Riotinto acoge la visita de geólogos franceses para conocer las peculiaridades de la Faja Pirítica Onubense

Las actividades se han desarrollado a lo largo de tres días, donde también se han realizado excursiones a Cobre las Cruces y Villanueva de los Castillejos

El entorno minero de Riotinto ha acogido recientemente la visita de geólogos franceses interesados en observar las peculiaridades de la faja pirítica onubense y su riqueza en cuanto a minerales y rocas. Esta visita ha sido posible gracias a que a finales de 2020, la Sociedad Geológica de Francia y la Sociedad Geológica de España firmaron un acuerdo bilateral de colaboración, donde se establece un marco de relaciones entre ambas sociedades, para el intercambio de información, desarrollo de actividades conjuntas y cuotas reducidas para futuras excursiones.

Juan Antonio Morales, catedrático onubense e investigador de la Universidad de Huelva y presidente de la Sociedad Geológica de España ha sido uno de los anfitriones de esta actividad, comenta que ‘se trata de la primera excursión conjunta que se va a realizar entre ambas sociedades, y se ha escogido Huelva por la importancia que tienen los yacimientos de la Faja Pirítica onubense’. El objetivo de esta primera actividad, es que la Sociedad Geológica de Francia conozca la riqueza minera de Huelva, y a su vez como declara Juan Antonio: «es una oportunidad de debate y de generar idead que puedan generar proyectos de investigación para el futuro´´.

Esta primera actividad está dirigida por Emilio Pascual Matínez, doctor y licenciado en Ciencias Geológicas, quien afirma que ‘posteriormente realizará una excursión a Francia a una zona aún por determinar’. Para Emilio el objetivo de esta visita es ‘conocer una región en alza, como es la Faja Pirítica onubense, la mayor concentración de sulfuro masivo volcanogénico de España’.

Durante el primer día de actividades programado para el 19 de abril, se realizó una visita a Riotinto, su museo y el nacimiento del rio. Al día siguiente se realizó un desplazamiento hasta la mina Cobre las Cruces de Sevilla, pertenecientes a la misma unidad geológica. El último día, se llevó a cabo una actividad geológica de terreno en Villanueva de los Castillejos, donde se observarán las series volcánicas y el tipo de formaciones que el tiempo ha ido tejiendo en la orografía.

Diputación de Huelva apuesta por la recuperación ambiental de los terrenos de la minería histórica

María Eugenia Limón se reúne con la patronal minera y asociaciones del entorno para abordar la moción aprobada para la mejora ambiental del territorio

La presidenta de la Diputación provincial de Huelva, María Eugenia Limón, se ha reunido con la patronal minera AMINER y las entidades del entorno para abordar la necesidad de acometer la recuperación ambiental de los terrenos degradados como consecuencia de la actividad minera histórica. En este sentido, todos los presentes han manifestado su apoyo a la moción recientemente aprobada para avanzar en la mejora de la calidad ambiental del territorio.

Acompañada por el vicepresidente, Juan Antonio García, al encuentro han asistido la gerente de la patronal minera (AMINER), Priscila Moreno; Juan A. Millán Jaldón y Jorge Forné, en representación de la Asociación de Comunidades de Regantes de Huelva (COREHU); Laura Pichardo y Manuel Domínguez, de Aguas Urbanas Mancomunidad MAS-GIAHSA.

La presidenta de la Diputación de Huelva, ha comenzado señalando la necesidad de recuperar este territorio, “vital para el desarrollo socioeconómico presente y futuro de la Cuenca Minera”. Por esta razón la Diputación acordó por unanimidad en el pleno del pasado mayo, instar a la Junta de Andalucía a la ejecución inmediata de un plan de restauración de zonas mineras degradadas por operaciones históricas en la cuenca del río Odiel.

“Nuestro objetivo como gobierno provincial es conseguir la recuperación medioambiental, empezando por mejorar la calidad del agua de la futura presa de Alcolea, de acuerdo con las propuestas de organismos científicos y técnicos, como la realizada por el Departamento de Ciencias de la Tierra de la Facultad de Ciencias Experimentales de la Universidad de Huelva”.

Limón ha señalado que esta actuación se enmarca en el compromiso de la Diputación de Huelva con los ODS de la Agenda 2030, “para hacer de Huelva una provincia económica, social y medioambientalmente sostenible”.

En dicha moción se ha solicitado al gobierno de la Junta de Andalucía que dichas actuaciones se financien con presupuesto propio, con los fondos europeos del nuevo marco financiero, e incluirlo dentro de la financiación transferida por el Gobierno de España para la gestión que le corresponde a la Junta de Andalucía del Fondo de Recuperación Europeo, a través del Mecanismo de Recuperación y Resilencia y del fondo de Ayuda a la Recuperación para la Cohesión y los Territorios de Europa.

Estas restauraciones supondrán una mejora de la calidad ambiental del territorio de los municipios de la Faja Pirítica Ibérica afectados por los pasivos mineros históricos, así como la puesta en valor de minas abandonadas que se convertirán en un atractivo para inversores. Todo ello contribuirá a generar empleo local, fijando la población en el territorio y favoreciendo el retorno de jóvenes que en su día emigraron por falta de trabajo, siendo un gran revulsivo sobre todo para municipios pequeños de menos de 5.000 habitantes contemplados en las medidas de apoyo a la España Vaciada.

Todos coincidieron, asimismo, en la necesidad de mejorar la calidad de las aguas de los ríos Chanza y Odiel, reduciendo los lixiviados de minas y canteras abandonadas. En cuanto al Río Tinto, se ha considerado un tratamiento diferenciado dada su especial condición natural.

Priscila Moreno, gerente de Aminer, destacó que los proyectos mineros en activo tienen el compromiso de reducción de la carga contaminante que está fijada en las respectivas autorizaciones ambientales unificadas de las compañías que actualmente operan en la provincia, “lo que supone una oportunidad para revertir impactos del pasado”. Asimismo, señaló que la reactivación de proyectos mineros tipo “Brownfield” redundará positivamente en la consecución de una mejora sustancial de las masas de agua del entorno.

En este sentido, Moreno hizo hincapié en las sinergias entre proyectos mineros nuevos y la regeneración de pasivos mineros heredados del pasado, que serán una oportunidad para la mejora en la calidad de las masas de aguas del entorno, aludiendo a varios ejemplos que lo ponen de manifiesto. Por ello, ha subrayado que la puesta en marcha de los proyectos actualmente en explotación, “lejos de ser un problema ha supuesto la mejor solución para corregir situaciones del pasado, con la eliminación paulatina de los lixiviados, y en particular de los proyectos actualmente en explotación”.

Actualmente, en la provincia de Huelva hay activos proyectos de exploración en más de una veintena de municipios, nuevos yacimientos que, según subrayó “si se les eliminara las cargas actuales de los pasivos mineros y se resolvieran las caducidades de actuales concesiones, permitiría la entrada a nuevos inversores que tienen sus miras puestas en el territorio onubense”. Asimismo, aportó un borrador de anteproyecto de Restauración de Pasivos mineros afectados por la minería histórica, “que permitiría establecer criterios de identificación y evaluación”.

Priscila Moreno también aludió a que, además de la recuperación del medio ambiente, el atractivo minero de la zona es una fuente de explotación científica, turística y cultural, que pueden convertir el proyecto experimental en un referente internacional. Para su desarrollo, apuntó a la necesidad de captar fondos a través de la propia Diputación Provincial y su interlocución con el Instituto para la Transición Justa dependiente del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, la Junta de Andalucía y entidades de la Unión Europea. Asimismo, todas las entidades acordaron trabajar de forma conjunta mediante la puesta en marcha de una comisión de trabajo que analice la identificación de entornos afectados por la actividad minera histórica, así como las prioridades de actuación designando a la Diputación de Huelva como entidad pública integradora de los proyectos.

Por parte de Juan Antonio Millán presidente de COREHU, manifestó que la recuperación ambiental será apoyada por comunidades de regantes y agricultores del Andévalo y toda Huelva, ya que ello además de mejorar los suelos degradados recuperándolos para otras actividades la agricultura y montes, reducirá los actuales lixiviados de minas abandonadas, y contribuirá a mejorar la calidad del agua de los ríos y aun más de los embalses de Chanza, Andévalo, Olivarga, Sancho, Agrio y Alcolea en construcción teniendo en cuenta que la calidad de estas aguas embalsadas son prepotables por efecto de la auto-depuración natural por dilución que eleva el PH a 6,3 y de los efectos físico químicos y de inhibición bacteriana que eleva el PH de forma irreversible hasta 7.

Manuel Domínguez, representante de MAS-GIAHSA trasladó a la Presidenta de la Diputación Provincial y a todos los asistentes, su apoyo a todos los proyectos transformadores que aborden soluciones a problemas medioambientales de la provincia de Huelva, además si son estructurantes desde el punto de vista ambiental y patrimonial, que generan riqueza y empleo, como es el caso de la recuperación de los terrenos degradados de la actividad minera histórica, subrayando “por ello siempre estaremos dispuestos a aportar nuestro conocimiento y apoyo a dichas iniciativas, dentro del marco de la colaboración y cooperación institucional.»

Al término de la reunión, se acordó constituir una Mesa Técnica de trabajo compuesta por expertos de la Diputación y externos de reconocido prestigio en este ámbito y la colaboración de AMINER, COREHU y GIAHSA, con el objetivo de identificar los entornos afectados por la actividad minera histórica y establecer unos criterios de valoración que permitan priorizar las zonas donde actuar.

La Junta presenta un plan de 3.100 millones y 6.800 empleos para la minería de la faja pirítica

Estas actuaciones presentadas a los fondos europeos pondrán en marcha nuevos procesos de recuperación de metales que en la actualidad no se están explotando

La Consejería de Transformación Económica, Industria, Conocimiento y Universidades de la Junta de Andalucía ha impulsado un proyecto tractor valorado en 3.100 millones de euros para que los sectores de la minería metálica y metalurgia en la región opten a fondos procedentes del Next Generation de la Unión Europea.

Según detalla la Consejería en una nota de prensa, esta gran actuación, que se localiza en la Faja Pirítica Ibérica, entre las provincias de Sevilla y Huelva, aglutina a una veintena de inversiones industriales y de infraestructuras lideradas por las seis principales empresas que operan en este segmento industrial.

El aprovechamiento sostenible de minerales metálicos y en el uso de fuentes de energía limpias son los principales ejes articuladores de la iniciativa, cuya puesta en marcha lleva asociada la generación de 6.800 empleos estimados.

La mayoría de las actuaciones identificadas en este macroproyecto se encuentran en fases avanzadas de tramitación administrativa, lo que permitirá su implementación a corto plazo. De ahí que la Consejería de Transformación Económica venga trabajando en los últimos meses con ambos segmentos industriales para lograr la captación de los recursos asociados al Next Generation.

La Junta resalta que se trata de «un empuje público que puede ser determinante» para la materialización de dichas inversiones en dos ámbitos que constituyen un motor de dinamización y crecimiento de la industria andaluza y sus empresas tractoras y que «pueden ser claves para la reactivación económica tras la pandemia».

Además, ese elevado nivel de avance en la tramitación constituye una ventaja adicional que refuerza la candidatura de la región frente a otras localizaciones geográficas, teniendo en cuenta que estas actuaciones están impulsadas por empresas multinacionales.

Las iniciativas propuestas plantean acciones para la producción, transformación y recuperación de metales que forman parte del grupo de materias primas fundamentales configurado por la Comisión Europea. En este enclave minero andaluz existen yacimientos de sulfuros masivos que se explotan para recuperar cobre, zinc, plomo, plata y oro, y también se localizan mineralizaciones de cobalto y otras de galio, indio y germanio.

Todos estos elementos están incluidos en esta lista de minerales y materias primas esenciales para que Europa lidere la transición económica y digital. «La pandemia ha puesto de manifiesto los riesgos asociados a la interrupción de las cadenas de suministro internacionales y, para hacer frente a esos retos, Europa considera necesario aumentar su autonomía estratégica para la provisión de recursos a la industria, ya que en la actualidad importa de países terceros la mayoría de esos metales y materias primas críticos que requiere su actividad económica», expone la Junta.

De hecho, gran parte de los minerales de la Faja Pirítica Ibérica son la base para la fabricación de equipos eléctricos y electrónicos para móviles, equipos informáticos, baterías de almacenamiento de electricidad, paneles solares o equipamiento para vehículos eléctricos.

Uso de patentes tecnológicas y energías alternativas

Estas actuaciones presentadas a los fondos europeos pondrán en marcha nuevos procesos de recuperación de metales que en la actualidad no se están explotando mediante diversas patentes tecnológicas. Además, los proyectos prevén incorporar fuentes renovables en la generación energética, sobre todo, energía fotovoltaica y uso de biomasa que se aplicarán tanto en los procesos como en las instalaciones usadas.

De igual modo, las iniciativas contemplan el fomento de alianzas industriales y mineras que podrán fortalecer las cadenas de suministros europeas y consolidarán a Andalucía y España como referente internacional.

Asimismo, entre las medidas propuestas destacan la recuperación de metales críticos como el cobalto, el indio y el zinc contenido en materiales primarios y secundarios; la obtención de metales preciosos de minerales, y la recuperación del concentrado de paladio y platino. También se incluye la actividad extractiva y de tratamiento ‘in situ’ para la producción de metales refinados o productos de alto valor añadido como el cobre, zinc, plomo, oro y plata, así como iniciativas de desarrollo tecnológico en procesos de concentración de mineral.

Igualmente, se incluye la regeneración ambiental de espacios degradados, mediante una operación minera de bajo índice de carbono.

Dat0s de la minería metálica

El sector minero en Andalucía cuenta con 464 explotaciones activas, que han convertido a la región en un referente nacional en la producción de sustancias como el cobre, el óxido de hierro, el yeso o el mármol.

Según la última estadística publicada por el Ministerio de Transición Ecológica, en 2018 el sector minero andaluz representó el 39% del valor de la producción nacional, alcanzando los 1.359 millones de euros. En los últimos años, este sector ha venido experimentando un crecimiento espectacular, en el que sobresale en primera posición el subsector metálico. Precisamente, el proyecto tractor presentado por Andalucía a los recursos del Next Generation favorecerá el fomento de este segmento, que aspira a liderar el crecimiento industrial andaluz.

De acuerdo con los datos aportados por la Asociación de Empresas Investigadoras, Extractoras, Transformadoras Minero-Metalúrgicas, Auxiliares y de Servicios (Aminer), la minería metálica andaluza ha facturado 3.200 millones de euros en 2019 y ha registrado exportaciones por valor de 1.700 millones.

Su tejido empresarial, que genera 10.000 puestos de trabajo directos y hasta 30.000 empleos indirectos, ha procesado anualmente 17 millones de toneladas de mineral. Evidentemente, en 2020, la pandemia ha tenido su incidencia negativa en los datos de ese ejercicio.