El escritor nervense Antonio Vázquez desvela la historia de la enseñanza media en Nerva

El autor presenta su nuevo libro este jueves en el Museo Vázquez Díaz de la localidad

La historia se remonta hasta 1889, año en que se produce el primer intento de introducir la enseñanza elemental en la Cuenca Minera de Riotinto, pero al no conseguirse los permisos necesarios y ante la indisposición de algún local apropiado para llevar a cabo la actividad, se deja este proyecto de lado.

La siguiente etapa aparece en 1933 con la llegada de la Segunda República, momento en que se constituye como tal la Enseñanza Media, pero, debido al Golpe de Estado de 1936, un año después, en 1937, concluye.

En 1954 se vuelve a hacer otro intento, pero al no disponer de un lugar adecuado ni un terreno donde poder construir se paraliza esta idea de nuevo. Finalmente, en 1959 se consigue un edificio en Minas de Riotinto, donde se formaliza el establecimiento de la Enseñanza Media.

A partir de ahí, a través de varias etapas, se consigue la construcción de un centro en Nerva, la llegada del bachillerato y la integración de todos los jóvenes de la Cuenca Minera, que tenían por fin la posibilidad de quedarse en sus casas y no tener que irse fuera si querían estudiar, lo que ocurre hasta nuestros días.

Estos son algunos de los capítulos que se desgranan en un nuevo libro del escritor nervense Antonio Vázquez Jiménez, titulado ‘La Enseñanza Media en Nerva y su repercusión en la Cuenca Minera de Riotinto’, donde el autor hace un recorrido histórico sobre la educación en la comarca.

Como curiosidad, al final de cada capítulo, al concluir cada etapa, Vázquez ha querido realizar un «experimento», ya que aparecen testimonios actuales de vecinos que vivieron cada una de ellas, quienes cuentan sus propios puntos de vista.

Antonio Vázquez Jiménez es un amante y apasionado de su tierra, tal y como atesoran tanto esta como sus anteriores publicaciones, en las que realiza un recorrido por la Cuenca Minera a través de la historia, paisajes o políticos.

Esta es su undécima publicación, sobre la que Antonio Vázquez declara que “es muy importante apoyar lo que se está contando con documentos y declaraciones firmadas y corroboradas”, motivo por el que este título cuenta con alrededor de 140 páginas de anexo, manifiesta el autor en declaraciones a TINTO NOTICIAS -El periódico de la Cuenca Minera de Riotinto-.

Este escritor nervense de 79 años reside en Madrid desde los 20, pero eso no le ha impedido nunca volver a su tierra siempre que ha podido, tanto para realizar sus investigaciones como para disfrutar de ella. Una de estas ocasiones será este próximo jueves 21 de abril, cuando tendrá lugar la presentación de su nueva obra. Será a las 19.00 horas en el Salón de Actos del Museo Vázquez Díaz con motivo de la XXIX Feria del Libro de Nerva.

Antonio Vázquez publica su trilogía sobre la historia de Nerva

La obra ya está disponible en librerías y a través de Internet

El investigador y fotógrafo Antonio Vázquez Jiménez acaba de publicar su trilogía sobre la historia de Nerva, un proyecto en el que este nervense ha trabajado durante más de cuatro años y en el que han sido fundamentales los documentos consultados en diferentes archivos y las fotografías compiladas, tal y como avanzó TINTO NOTICIAS -El periódico de la Cuenca Minera de Riotinto- a través de este artículo en el que se hacía un repaso a la vida y obra del escritor, afincado en Madrid desde 1962. 

La obra, titulada ‘Nerva, cien años de historia’, se divide en tres partes. La primera se denomina ‘De Aldea de Río Tinto a Villa de Nerva’, que transcurre íntegramente en el siglo XIX, mientras que la segunda se centra en ‘El siglo XX’ y, la tercera, en la llegada de la Democracia y el año del centenario.

Este libro, que ya está disponible en las librerías de Nerva y a través de este enlace, sale a la luz solo unas semanas después de la publicación de de su obra anterior, ‘La villa de Nerva en imágenes del siglo XX’, que cuenta con un total de 987 fotografías con las que se muestra «cómo era la vida en Nerva a través de toda una generación», confesó el autor.

Ambas publicaciones vienen a incrementar la extensa obra de este autor, que comenzó hace años cuando su afición por la fotografía le llevó a recorrer, conocer y fotografiar el río Tinto durante años, un trabajo que derivó en la publicación, en el año 2012, del libro ‘El Río Tinto Paisaje Protegido. Diez rutas para conocerlo’.

Tras este reto, este nervense realizó otro proyecto fotográfico: recorrer las minas de la provincia y, a su vez, indagar en su historia. Como resultado de estos años de investigación publicó en 2017 el libro ‘La Huelva Minera. Diez itinerarios para conocerla’, una obra editada por la Diputación Provincial de Huelva que recoge itinerarios por 42 minas onubense, describiendo su historia y su estado de entonces, todo ello ilustrado con una gran cantidad de fotografías.

Antonio Vázquez Jiménez (Nerva, 8 de agosto de 1942) lleva muchos años viviendo fuera de la Cuenca Minera. Pero, a pesar de ello, no olvida ni sus raíces ni a sus amigos de la infancia y juventud. Tras pasar su infancia en su localidad natal, a los 15 años entró como aprendiz en el Departamento de Central Eléctrica de Minas de Riotinto, donde estuvo trabajando hasta 1962, año en que se marchó a Madrid como jefe de mantenimiento de una compañía de bebidas refrescantes.

Desde entonces compaginó su labor profesional con diversos cursos de especialización técnica, que le llevó hasta la Escuela Oficial de Maestría e Ingeniería Técnica, tras lo que, con esta formación, en 1987, este nervense decidió fundar su propia empresa, llamada Inaval Sistemas, S.L., dedicada a proyectos de automatización industrial, en la que estuvo hasta su jubilación.

Antonio Vázquez publica ‘La villa de Nerva en imágenes del siglo XX’

El autor nervense da a conocer cómo era la vida de la localidad a través de 987 fotografías

El nervense Antonio Vázquez Jiménez acaba de sacar a la luz su última publicación, el libro ‘La villa de Nerva en imágenes del siglo XX’, que cuenta con un total de 987 fotografías y ya está disponible en las librerías y en mibestseller.es.

Tal y como ya informó TINTO NOTICIAS a través de esta publicación, en la que se hace un repaso a la amplísima trayectoria de este nervense afincado en Madrid desde 1962, la obra ha contado con la colaboración de «más de cien amigas y amigos», gracias a los cuales «he podido reunir una apreciable colección de imágenes que nos muestra cómo era la vida en Nerva a través de toda una generación», confiesa el propio autor.

«Ellos han buscado en su caja de galletas aquellas fotos de su infancia, adolescencia y juventud y, en muchos casos, también de sus padres y abuelos, aportando un retrato de todos los aspectos de la vida de nuestro pueblo: las escuelas, los talleres de costura y bordado, las sastrerías (donde la gran mayoría de las chicas y también muchos chicos aprendían y trabajaban), el mercado, las fiestas, las romerías, los paseos por el camino del dique de agua agria, el parque, los bailes y tantas y tantas actividades, de las que muchas se fueron perdiendo con los años setenta y siguientes, cuando tanta juventud cogió la maleta y emigró en busca de una vida mejor», continúa Vázquez.

Para el autor, «contemplar las fotos de una época que todos mantenemos en la memoria nos ha permitido, de alguna forma, recuperar sus caras, sus recuerdos y tantas vivencias que, para los que ya hace tiempo que dejamos atrás los setenta y que estamos ya más cerca de la siguiente década, resulta de lo más emocionante».

Antonio Vázquez Jiménez explica que este libro es distinto a los tres que forman el proyecto ‘Nerva-Cien Años de Historia’, ya que se «recorre la vida de Nerva en el siglo XX a través de 987 testimonios gráficos que muestran los cambios que se fueron sucediendo en las generaciones de este pasado siglo. «En esta obra encontraremos a muchos nervenses, algunos que ya no están con nosotros pero que mantenemos en la memoria, otros que se marcharon hace muchos años a otras tierras, pero que no hemos olvidado, y otros con los que seguimos conviviendo y construyendo nuevos recuerdos», añade.

El autor explica que, «aunque reunir y editar esta colección de fotografías ha sido una tarea muy complicada, más lo ha sido documentarla, donde el mérito recae en la gran colaboración encontrada en todas las personas que han querido sumarse a este proyecto y aportar sus fotos y sus recuerdos», agrega Vázquez, tras lo que señala que, «a pesar de mi total interés por referenciar a todos aquellos que están presentes en las imágenes, no siempre ha sido posible. En ocasiones, incluso conociendo a la persona, no se ha podido recordar su nombre. Por ello, es mi deseo pedir disculpas a todos los que, viéndose en alguna foto, no se encuentren referenciados en ella, pues a pesar de todos los esfuerzos, no lo he conseguido siempre», añade.

Asimismo, Vázquez explica que «también se incluyen en esta obra algunas fotos que, siendo interesantes para este proyecto, no he podido dotarles de su crédito, ya que han sido tomadas de distintas publicaciones donde no se indicaba a quién podían pertenecer, ni tan siquiera quién las publicaba, por lo que están referenciadas como ‘Colección Desconocida’ (CD). He procurado que fuesen las menos posibles, pero se incluyen algunas, primando el interés de la foto sobre otras cuestiones», agrega.

Por último, Vázquez pide a todos los nervenses que tengan en sus manos esta obra «que recorran sus páginas dejando que afloren los recuerdos de cada pequeña historia, porque, sin duda, encontrarán en las fotografías motivos suficientes para reencontrar amigos, lugares y vivencias», explica el autor, que ha mostrado su «reconocimiento a la generosidad de todas las personas que han contribuido a que este libro fuera posible» y «a todos cuantos aportaron fotografías rescatadas del pasado y que han querido compartirlas de modo tan altruista».

La portada está representada por Isabel Fortes, abuela materna del autor, que falleció a los 39 años. La foto ha sido facilitada por María Isabel Jiménez Romero, prima de Vázquez, a la que también «le doy las gracias, ya que es la única foto que tenemos de nuestra abuela», indica.

Nerva y Zalamea incorporan fondos fotográficos al proyecto ‘100 imágenes Huelva’

El proyecto ‘100 imágenes Huelva’, puesto en marcha por la Diputación a través de su servicio de Archivo, ha incorporado nuevos fondos fotográficos de dos municipios de la Cuenca Minera de Riotinto, Nerva y Zalamea la Real, así como de Huelva capital y Zufre. El objetivo de crear a medio plazo un fondo de cien fotografías antiguas de cada uno de los municipios de la provincia.

La diputada de Cultural, Lourdes Garrido, acompañada por los autores que han recopilado las fotografías en estos municipios, ha presentado esta nueva fase del proyecto «que nos llena de ilusión y de inspiración y que conforma un legado que gran interés tanto para fotógrafos, historiadores e investigadores como para las familias de las personas que aparecen en las fotografías y cualquier persona interesada», ha añadido.

El responsable del fondo de imágenes de Zalamea es Manuel Aragón, «un fotógrafo que ha sabido captar como pocos tanto las formas, colores y texturas de su paisaje como el carácter particular de sus personajes», ha indicado Garrido. La fotografía de Aragón es relato histórico de la Cuenca y recoge en sus instantáneas el sabor del trabajo minero y la historia cotidiana de sus pueblos. Para Manuel Aragón, lo complicado no ha sido recopilar las imágenes «porque Zalamea cuenta con muchas fotografías, sino documentarlas». En este sentido ha elogiado que se realice un proyecto como ‘100 imágenes Huelva’ «justo cuando empieza a ser un riesgo que la fotografía antigua se convierta en una simple mancha sin información».

Antonio Vázquez, por su parte, ha sido el encargado de recopilar las fotos de Nerva y sus aldeas. Desde hace dos años, trabaja en un libro sobre los cien primeros años de la Villa de Nerva, donde están siendo fundamentales los documentos consultados en diferentes archivos y las fotografías compiladas. Su aportación al proyecto es una recopilación de fotos de entre los años 40 y los 60, «que son las generaciones que yo he conocido» y en las que, según indica, prima el costumbrismo y la frescura, «niños en las escuela, jóvenes en fiestas, reuniones…»

Según ha destacado la diputada de Cultura, estos trabajos se han realizado minuciosamente por parte de fotógrafos y recopiladores, quienes han realizado una labor de investigación de cada una de las fotos, poniéndoles nombres a las calles, a los personas, a las fiestas, con el fin de situarlas en el tiempo y en los detalles que aparecen en cada imagen.

Garrido ha subrayado que uno de los objetivos finales del proyecto es «la difusión universal de la historia y la cultura, haciéndolas accesibles a todas las personas, algo que es posible gracias a los medios tecnológicos de los que hoy día disponemos». Otra de las finalidades que se consiguen es restaurar las fotografías deterioradas e incluso recuperar la autoría de muchas de ellas, consiguiendo conservar archivos que de otra manera se perderían.

La diputada ha subrayado que de esta manera «se conserva también la imagen de nuestros pueblos, no sólo de su patrimonio natural o monumental, sino de sus costumbres, su folclore, su sociedad, que es un legado de nuestra forma de ser, de estar y de vivir». Asimismo, ha agradecido «el trabajo, la dedicación y el amor a su pueblo» de las personas que recopilan las imágenes en cada municipio, «sin cuya ayuda sería imposible llevar a cabo este proyecto».

 

El proyecto ‘100 imágenes Huelva’ comienza en 2015 al no contar su servicio de Archivo con fotografías antiguas de los municipios, pues durante muchos años primó la consideración de las imágenes como bienes personales y no patrimoniales de la institución. Hasta el momento el proyecto ha recopilado imágenes de 11 municipios.

El proyecto, que se centra en el blanco y negro, va conformando un banco de imágenes, de fotografías de gran calidad de los municipios onubenses comprendidas entre el siglo XIX y principios de los años sesenta del siglo XX. Las imágenes pasaran a formar parte del Servicio de Archivos de la Diputación Provincial de Huelva en dos formatos, el digital, para incluirlas en la página web, y el soporte en papel fotográfico.