Riotinto, Zalamea, La Granada y Berrocal se convierten en ‘una mina de cuentos’

Un equipo de narradores deleita al público con cuentos basados en historias de las cuatro localidades de la Cuenca Minera

Numerosas personas han podido disfrutar durante este fin de semana de la magia de la tradición oral de varios pueblos de la provincia gracias a la celebración de la primera edición del Festival de Narración Oral ‘Una Mina de Cuentos’, un proyecto de la Diputación de Huelva que se ha desarrollado este fin de semana en las localidades de Zalamea la Real, Minas de Riotinto, Berrocal y La Granada de Riotinto, pertenecientes a la comarca de la Cuenca Minera onubense.

El Festival de Narración Oral ‘Una Mina de Cuentos’ nace cinco años después del comienzo del Festival de Narración oral ‘Un Andévalo de Cuentos’, ya consolidado, que ahora se expande con este nuevo certamen para recorrer la comarca vecina con el fin de compartir y valorar la sabiduría y la memoria de las personas mayores a través de la palabra en forma de cuentos, además de dar a conocer el patrimonio y la diversidad cultural y natural de la comarca minera.

Como ya señalara el vicepresidente de la institución provincial durante la presentación del festival, “con este proyecto estamos ayudando a afianzar la importancia de patrimonio inmaterial de esta comarca, así como el valor de las personas mayores como promotoras de la oralidad”, añadiendo que “la Cuenca Minera, por su ubicación y por su historia, es un lugar donde el pasado de la provincia permanece en la memoria de sus gentes, lo que le convierte en un especial enclave donde leyendas, recuerdos o anécdotas vuelan de boca a oído”.

Tras la recopilación de anécdotas, chascarrillos, cuentos y canciones contadas por un grupo de personas mayores de las localidades participantes al equipo de “escuchantes y escribientes” del festival, compuesto por Carmen Sara Floriano, Filiberto Chamorro y Diego Magdaleno -coordinador del certamen-, se conformaron decenas de historias que han sido la base de los cuentos narrados en las calles y plazas de estos pueblos durante este fin de semana, amenizados por Don Jozelito, un músico especialista en folclore andaluz.

Entre las narradoras y narradores profesionales que han participado en esta primera edición del festival están la onubense Carmen Sara Floriano; Charo Jaular, de Zamora; la extremeña María Fraile; los madrileños Carmen y Manuel, del colectivo Légolas, y el narrador de guardia, Diego Magdaleno. El cartel que ha anunciado el Festival es obra de la ilustradora onubense Ana Baldallo.

El festival ‘Una Mina de Cuentos’ arrancó el viernes pasado en Zalamea la Real, con la participación de la narradora María Fraile. El sábado 10 se trasladó hasta el municipio de Minas de Riotinto, con Carmen y Manuel, de Légolas, como narradores. Por la tarde, Charo Jaular fue la encargada de narrar la sesión en La Granada de Riotinto. El domingo cerró el festival en Berrocal la narradora Carmen Sara Floriano.

Irene Reina y el arte de narrar cuentos

La oradora onubense, una de las artistas participantes en la última edición de La Sierra Encuentada, destaca el poder de la narración oral

“Contar cuentos es muy importante. Nosotros somos seres muy narrativos, es lo que nos diferencia de los animales”. Así de claro lo tiene la narradora onubense Irene Reina, una de las artistas que participa este año en el proyecto La Sierra Encuentada de la Diputación Provincial de Huelva, que en esta edición lleva los cuentos a las calles y campos de Fuenteheridos, Aroche y La Nava. 

Irene Reina es narradora oral, relata cuentos y canta. A lo largo de su vida, ha trabajado como camarera, encargada de hostelería o animadora sociocultural, pero en 2017 unas amigas la invitaron a hacer unos talleres en el proyecto Abracadabra, con lo que inició una importante trayectoria como narradora.

“Me dijeron que por qué no empezaba a hacer narración oral. Yo sabía de la actividad, me gustaba mucho y conocía a algunos narradores que decían que se me daba muy bien. Así empecé a formarme y a contar cuentos”, confiesa esta artista en declaraciones a TINTO NOTICIAS, que ha querido conocer la trayectoria de esta narradora tras su participación en La Sierra Encuentada.

En esta última edición del proyecto, Reina ha participado contando historias en un sendero de Fuenteheridos camino a Galaroza. “Hacíamos unas paradas, esperábamos a que la gente se ubicase y yo contaba un cuento. Caminábamos de nuevo, contaba otro cuento, volvíamos a caminar… y así cuatro veces. Fue muy bonito”, comenta.

Además, llevó una canción tradicional, una jota llamada Jotilla de Aroche que trata sobre la repoblación que hubo en el siglo XIII de gente del norte en una sierra de Huelva. “Repartí la letra de la canción para que la pudieran seguir, la cantamos y fue muy bonito”, asegura.

Para Reina, narrar cuentos es “muy importante”. “Somos capaces de imaginar y de hacer a los otros imaginar cosas que no han vivido y sitios en los que no han estado”, postula la artista, que considera que el hecho de relatar historias es un momento “muy íntimo” entre el narrador y el oyente.

En su mayor parte, cuenta fábulas de tradición oral. “A mí lo que más me importa es un buen cuento, luego ya lo exploto de la mejor manera que pueda”, afirma Reina. La gran parte de su trabajo está dedicada a la investigación y búsqueda de repertorio. Tras esto, los ensaya. “El tema administrativo es el que menos tiempo me lleva”, matiza.

Sus cuentos están dirigidos a un público familiar, aunque actualmente está trabajando para contar cuentos a los adultos. Además, organiza actividades navideñas y del Día del Libro en la Biblioteca de Huelva, sin olvidar que esta artista onubense también lleva a cabo numerosas actuaciones musicales. De hecho, entre sus próximos proyectos se encuentran tres de índole musical de los que próximamente dará cuenta TINTO NOTICIAS.