la Aiqbe, con un 50,8 por ciento.

Le sigue la actividad metalúrgica del cobre, con el 25,7 por ciento de la producción, y las plantas de productos químicos básicos, con el 20,7 por ciento de la producción industrial, un dato significativo como consecuencia del incremento de su demanda para usos médicos, mientras que las plantas de generación eléctrica han supuesto el 2,8 por ciento de la producción total.

Todo ello se ha traducido en 7.343 millones de euros de valor de producción, y 7.013 millones de euros como gastos de explotación, destacando los gastos en materias primas auxiliares (74,6 por ciento) y de energía eléctrica, combustibles y agua de proceso (4,8 por ciento).

Casi un tercio de la producción (32 por ciento) ha sido destinada a la exportación y otro 32 por ciento al mercado autonómico, mientras que un 36 por ciento se ha comercializado en el resto de España, generando un Valor Añadido Bruto de 791 millones de euros, lo que representa el ocho por ciento del VAB provincial.

En el ámbito de la logística, las empresas de Aiqbe han movido en 2020 más de 43 millones de toneladas, destacando especialmente la relación de la Asociación con el Puerto de Huelva ya que más de 20 millones de toneladas lo hicieron a través del Puerto de Huelva.

Respecto al empleo directo generado por las empresas de Aiqbe en 2020, Carlos Ortiz ha subrayado que supone el 33,6 por ciento del empleo industrial en el conjunto de la provincia de Huelva.

En este sentido, ha valorado la entrada de los nuevos socios, Bio Oils, Gunvor y Lipsa, así como a la necesidad de ampliar los turnos y contratar más personal externo para asegurar la higiene y la desinfección de todas las áreas de trabajo, con motivo de la pandemia. En el ejercicio 2020, el número de empleos relacionados con la actividad de la Aiqbe ha sido de 8.961 empleos.

Por su parte, las inversiones en el año 2020 sumaron 219 millones de euros. Una cifra que, aunque resulta ligeramente inferior a años anteriores, destaca por estar entre las cinco mayores de la última década, con una inversión acumulada que alcanza los 1.771 millones de euros en el periodo.

Las acciones de apoyo social al entorno son una de las prioridades de la Aiqbe que, en 2020 ha concentrado el grueso de su presupuesto en este ámbito en canalizar ayudas destinadas a los más vulnerables y a los que más han sufrido en estos meses, colaborando activamente y financiando proyectos sociales con organizaciones humanitarias sin ánimo de lucro como el Banco de Alimentos, Cáritas y Cruz Roja, sirviendo además de enlace entre las empresas asociadas y las entidades de cualquier tipo que han acudido solicitando ayuda en esta difícil situación.

La Aiqbe cuenta en la actualidad con 18 miembros, que juntos suman 19 plantas de producción en los términos municipales de Huelva y Palos de la Frontera y que conforman el núcleo más significativo de la actividad industrial andaluza y uno de los más importantes del país.

Suspenden las movilizaciones por la deuda con los trabajadores del SAS

Los sindicatos dan un «voto de confianza» tras comprometerse el gerente a realizar los pagos

Los cuatro sindicatos que en las últimas semanas se han movilizado para exigir al Servicio Andaluz de Salud (SAS) el pago del Complemento de Rendimiento Profesional (CRP) de 2019 que aún adeuda a los trabajadores, SMA, CSIF, CCOO y UGT, han dado un «voto de confianza» y detienen las movilizaciones.

Así lo han comunicado las cuatro organizaciones sindicales después de que, en la mesa sectorial celebrada este jueves, el gerente del SAS, Miguel Ángel Guzmán, se comprometiera públicamente a pagar las cantidades que adeuda a los trabajadores del SAS, «aunque sea en otro concepto distinto», dijo.

Las centrales sindicales señalan que las «presiones» ejercidas por SMA, CSIF, CCOO y UGT y las «continuas protestas» en los centros sanitarios de toda Andalucía han hecho que Guzmán admita que existe una deuda del 24 por ciento del segundo pago y afirme que, aunque el presupuesto para el CRP 2019 ya lo tienen más que cerrado, negociará su abono con Hacienda.

Las cuatro organizaciones sindicales, tras convocar movilizaciones las semanas anteriores, «dan un voto de confianza y detienen las movilizaciones a la espera no solo de ese pago, pues además se han constituido diversas mesas de negociación para cerrar acuerdos tan fundamentales como la carrera profesional, urgencias, etc. que comenzarán de forma inmediata», concluyen.

Revolver el mundo

Rafa Pinto inauguró el pasado mes de enero la exposición ‘The Dolittle People’, a la que fui invitada. 

El cuadro que aparece en la invitación y que ilustra este artículo lo pintó ex profeso para el Festival ‘Grito de mujer’ que íbamos a celebrar en Riotinto el 14 de marzo de 2020, cuyo lema era ‘las niñas huérfanas por violencia de género’.

Se brindó a transportar el cuadro y a asistir al acto, sin conocerme de nada, lo cual dice mucho de él como ser humano.

Como pueden imaginar nada pudo llevarse a cabo. Ni siquiera nos pudimos conocer personalmente. 

Ante la imposibilidad de corresponder a su invitación, he querido hacerle un pequeño regalo manifestando mi opinión y mi punto de vista sobre su obra:

Revolver el mundo,

romper espejos,

los cimientos son el cielo,

la madre ahora yace muerta y el niño se convierte en la Piedad acunando un cuerpo muerto, muerto antes de que muriera.

El cristal presenta una realidad caótica cuyo orden es la herida que provoca todo lo que conmueve a un genio, todo es el esperpento en que nos hemos convertido como sociedad. Por ello las figuras están distorsionadas, la concavidad del hueco, del vacío, de la existencia en el callejón del gato, la extrema necesidad de zarandear las conciencias dormidas.

Sin duda, la genialidad de Rafa no tiene parangón. Su perspectiva es la visión de un artista que grita lo que calla el mundo.

En definitiva, tu mirada ante la realidad cambiará ante el mundo arrebatador que presenta en sus cuadros.

Por Rosario Santana, poetisa

El lince errante de Rociana cumple la cuarentena en perfecto estado

Tras pasar por el Centro de Recuperación de Especies Amenazadas de Marismas del Odiel, será liberado para mejorar la diversidad genética de la especie

Corrió aún más rápido por las redes sociales que por las adoquinadas calles de Rociana del Condado. Su aventura por el pueblo onubense fue noticia de telediario en todo el mundo. Ocurría el pasado 25 de septiembre. No era para menos. Un lince errante deambulando de aquí para allá mientras esquivaba a guardias civiles en su frenética huida, resulta verdaderamente insólito. Al final, fue atrapado en el zaguán de una casa.

El lince errante de Rociana del Condado acaba de pasar la cuarentena en el Centro de Recuperación de Especies Amenazadas (CREA) que tiene la Junta de Andalucía en el paraje natural Marismas del Odiel, en Huelva. En todo este tiempo se le han practicado varias pruebas y chequeos para conocer su estado de salud. Los resultados señalan que está en perfecto estado. Ninguna lesión. Ningún agente infeccioso. Está sano.

Ahora es el momento de decidir cuál será su futuro más inmediato. Teresa del Rey Wamba es veterinaria del Plan de Recuperación del Lince Ibérico en Andalucía y del CREA Marismas del Odiel: «Hay dos opciones, una es liberarlo en el área de Doñana donde fue capturado o bien, soltarlo en Andalucía u otra zona lincera de la Península Ibérica para mejorar la diversidad genética de esta especie».

Por el momento, el lince errante de Rociana permanece siempre vigilante en su instalación del CREA. De vecino, pared con pared, un buitre leonado joven que en uno de sus primeros vuelos largos acabó agotado y ahora necesita alimentarse bien durante un tiempo para recuperar fuerzas, antes de continuar su lucha diaria por la supervivencia.

Un lince sin nombre

Al lince errante de Rociana todavía no le han puesto nombre. Es uno de esos ejemplares que han logrado escapar de los fototrampeos y que, por lo tanto, aún no han podido identificar. El patrón de sus manchas, igual que la huella dactilar que nos hace únicos a los humanos, no está en el ‘sistema’. Este lince no está fichado. Hasta ahora sólo hay conjeturas más o menos certeras: se trata de un macho nacido, casi seguro, en la zona del Espacio Natural de Doñana y que, por el desarrollo de su cuerpo y de sus dientes, podría tener entre dos y tres años.

El nombre con el que se bautiza a los linces empieza cada año por una letra del abecedario. En 2020, por ejemplo, toca la letra ‘r’. Así, entre los cachorros andaluces de esta temporada encontramos a Rima, Remesal o Ratosilla. En cambio, aquellos ejemplares cuyo año de nacimiento se desconoce, como es el caso, se les guarda la letra ‘i’. La ‘i’ de indeterminados.

Este es el tercer lince que acaba en el CREA de Huelva este año. El primero llegó al centro tras ser atropellado. Hoy forma parte del programa de cría en cautividad por su valía genética. El segundo fue un cachorro encontrado en la Sierra Norte de Sevilla totalmente desnutrido. El tercero aún permanece en las instalaciones rugiendo su próxima libertad. Y a la espera de un nombre.

Nuevo Life

Andalucía es referente indiscutible en la cría en cautividad y reintroducción del lince en el medio natural. En septiembre echó a andar un nuevo proyecto Life, denominado Lynxconnect, con el reto de crear una población consolidada y viable de esta especie emblemática de la Península Ibérica.

La consejera de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, Carmen Crespo, ha subrayado que este proyecto se basa en la colaboración y unidad de los 21 socios que forman parte del Lynxconnect. «Tenemos por delante un objetivo común y un trabajo colectivo que permitirá un futuro cada vez más halagüeño para el lince ibérico», ha señalado la consejera, quien además ha agradecido el esfuerzo de quienes «cuidan y sanan a los linces que llegan heridos o desorientados a los centros de recuperación de especies amenazadas».

Un día en el calendario del alma

Un día en el calendario del alma,
una fecha de sangre y fuego,
una grieta vulnerando la Historia,
una mano ciega en el tiempo.

Hay un día donde muere la hora,
donde el llanto inunda la Corta,
donde hasta el pensamiento duele,
hay un día en lo eterno de la memoria.

Siempre hay un día donde la vida perece,
aunque siga el latido;
siempre hay un día donde se oscurece el firmamento,
aunque el cielo nos muestre su brillo;
siempre hay un día donde los jirones del alma se esparcen por las esquinas,
aunque el cuerpo prosiga hasta la orilla.
Siempre habrá un grito silencioso
en este quebrado mutismo,
siempre habrá un cuatro de febrero
y un año de los tiros.» R.S. ©

El silencio del aire

«El silencio del aire, el silencio de.la soledad en la noche, ese momento en que te vas desmaquillando el alma, ese instante en que el espejo no está empañado porque te muestra la faz que nadie ve, esa hora del encuentro consigo mismo. Ese silencio de la máscara que todos llevamos aunque no sea Carnaval.

¿y qué ves frente a ti? Ves toda la memoria que quisiste enterrar, todas las arrugas que te dejó el destino, cada surco de sufrimiento y cada luz cuando sonreías. Ves el regazo que te acunó y el abrazo de la piel tatuado en otra piel, las huellas del llanto y la sombra en los ojos que en otra pupila quedaron,

los sueños de la infancia y las expectativas incumplidas. ..y también ves esos regalos que nunca pediste a los Reyes Magos y te los regaló la vida. El espejo del tiempo va avanzando mientras buscamos un rostro que sonría siempre. Quizás mañana, al maquillarme de nuevo, me equivoque de máscara o quizás algún día me atreva a ponerme un antifaz en los ojos para que nadie pueda vislumbrar la imagen que me devolvió el espejo.

Rosario Santana, poeta