La iglesia se apropió de dos fincas en Berrocal como bienes inmatriculados

La polémica de las posesiones de la Iglesia ha llegado hasta la Cuenca Minera

La Iglesia española ha reconocido públicamente que cerca de un millar de bienes inmuebles que aparecen en la lista de activos inmatriculados no son suyos, y ha llegado a un acuerdo con el Gobierno para abrir un proceso para su devolución. De entre este millar de bienes repartidos por toda España cinco estarían en la provincia de Huelva y dos corresponderían a dos fincas de Berrocal según han señalado desde la propia Diócesis de Huelva.

El acuerdo se hizo público ayer tras la reunión que mantenida entre el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el presidente de la Conferencia Episcopal, el cardenal Juan José Omella.

La previsión es que el Gobierno ponga en conocimiento de las entidades locales y de los registros esta información y se puedan así iniciar los procesos de regularización que puedan corresponder. La Iglesia ha expresado su compromiso de colaboración para facilitar estos procesos.

Este estudio se ha realizado a través de las consultas realizadas a las distintas diócesis y ha consistido en la catalogación de los bienes, su división por diócesis y la verificación de los procesos de inmatriculación en cada uno de los bienes mencionados.