Desarticulan dos fábricas ilegales de tabaco que operaban en Moguer

Featured Video Play Icon

Se han intervenido 200 kilos de hoja de tabaco y 17.000 euros en efectivo

La Guardia Civil ha procedido a la detención de tres personas por su supuesta implicación en los delitos de contrabando, delito contra la salud pública, delito contra la propiedad industrial y delito de pertenencia a grupo criminal, desmantelando varios puntos ilícitos de fabricación de cigarrillos para la venta al público desde distintos comercios de la localidad de Moguer.

Las investigaciones se iniciaron el pasado mes de octubre, tras percatarse los agentes de la existencia de distintos puntos de venta dedicada a la venta de cajetillas de tabaco, careciendo de las precintas oficiales correspondientes y de procedencia desconocida.

Los agentes en el trascurso de las investigaciones, localizaron dos domicilios donde existía un constante trasiego de personas, vehículos y mercancías ocultas en cajas y bolsas de basura.

 Tras meses de investigación, la Guardia Civil averiguó el modus operandi de la organización. El mismo consistía en transportar las hojas tabaco en grandes cantidades a un primer domicilio, donde se les aplicaba un tratamiento a las hojas de tabaco, para ser pasado a una máquina de picado. El tabaco ya

procesado, era trasladado a una segunda vivienda, destinada a la elaboración de los cigarrillos y cajetillas para su posterior distribución y consumo.

Para ello habían elaborado una red para el comercio ilegal de las cajetillas, realizando portes y entregas diariamente abasteciendo a diferentes locales y personas de la localidad, utilizando para ello varios vehículos.

Tras los meses de seguimiento la Guardia Civil procedió a la entrada y registro de ambos domicilios, interviniendo unos 17.000 €, 1 máquina de picar tabaco con motor incorporado, 200 kg. de hojas de tabaco, 22 kg. de picadura de tabaco, una máquina electrónica de entubar cigarrillos, 2 máquinas de entubar cigarrillos de menor tamaño, 1.000 cajetillas de cigarrillos, unos 11.000 filtros de cigarrillos,  2 extractores de aire y tres vehículos utilizados para la actividad ilícita.

Los detenidos junto a las diligencias instruidas y los efectos incautados, fueron puestos a disposición del Juzgado de Instrucción nº 1 de Moguer.

Esta operación ha supuesto un golpe de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad a una actividad como es el contrabando de tabaco. La misma Unidad de la Guardia Civil de Moguer en los últimos meses ha intervenido tabaco de contrabando con valor de 14.000 euros durante un porte en vehículo en esta localidad. Asimismo, en Bonares se intervinieron 9,7 kg de picadura de tabaco, una máquina picadora, envasadora y básculas, que serían utilizadas para el mismo fin.

La Guardia Civil interviene 346 prendas falsificadas en el mercadillo de Huelva

Varios comerciantes salieron huyendo abandonando la mercancía ilegal y uno de ellos fue identificado

 

La Guardia Civil ha intervenido 346 prendas de vestir, todas ellas de género falsificados, en un dispositivo llevado a cabo en el mercadillo de la ciudad de Huelva que se celebra en las mañanas del domingo.

Este dispositivo se ha llevado a cabo dentro del marco de la lucha contra el comercio ilegal de prendas falsificadas que afecta especialmente en nuestras costas y zonas turísticas de la provincia, así como al comercio legal ambulante, según informa el Instituto Armado en nota de prensa.

Durante el operativo, se localizó a varias personas comerciando con determinados artículos que, al percatarse de la presencia de los agentes, huyeron de la zona, abandonando la mercancía, siendo interceptado finalmente uno de ellos.

Al inspeccionar los objetos arrojados, así como los que portaba la persona investigada, se pudo comprobar que se trataba de artículos falsificados. En total se han incautado 346 prendas falsificadas tales como zapatillas de deporte, chanclas, bolsos, camisetas y equipaciones de fútbol.

La Guardia Civil recuerda a la ciudadanía que la compra-venta de productos falsos perjudica gravemente al sector del comercio, además de afectar a la calidad de los productos que adquirimos, ya que éstos podrían no haber pasado ningún tipo de control, estando expuestas las personas que las usan a sufrir daños, lesiones y/o alergias en la piel por la baja calidad de los tejidos, tintes y materiales utilizados en su confección.