Galaroza tendrá su historia sobre la década de los años Treinta

El Comisionado para la Memoria Democrática publicará el trabajo de Antonio F. Tristancho

Tras numerosas investigaciones realizadas a lo largo de los últimos cuatro años, el trabajo de Antonio Fernández Tristancho sobre la historia de Galaroza durante la década de los Treinta del siglo pasado será publicado en forma de libro. La iniciativa correrá a cargo del Comisionado para la Memoria Democrática de la Diputación Provincial de Huelva, que ha programado esta edición dentro de sus colecciones bibliográficas para 2022.

Tristancho lleva muchos años sacando del olvido pasajes históricos de la vida cachonera, pero fue en 2018 cuando se dedicó plenamente a la década de los Treinta, recopilando datos del archivo de la Asociación Cultural Lieva, de la que es presidente. Estas y otras informaciones le han servido para atesorar cientos de documentos y fotografías referidos a los años que significaron esperanza, cambios, inestabilidad y también tragedia para la localidad.

Precisamente, el autor quiere que su trabajo abarque distintos ámbitos de la vida cachonera en aquel tiempo. Por ello, no será un libro exclusivamente de Memoria Histórica relacionada con los sucesos de la Guerra Civil española, sino que se extenderá a estadios como la cultura, la sociedad, la actividad institucional o la vida de los vecinos y las vecinas.

La tarea ha sido posible después de realizar un completo trabajo que incluye la búsqueda de documentos de la década de los años treinta en archivos públicos y privados, la detección, identificación, selección y escaneo de documentación, la sistematización y catalogación de documentos, la consulta en hemerotecas para conocer noticias periodísticas, las conversaciones con vecinos para detectar experiencias y otros documentos, sobre todo fotografías para que pudieran incorporarse al proyecto, o el análisis de diversos ámbitos de la vida de Galaroza durante los años 30.

Entre los contenidos que se van a incorporar destaca la labor del Ayuntamiento republicano de Galaroza desde 1931 a 1935, que ha sido descubierta, escaneada y analizada en profundidad; recortes de hemeroteca procedentes de diarios como el Odiel, ABC, La Vanguardia o El Sol; el dinamismo social de la época, cifrado en instituciones como el casino de la Unión Recreativa, la Sociedad de Socorros Mutuos ‘La Alcancía’ o el Club Deportivo Cachonero, entidades emblemáticas de las que se reconstruirá parte de su historia; la acción cultural y educativa de la época, el anticlericalismo y, en general, la reseña de unos años difíciles en muchos aspectos.

En este recorrido no podía faltar la alusión al estallido de la Guerra Civil y la  represión posterior, con referencias a los expedientes carcelarios de los procedimientos instruidos por el Consejo de Guerra Permanente de Huelva desde 1937 en adelante;  datos de diversos autores, destacando la recuperación del trabajo ‘Purgatorio ensangrentado’, de Eliecer Domínguez; la reconstrucción de historias personales y familiares que sufrieron persecución y muerte tras 1936, y un sentido alegato en favor de la recuperación de la dignidad y la reparación para las víctimas.

Algunos de estos datos ya se han dado a conocer en los últimos años, a través de diversos medios de comunicación y también de conferencias y boletines culturales como ‘La Regaera’, pero será la primera vez que aparezca todo compilado y sistematizado.  

En definitiva, el trabajo de Antonio F. Tristancho reconstruye las pequeñas historias de Galaroza durante los años Treinta del siglo XX, con especial incidencia en el contraste entre la esperanza que conllevaron los cambios políticos a la mayoría de la población y la tragedia del conflicto bélico que supuso la fractura de la  sociedad cachonera.

Cierra el centro de personas con discapacidad de Galaroza por el positivo de un usuario

La instalación gestionada por Paz y Bien suspende la atención presencial al quedar confinados todos los usuarios

Un usuario del Centro de Día para Personas con Discapacidad de Galaroza ha dado positivo por covid-19, lo que ha obligado al confinamiento durante 14 días de los usuarios y trabajadores que tuvieron contacto directo con la persona afectada y ha llevado al centro a suspender la atención presencial durante este periodo.

La directora del Múrtiga, como se llama este centro concertado que gestiona la Asociación Paz y Bien, Gloria González, ha explicado a TINTO NOTICIAS que la atención presencial ha quedado suspendida, si bien se mantiene la atención telemática que ya se llevaba a cabo anteriormente y que ahora se extiende a los cerca de 30 usuarios y usuarias que hasta ahora acudían al centro y ya no pueden hacerlo al estar en aislamiento forzoso.

Ante ello, según ha indicado la propia González, el centro solo se mantiene abierto para la referida atención telemática, para lo que solo pueden acudir al mismo los trabajadores y trabajadoras que no han tenido contacto directo con la persona afectada, quien, según ha podido saber este periódico, vive en Aracena y dio positivo el pasado viernes.

Asimismo, la directora del centro ha explicado que ya se les han practicado las pruebas del coronavirus a todos los empleados y empleadas del mismo y al resto de usuarios y usuarias de este recurso asistencial, tras lo que se les ha comunicado que todas han dado negativo.

Este centro de Galaroza tiene una doble función: la de centro de día para personas con discapacidad y la de centro de día con terapia ocupacional para personas con discapacidad. Ambas se llevan a cabo en instalaciones distintas, pero comparten los mismos recursos, motivo por el que el cierre de la atención presencial se ha llevado a cabo en las dos, tal y como ha detallado la propia directora.

Riotinto y Nerva disfrutan de rutas de senderismo por la Sierra

Vecinos y vecinas de los municipios de Nerva y Minas de Riotinto disfrutaron este domingo 28 de enero de dos rutas de senderismo por la Sierra de Huelva, organizadas por los ayuntamientos de ambas localidades.

Los senderistas nervenses recorrieron el Cerro de San Cristóbal en Almonaster la Real, tras lo que, próximamente, podrán disfrutar de otra ruta por el conocido Caminito del Rey, tal y como ya ha anunciado el Ayuntamiento de Nerva, que ha animado a todos los interesados e interesadas a informarse en el Área de Deportes del Consistorio.

Por su parte, los senderistas de Minas de Riotinto disfrutaron de la ruta ‘Los secretos del agua’, que les mostró «una imagen de nuestra Sierra que aún no habíamos conocido», tal y como han destacado desde el Ayuntamiento, que ha iniciado así su programa municipal de senderismo de 2018.

Los participantes pudieron pasear por los caseríos del municipio serrano de Galaroza, declarados Conjunto Histórico, y disfrutaron del laberinto trazado de sus calles a los pies del Cerro de Santa Brígida, tras lo que siguieron la orilla de la Ribera de Jabugo, subieron el Cerro del Castaño y descendieron hasta la Peña de Arias Montano.

Desde el consistorio riotinteño ya esperan a los participantes en la próxima ruta del programa municipal de 2018, que tendrá lugar el próximo 11 de marzo.