Atalaya suma cuatro kilómetros de cortafuegos ante la llegada de las altas temperaturas

La empresa afronta la temporada de incendios con los deberes hechos

Atalaya Mining afronta la llegada de la temporada de incendios, que se dará por activada oficialmente a partir del 1 de junio, con los deberes hechos después de haber acometido diferentes métodologías para la prevención de incendios en la zona,

Ahora que se comienzan a vivir las primeras subidas de temperaturas, Atalaya ya tiene realizadas todas las labores para la prevención de incendios en el entorno de la mina de Riotinto. Para ello, se han construido 4.000 metros lineales de líneas cortafuego y 3.500 de áreas cortafuego, a los que se suman 16.000 metros lineales de fajas auxiliares.

Además, hay que incluir 4,5 hectáreas de clareo y otras 25 de desbroce en las proximidades de La Dehesa. Todas ellas son actuaciones encaminadas a impedir la propagación del fuego en días de viento y calor.

Comienzan las obras de un cortafuego en el pinar de Cartaya

La alcaldesa y el concejal de Medio Ambiente destacan “el trabajo realizado por el Ayuntamiento, cuyas gestiones han permitido que por fin arranquen estas labores preventivas en el pinar, que tenían que haber comenzado en octubre”

“Después de meses de trabajo, el Ayuntamiento de Cartaya ha conseguido que comiencen los trabajos de Prevención de Incendios Forestales en el monte cartayero”. Así lo han destacado esta mañana la alcaldesa, Pepa González Bayo, y el concejal de Medio Ambiente, José Ángel Rodríguez Marcelino, que han comprobado sobre el terreno el inicio de las tareas de realización de cortafuegos en el Campo Común de Arriba de la localidad.

Además, señalan, “hemos pedido a la Junta que se dé prioridad en esta actuación preventiva a las zonas de interfase, es decir, las más próximas a las urbanizaciones, para garantizar en primer lugar la protección de la población”.

Estos trabajos, han indicado los responsables municipales, tenían que haber comenzado en octubre del año pasado, fecha en la que expiró el convenio para la gestión del monte de la Junta de Andalucía con los ayuntamientos. “Desde antes de ese momento, – señala la regidora local-, habíamos solicitado ya la renovación del mismo a la Junta, y, además de agilizar la tramitación municipal correspondiente, hemos seguido insistiendo y enviando numerosas solicitudes a la Delegación de Medio Ambiente exigiendo su firma. Esta ha llegado con ocho meses de retraso, lo que va a impedir que puedan realizarse todas las tareas preventivas que nos hubiera gustado acometer”.

El Consistorio ha conseguido también que se dote de personal las torretas de vigilancia ubicadas en el Campo Común de Arriba y en el Campo Común de Abajo, “una reivindicación que llevamos meses planteando, porque consideramos imprescindible cuidar y poner en valor las 12.500 hectáreas de pinar de nuestro pueblo, y la prevención y la vigilancia es la mejor arma para ello”, según ha destacado la regidora local.

En esta línea, el concejal de Medio Ambiente, ha anunciado que el Consistorio va a reforzar la vigilancia del monte cartayero este verano, con distintos medios, “porque su mantenimiento es una prioridad para este Ayuntamiento”.

Rodríguez Marcelino ha señalado que la firma del convenio del monte va a permitir la licitación de los aprovechamientos forestales del pinar (madera, piña, apicultura, cinegética, pastos,..); la colaboración entre las dos administraciones en el mantenimiento de los merenderos (Las Cumbres, El Mirador y Las Palomas); y la puesta en marcha de todos los planes de gestión del monte, “que no se podían llevar a cabo desde que el convenio caducó en octubre”.

Atalaya Mining despliega su plan contra incendios con nuevos cortafuegos

También ha llevado a cabo actuaciones de desbroce en todos los terrenos del Proyecto Riotinto

 
Atalaya Mining, Proyecto Riotinto, se encuentra inmerso en la ejecución de su Plan de Prevención de Incendios Forestales para lo cual han reforzado su estrategia con la puesta en marcha de nuevos cortafuegos.
 
Además, ya han hecho un repaso de los ya existentes y han llevado a cabo la ejecución de los desbroces en todos los terrenos del Proyecto Riotinto. Uno de los aspectos más importantes de la lucha contra los incendios forestales es el de la prevención, siendo la acción más eficaz contra la producción de éstos. Esta acción se basa principalmente en dos elementos, la planificación preventiva y la regulación de los usos y actividades susceptibles de provocar incendios forestales.
La planificación de las actuaciones de prevención de incendios en terrenos forestales se incluye en los Planes de Ordenación de los Recursos Naturales, donde se establecen, junto a la evaluación del riesgo de incendios forestales y la situación actual de la prevención en el territorio, la determinación de objetivos, directrices generales, actuaciones necesarias para alcanzar los objetivos de prevención establecidos y medidas de fomento y apoyo para el desarrollo de las mismas, debiendo los propietarios y titulares de derechos reales o personales de uso y disfrute de terrenos o explotaciones forestales realizar las actuaciones y trabajos preventivos que se establezcan en los mismos.