Los trabajadores del 112 en Huelva inician movilizaciones ante el «desmantelamiento» del servicio

Acusan a la empresa Ferrovial de «abandonar» a los onubenses frente a las emergencias a través de la precarización del servicio

Los trabajadores del servicio 112 Andalucía en Huelva han comenzado este martes movilizaciones en defensa de los derechos de la plantilla y de la calidad del servicio con el fin de exigir a la Junta de Andalucía que «cumpla con su papel de garante de los derechos de los ciudadanos y que obligue a la empresa Ferrovial Servicios SA a cumplir con el pliego de condiciones por el que salió a concurso a través de un macrocontrato de 27 millones de euros». Acusan a la contrata y subsidiariamente a la Junta de Andalucía de estar «desmantelando» un servicio que se antoja vital para los onubenses con el teléfono que todos tienen en la cabeza para hacer frente a las emergencias.

Según han señalado los trabajadores a través de una nota de prensa, desde Octubre de 2020, la Junta de Andalucía «en connivencia con la empresa Ferrovial Servicios SA, comenzó a desmantelar, abandonar y precarizar el Servicio 112 en Huelva, empeorando las condiciones de sus profesionales en detrimento de la calidad del servicio al ciudadano».


En una nota de prensa, los empleados del 112 han recordado que en el año 1994, se creó en Huelva, el Centro de Coordinación de Emergencias (CECEM), cuyo objetivo era encargarse de la Gestión y Coordinación integral de las
urgencias y emergencias de la ciudadanía en materia sanitaria, extinción de incendio y salvamento, seguridad ciudadana y protección civil en la provincia de Huelva.


Desde esa fecha, la Junta paga a Ferrovial «un 23% más sin ninguna mejora en el servicio, mientras a los profesionales del 112 Andalucía en Huelva, se les modifica ilegalmente sus condiciones aumentando la carga de trabajo entorno a 300 horas más al año; descansando solo dos fines de semanas al mes; trabajando todos los festivos incluyendo 24 y 25 de diciembre, 31 de diciembre y 1 de enero (sin retribución ninguna) todo ello en plena pandemia de COVID 19, estando la plantilla totalmente exhausta tras el aumento de horas impuesto por Ferrovial».

Según han denunciado la empresa Ferrovial se “forra a costa de la ciudadanía y de los trabajadores de 112”. Desde el Servicio de Emergencias 112 Huelva se ha solicitado en diversas ocasiones a la Junta de Andalucía, la oferta presentada por dicha empresa para el actual concurso y el contrato firmado entre ambos. Hasta la fecha, ni Ferrovial ni la Junta de Andalucía los han facilitado (algo tendrán que ocultar), impidiendo de esta manera que se puedan defender los derechos y condiciones laborales de la plantilla ante los abusos y atropellos que la empresa está llevando a cabo, y que por la ley de transparencia están obligados a facilitar.

Además, denuncian que 112 Andalucía en Huelva no tiene personal localizado para dar respuesta a las situaciones de emergencia que lo requieran, según han señalado los trabajadores.

La Junta de Andalucía eliminó el sistema de localizados que venían prestando los profesionales de 112 en Huelva (sin retribución alguna). Por eso, ante una emergencia importante (incidentes en polo químico, incendios…) «si llamas a
112 quizás nadie te coja el teléfono, o quizás te atienda alguien en Granada». Los trabajadores del Servicio 112 Andalucía en Huelva, «necesitan más que nunca que el 112 sea un servicio público, de calidad para la ciudadanía, en el que se cuide a una plantilla que trabaja con entrega y profesionalidad, con condiciones laborales dignas que faciliten la conciliación familiar perdida, que acabe con la precariedad de estar enmarcados en el convenio de telemarketing y que ponga fin a años de subcontratación»

En el año 2001, dicho servicio se transformó formalmente en Emergencias 112 Andalucía en la provincia de Huelva, llevando a cabo los mismas funciones indicadas respecto a la gestión y coordinación de emergencias en la provincia de Huelva. Desde su inicio dicho Servicio ha dependido de la Junta de Andalucía, y en la actualidad, la gestión corresponde a la Consejería de la Presidencia, Administración Pública e Interior, a través de la Dirección General de Emergencias y Protección Civil.

Desde su creación, los profesionales que integran el servicio han recibido multitud de reconocimientos de Administraciones e Instituciones Públicas y Privadas y, «la más importante y satisfactoria, la de los ciudadanos de Huelva», han indicado.

Han sido felicitados por su labor y esfuerzo en emergencias tan destacadas como los incendios que afectaron a Doñana, Almonaster La Real, asimismo se ha reconocido su labor a lo largo de los años por su coordinación en el Plan Romero, incidentes graves en las empresas del polo químico, inundaciones… además de su trabajo diario
atendiendo incidencias relacionadas con asistencias sanitarias, seguridad ciudadana, accidentes de tráfico, rescates, etc.

Desde sus comienzos y hasta la actualidad, para la gestión del Servicio, la Junta de Andalucía ha sacado a licitación diferentes contratos para la prestación del Servicio de Emergencias 112 Andalucía: Operaciones, desarrollo, y análisis en los Centros Regionales y Provinciales e integración de organismos al Sistema 112. A lo largo de los años, distintas empresas han sido las adjudicatarias del Servicio, tales como Iberphone, Qualitel, Sitel, MK Plan 21, Ilunion etc. Desde el año 2017, la empresa adjudicataria del servicio es Ferrovial.

Mainclin se defiende: «Lo que hacemos es cumplir el convenio colectivo»

La empresa responde a las críticas vertidas por un grupo de trabajadoras

La empresa Mainclin SL, que lleva a cabo el servicio de limpieza y desinfección en varios centros de la Cuenca Minera de Riotinto, ha salido al paso de las críticas vertidas por un grupo de trabajadoras de la compañía, que han criticado que sufren despidos y sanciones disciplinarias «infundadas» tras denunciar una «grave» modificación de sus condiciones laborales, tal y como informó TINTO NOTICIAS -El periódico de la Cuenca Minera de Riotinto- a través de esta información.

Desde Mainclin aseguran que lo único que ha hecho, desde que se hizo cargo de este servicio y subrogó los contratos laborales de la empresa anterior, ha sido cumplir el convenio colectivo del sector, que indica que la jornada laboral es de 40 horas de lunes a domingo, y no de lunes a viernes, como estaba establecida anteriormente. Igualmente, afirman que «las trabajadoras subrogadas fueron informadas» de ello. «Tanto es así que firmaron el contrato de subrogación de acuerdo con el convenio colectivo del sector», añaden.

No obstante, «eso fue lo que provocó el desacuerdo laboral», ya que «varias trabajadoras no están conformes ahora con esa modificación», explican desde la dirección de Mainclin, que también señala que «es rotundamente falso que hayamos recibido sentencias judiciales condenatorias», como indicó un grupo de empleadas a través de una nota remitida a este periódico, en la que se indicaba que, tras interponerse denuncias ante los tribunales competentes, «las primeras resoluciones ya han sido favorables a las trabajadoras».

«Lo único que hemos recibido es una notificación judicial en la que se pone fecha de juicio para interpretar si trabajar un fin de semana al mes es modificación sustancial de las condiciones laborales», un juicio que esta fijado para 2022, explican desde la empresa, que asegura que el pasado viernes mantuvo un encuentro con la plantilla y que su voluntad «es y siempre ha sido la de llegar a un acuerdo» para que se ponga fin a este conflicto.

Por último, la empresa señala que, «de una plantilla de siete trabajadoras a principios de año, cuando la empresa se hizo cargo del servicio, con cero trabajadores de Minas de Riotinto y con cero trabajadores de Nerva, se ha pasado en la actualidad a una plantilla de 18 personas con trabajadores de los municipios de Zalamea, Minas de Riotinto, Campofrío, La Granada de Riotinto y Nerva».