El SAS ofertará más de 1.200 contratos en Huelva para cubrir vacaciones del personal sanitario

Se ha solicitado la colaboración de colegios profesionales, Universidades y organizaciones sindicales para difundir estos contratos y captar al mayor número de profesionales posibles

El Servicio Andaluz de Salud (SAS) ha lanzado una oferta de más de 18.000 contrataciones para cubrir el plan de vacaciones de los profesionales durante los meses de verano, de las cuales 1.283 corresponden a contratos en la provincia de Huelva. A estas contrataciones se suman los 12.000 profesionales de refuerzo COVID que fueron renovados en el mes de abril y que, gracias a la situación epidemiológica actual, vienen realizando actividad ordinaria. Por tanto, el volumen de contrataciones que se ofertan es similar al del año anterior y persigue que el Plan de Vacaciones del SAS cuente con los recursos necesarios para cubrir las necesidades de los centros.

De los más de 18.000 contratos, cerca de 1.300 son para profesionales médicos, cerca de 7.700 son para la categoría de enfermería, más de 700 de formación profesional técnico superior, más de 2.800 de formación profesional grado medio, más de 1.300 de personal de gestión, más de 300 profesionales de Mantenimiento y más de 2.700 profesionales de Hostelería, Servicios y Atención Social.

Por provincias, en Almería, se han lanzado contratos para 1.631 profesionales; en Cádiz, 3.058 contratos; en Córdoba, 1.354; en Granada, 2.609; en Huelva, 1.283; en Jaén, 1.219; en Málaga, 3.695 y, en Sevilla, 3.393.

Búsqueda de profesionales

Esta oferta de contrataciones ha sido comunicada a organizaciones sindicales, colegios profesionales y Universidades a las que se ha pedido colaboración para su difusión con el objetivo de captar al mayor número posible de profesionales. Las ofertas comenzaron a realizarse a principios del mes de junio para los contratos de mayor duración (de junio a octubre) mediante la bolsa única de empleo del SAS y han continuado lanzándose durante todo el mes.

Debido al alto volumen de contrataciones, los candidatos inscritos en bolsa en determinadas categorías se han agotado. Por este motivo, se ha procedido a lanzar nuevas contrataciones con ofertas abiertas a través de web que permiten acceder a nuevos profesionales no inscritos en la bolsa única de empleo, incluidos los que finalizan este años sus estudios.

Para estos contratos la duración máxima que determina el Pacto de Mesa Sectorial de Sanidad es de un mes. Si bien, como medida excepcional, la Dirección General de Personal ha autorizado que estos contratos no tengan esa limitación temporal y puedan prolongarse especialmente en determinadas categorías.

Atención Primaria

La reorganización de la actividad de los centros de Atención Primaria durante el periodo estival tiene como objetivo asegurar la atención sanitaria a la ciudadanía con el mayor nivel de calidad y eficiencia. Para ello, se ajustan los recursos asistenciales a la demanda generada por los movimientos poblacionales que tienen lugar en la comunidad. La reorganización y adaptación de la actividad asistencial está supeditada al comportamiento de la evolución de la pandemia por Covid-19 y la demanda general de la población, haciéndolo compatible con el Plan de Vacaciones de los profesionales y la necesidad de obras y reformas en los centros sanitarios.

El SAS mantendrá en funcionamiento durante este verano los 1.511 centros de Atención Primaria de la comunidad autónoma.

El 86,1% de los centros que habitualmente tienen horario de tarde mantendrán su actividad en ese horario (371 centros de los 431 que tienen actividad de tarde durante el resto del año). Además, estarán disponibles los 268 servicios de urgencias de Atención Primaria, 170 equipos móviles de urgencias y 17 equipos móviles de cuidados avanzados de Enfermería. En 2021, permanecieron abiertos por la tarde un total de 241 centros de los 390 que tenían actividad de tarde durante el resto del año.

En las zonas de mayor afluencia turística, se reforzarán con más plantilla un total de 40 centros de atención primaria que contarán con 185 profesionales contratados más. El total de jornadas previstas para este refuerzo en 2022 es de 14.369. Además, se prevé la incorporación adicional de 16 profesionales para la Operación Paso del Estrecho.

Atención hospitalaria

La programación hospitalaria durante los meses de verano se centra en la adecuación de las camas disponibles a la ocupación hospitalaria y la programación quirúrgica prevista en cada centro. Estas previsiones están basadas en antecedentes históricos de demanda asistencial en el periodo estival más reciente y siempre conllevan la activación de los recursos adicionales que fueran necesarios en caso de que se supere la demanda esperada.

El verano es un periodo estacional donde hay una menor ocupación de camas hospitalarias debido a una menor necesidad de ingresos hospitalarios por descompensación de patología crónica relacionada con el tracto respiratorio.

Durante este verano, se prevé la realización de 71.500 intervenciones, 2,4 millones de pruebas diagnósticas y 2,9 millones de actos asistenciales en consultas externas. La actividad quirúrgica prevista supondrá realizar el 80% de la actividad ordinaria del resto del año. La previsión es alcanzar una actividad asistencial similar e incluso un 1,5% superior en determinados ámbitos a la del verano de 2021.

El promedio del número de camas instaladas en el periodo de enero a mayo de 2022 ha sido de 15.183. De ellas, un 99,46% han estado en funcionamiento en el periodo comprendido entre los meses de enero y mayo. Se prevé que el promedio de camas funcionantes en el periodo estival sea de 13.825, lo que supone un 92,16% de las disponibles de enero a mayo.

Según los datos de cierre del Plan de verano 2021, durante los meses de julio, agosto y septiembre, el porcentaje de ocupación fue de un 61,51% (sobre 14.069 camas funcionantes en el periodo estival), lo que supuso la utilización de 8.654 camas, por lo que las camas disponibles para este periodo estival 2022 se consideran suficientes para la actividad esperada.

CSIF-A, por una atención primaria de primera

Manifiesto del CSIF-A por el Día Nacional de la Atención Primaria:

CSIF Andalucía conmemora hoy el Día Nacional de la Atención Primaria con el que reconoce al personal de todas las categorías que prestan sus servicios en la red de atención primaria del sistema público de salud de Andalucía.

A pesar del déficit estructural, los recortes y las políticas de abandono en los últimos años, los profesionales de este nivel asistencial poseen una probada capacidad técnica y vocación de servicio que hacen posible la atención sanitaria.

CSIF-A reclama al Gobierno andaluz una apuesta decidida por un refuerzo de la plantilla de profesionales, un incremento de medios en la atención primaria y un modelo de atención adaptado a las necesidades reales de la población y de los profesionales. La Sanidad requiere de un plan estratégico a 5-10 años para situarnos en la media europea y recuperar los niveles de calidad con los que se planteó el Sistema Nacional de Salud desde sus inicios y que a día de hoy se encuentran seriamente dañados.

Las reivindicaciones de CSIF-A pasan por la dotación efectiva de plantilla, dimensionándola a las necesidades reales en todas las categorías; la financiación adecuada en su presupuesto; un plan integral que aborde todos los problemas, mejore la gestión y dé protagonismo a los profesionales; y la equiparación salarial con el resto autonomías. Como punto de partida, CSIF-A ha trasladado hace sólo unos días a la Consejería de Salud y Familias una propuesta para implementar la carrera profesional para todas las categorías del SAS, incluyendo al personal temporal, que mejora sustancialmente lo acordado en Mesa Sectorial el pasado 29 de julio. Asimismo, la central sindical exige el paso de auxiliar administrativo a administrativo.

La atención primaria necesita:

  • Asignación presupuestaria al menos del 25% del total destinado a Sanidad.
  • Adecuada inversión para mejora en infraestructuras.
  • Tiempo suficiente para la atención a los pacientes (10 minutos) y ajuste de cupos actualmente desbordados (1500 tarjetas por médico de familia y 1000 por pediatra).
  • Un plan de sustituciones que no paralice la sanidad y una política de fidelización.
  • El criterio profesional en la toma de decisiones y una mayor capacidad resolutiva.
  • Recuperar la Educación para la Salud, desarrollar un plan de atención integral a la salud bucodental, fomentar la participación del personal en la organización y gestión de centros y potenciar la salud laboral.
  • Incrementar categorías profesionales deficitarias como Fisioterapeutas, Trabajadores Sociales, Terapeutas Ocupacionales, TCAE, Celadores/Conductores, función administrativa, Farmacéuticos y veterinarios.
  • Facilitar la conciliación de la vida laboral y familiar de los profesionales. Integrar la formación y la investigación como jornada laboral efectivamente realizada.
  • Cobertura de todas las incapacidades temporales, permisos y vacaciones.
  • Coordinación con las políticas sociales para dar una solución integral a pacientes y patologías crónicas incapacitantes para enfermos y su entorno.
  • Actuación decidida de la Administración y defensa de los profesionales ante la lacra que supone las agresiones al personal.
  • Revisión y actualización de Zonas y centros de difícil cobertura, respeto a los Médicos de Familia, Pediatras de Atención de Primaria y determinados Facultativos Especialistas Hospitalarios e identificar estos puestos para todas las categorías/especialidades de los diferentes colectivos profesionales que cumplan los requisitos y criterios, evitando agravios y perjuicios comparativos.

Una pediatra de Riotinto lidera un estudio sobre la atención primaria en España en tiempos de covid

Beatriz Morillo publica una investigación que defiende la necesidad de «hacerle un hueco» a las consultas telemáticas, al ser «muy útiles para muchos casos»

Una pediatra del Hospital de Minas de Riotinto, Beatriz Morillo, ha sido la coordinadora e investigadora principal de un ‘Estudio multicéntrico nacional sobre la organización de las consultas de Pediatría en Atención Primaria en España durante la primera ola de la pandemia del covid-19’, un estudio que acaba de ser publicado por la Revista de Pediatría de Atención Primaria y que no solo revela datos sobre cómo se organizaron tales consultas en ese periodo, sino que también establece una serie de conclusiones para mejorar la calidad de la asistencia pediátrica en el futuro.

La investigación ha sido coordinada y liderada por Morillo como miembro de un equipo de trabajo del Grupo de Patología Infecciosa (GPI) de la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria (AEPap), donde se vio la necesidad de saber y dar a conocer cómo se estaban organizando las consultas de pediatría en atención primaria en España en un momento en el que «no había mucha información» sobre ello», cuando «no había muchos protocolos ni informes y había que adaptarse a consultas telemáticas sin apenas experiencia previa», ha destacado la propia pediatra del hospital riotinteño.

En declaraciones a TINTO NOTICIAS -El periódico de la Cuenca Minera de Riotinto, Beatriz Morillo, que lideró el proyecto como pediatra del centro de salud de Aracena, donde trabajaba en ese momento, explica que la incidencia de la consulta telemática fue «muy importante» durante la primera ola de la crisis sanitaria, si bien se mantuvieron tanto el programa de Salud Infantil de Andalucía, conocido como Programa de Niño Sano, como los planes de vacunaciones infantiles. No obstante, uno de los aspectos más destacados del estudio es que este tipo de consultas «son muy útiles para muchos casos», de modo que «se pueden incorporar como mejora» de la calidad asistencial, sostiene.

«La atención telemática ha llegado para quedarse, hay que hacerle un hueco», defiende Morillo, pero avisa: «no puede acapararlo todo». Y es que, al igual que esas consultas son «muy útiles para muchos casos», no lo son «para otros», añade esta pediatra e investigadora principal de este estudio, en el que también han participado María Rosa Albañil Ballesteros, Mamiko Onoda, Rafael Jiménez Alés, María del Pilar Lupiani Castellanos, Josefa Ares Álvarez y Yolanda Martín Peinador, pediatras de centros de salud de Madrid, Sevilla, Cádiz y Pontevedra.

Natural de Sevilla, Beatriz Morillo trabaja como pediatra en la provincia de Huelva desde hace tres años, primero en el centro de salud de Aracena, donde reside, y luego en el Hospital de Minas de Riotinto, donde actualmente desempeña su labor profesional. Además, esta pediatra de 40 años cuenta con otros estudios publicados, como el titulado ‘Fiebre sin foco’, que puede verse a través de este enlace. Las personas interesadas en conocer la investigación sobre la referida organización de las consultas de pediatría en España pueden hacerlo a través de este enlace.

CSIF, CCOO y UGT aplazan al 29 de abril las movilizaciones por una carrera profesional para todas las categorías del SAS

Reclaman la necesidad de negociar “de forma inmediata” la carrera profesional comprometida desde 2006 y otros acuerdos pendientes de la Mesa Sectorial de Sanidad

 CSIF Sanidad, FSS-CCOO y FeSP UGT han decidido dar una oportunidad a la Consejería de Salud, ante el ofrecimiento de diálogo por parte de la Dirección Gerencia del SAS, y aplazan al 29 de abril las movilizaciones previstas en todas las provincias de Andalucía para reclamar el desarrollo de la carrera profesional para el resto de los colectivos que todavía no pueden acceder a ella y un “cambio radical” del sistema que facilite el acceso y su viabilidad, tal y como se hace en otros servicios de salud. “Tras recibir el compromiso personal del gerente del SAS para hablar antes de iniciar las movilizaciones, hemos decidido sentarnos en la mesa de diálogo e intentar desbloquear la situación de una forma definitiva”, mantienen estas organizaciones sindicales.

Sin embargo, los sindicatos advierten que las concentraciones en las puertas de los centros sanitarios se van a mantener en el tiempo mientras no haya un compromiso firme del SAS de disponibilidad de los fondos necesarios y de una fecha concreta de puesta en marcha del sistema y de inicio del cobro de la carrera profesional.

Asimismo, reclaman al SAS su compromiso de negociar otros acuerdos pendientes en la Mesa Sectorial que quedaron pospuestos al comienzo del verano de 2020 y recuerdan la interrupción de la negociación del acuerdo por la estabilidad y calidad en el empleo en el SAS y en las agencias públicas sanitarias, pendiente desde hace más de un año. “Precisamente esto nos llevó a la movilización que de nuevo retomamos ante la falta de sensibilidad con los trabajadores de la sanidad y el esfuerzo, sacrificio y riesgo que llevan soportando desde que se inició la pandemia, a pesar de lo cual esta Administración no quiere reaccionar y reconocer un derecho más que merecido refrendado por ley y rubricado con el sudor bajo sus mascarillas y EPI”, aseveran.