Aguas de Huelva expone su trabajo por la inclusión total de sus clientes con discapacidad

La empresa onubense ha participado y contado su ejemplo en el segundo día de actividades de las II Jornadas de Discapacidad Intelectual, organizadas por la Fundación Tau

La directora de Sostenibilidad e Innovación de Aguas de Huelva, Natividad Moya, y la responsable del departamento de Sostenibilidad de la empresa, Nuria Ponce, han protagonizado hoy la primera de las dos actividades previstas en el segundo día de las II Jornadas de Discapacidad Intelectual organizadas por la Fundación Tau.

Para la segunda jornada de esta cita, la delegada de la Fundación en Huelva, Rocío Maestre, ha presentado la actividad en el Salón de la Gota de Leche bajo el título de ‘El papel de la empresa en la accesibilidad universal. Modelo de Aguas de Huelva’, con presencia de alumnos de la Universidad onubense, organizado por la Fundación y el Colegio de Trabajadores Sociales de Huelva.

En un salón de actos completamente lleno, las dos representantes de la empresa han puesto sobre la mesa el intenso trabajo que hace la empresa por fomentar la igualdad en todos los sentidos, planteando la accesibilidad universal a sus instalaciones, de modo que ninguna persona se quede sin ser atendida en su sede por tener algún tipo de discapacidad.

De hecho, Nuria Ponce ha dicho que, cuando plantearon, por ejemplo, que las personas sordas no tuviesen problema alguno de comunicación en su empresa, “no sabemos cuántas personas sordas iban a diario a reclamar nuestros servicios, pero estaba claro que teníamos que mejorar en ese sentido”, de modo que se implantaron medidas como la comunicación online a través de una pantalla.

Mediante este sistema, “cuando nos llama una persona sorda, se detecta que necesita de este servicio, y quien recibe la llamada se pone a hablar con ella en lengua de signos a través de una tablet y hace las gestiones en igualdad con el cliente”.

“Empezamos por ahí, pero no nos quedamos en eso, porque tenemos que seguir haciendo cosas”, ha explicado, recordando que plantearon que todo lo necesario para atender al público se podría traducir al braille, para que las personas ciegas no tuviesen problema alguno «a la hora de acceder a nuestra información”, y en la ONCE se tradujo todo a coste cero. Se completó esta acción con la compra de una impresora de braille, de modo que una persona ciega puede llevarse su contrato impreso a su casa, pensar si lo acepta o no, pero en todo caso puede leerlo tranquilamente igual que otro cliente cualquiera.

Un llamador en el baño con aviso de alerta luminoso en la recepción, una Mamá Noel inclusiva o actividades en las que se tapan los ojos a los trabajadores son otras de las acciones que se realizan, incluso con actividades que se repiten anualmente como parte de su programa. “Aprendimos que a una persona ciega no se le coge del brazo si no lo necesita, que solo se le presta ayuda si lo pide, como cualquier otra”, exótica Nuria Ponce.

“A las personas con discapacidad hay que atenderlas en igualdad de condiciones, da igual que entren tres personas sordas al día o ninguna”, ratifica.

Soluciones más imaginativas

Natividad Moya ha señalado algunos de los problemas con los que se encontró la empresa a la hora de trabajar en este sentido, con ejemplos como la homologación de las mascarillas, “que no había manera, era una lucha tremenda para homologar”, y explica que no se quedan en todo el trabajo realizado, sino que “estamos ideando de cara al futuro soluciones más imaginativas”.

Así, explica que se trabaja en contadores que activen alarmas que llegan al cliente mediante alertas, “porque, a diferencia de una persona que oye con normalidad, una persona sorda no se da cuenta por el sonido de que se ha dejado aun grifo abierto, pero si el sistema lo detecta les manda un mensaje o incluso un correo electrónico”.

Toda la actividad en ese sentido, ha recordado, se puede consultar en las redes sociales de la empresa, de modo que se pueden ver sus detalles en profundidad.

Agradecimiento a la Universidad

La delegada en Huelva de la Fundación Tau, Rocío Maestre, ha agradecido el trabajo que ha realizado la empresa para participar en las jornadas, y ha recordado que “cuando nos acercamos a Aguas de Huelva para conocerles y nos hablaron de este programa creíamos muy conveniente conocerlo”.

El objetivo, ha dicho, “es que se vaya entrando poco a poco en todos los colectivos y empresas de Huelva, para llevar las jornadas por toda la ciudad y la provincia”, ha dicho Maestre, que ha agradecido sus gestiones también a Pilar Blanco, decana de la Facultad de Trabajo Social de la Universidad de Huelva.

La propia decana ha dicho que la Facultad está abierta “a cualquier persona o entidad que quiera echar una mano”, y en este caso, el año pasado ya se colaboró con las jornadas y la Fundación concedió a la facultad dos plazas para alumnos de cuarto curso”.

Además, ha recordado a la empresa Aguas de Huelva la importancia de contar con un trabajador o trabajadora social en su plantilla, de cara a la destacada labor que realizan estos profesionales.

Las jornadas de este año

Las II Jornadas de la Discapacidad Intelectual en Huelva, organizadas por la Fundación Tau, sitúan a Huelva como capital española del trabajo por la igualdad directamente trabajando con los protagonistas de la labor a realizar, con un conjunto de actividades que tiene por objetivo abordar la actualidad del colectivo, fortaleciendo y creando nuevos lazos que permitan vertebrar acciones en favor de todas las personas con discapacidad.

Tras la actividad que ha abierto este martes, para esta tarde desde las cinco se celebrará la mesa redonda ‘Ciudades inclusivas. Accesibilidad Universal”, con la influencer Luippi entre los ponentes, representantes de la Fundación ONCE; Rafael Jiménez Peregrino, responsable del Departamento Social de la Fundación TAU y Rafael Aguilera Carrasco, arquitecto, experto en Arquitectura Accesible.

La actividad será moderada por Julio Piedra Cristóbal, presidente del Colegio Profesional Trabajo Social de Huelva y Trabajador Social Sanitario del Servicio Andaluz de Salud.

La Fundación

La Fundación Tau es la entidad sectorial andaluza que ejerce un mayor número de ayudas a personas en discapacidad en nuestra región, extendiendo nuestro campo de intervención hacia otras fórmulas de atención a personas en situación de exclusión o grave riesgo social.

Tau tiene como misión la defensa de los derechos de las personas con discapacidad intelectual

Defiende sus derechos asesorando a sus familias, promoviendo su proceso de modificación de la capacidad, y asesorarles a los padres en cómo debe hacer su testamento.

En el caso de que el joven tenga su capacidad jurídica modificada, y que no cuente con familia directa o que el juez no los consideres aptos para desempeñar su cargo de tutor, a propuesta del juez, promueve a la Fundación Tau u a otra, como tutor de la persona.

Su ámbito geográfico se extiende a las provincias de Huelva, Sevilla, Málaga, Granada, Cádiz y Córdoba.

Un monolito reconoce el valor arquitectónico del edificio de Aguas de Huelva

Tomás Curbelo fue el diseñador de este inmueble incluido el el Catálogo de espacios de interés de Huelva

El alcalde de Huelva, Gabriel Cruz; acompañado por la presidenta de Aguas de Huelva, María Villadeamigo; el teniente alcalde de Urbanismo, Medio Ambiente y Transición Ecológica, Manuel Gómez Márquez; además otros miembros del equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Huelva y el director gerente de la empresa, Pedro Peña, a los que se ha sumado el decano del COAH, Francisco Rodríguez-Pantoja Márquez, han inaugurado un monolito conmemorativo para destacar la catalogación del edificio de la sede de Aguas de Huelva, en el acerado de la avenida de Alemania de la capital.

Según informa el Ayuntamiento en una nota de prensa, se ha realizado un acto que se ha convertido en homenaje a la figura de Tomás Curbelo, arquitecto de este inmueble de estilo racionalista, al que el pleno municipal celebrado de abril de 2021 concedió por unanimidad su inclusión en el catálogo de Edificios, Elementos y Espacios de Interés del PGOU de Huelva.

De este modo, el edificio, sede de Aguas de Huelva, obtuvo entonces el grado de ‘Protección Integral no Monumental’ en razón de sus notables valores estéticos y patrimoniales, destacando su singular basamento, conformado a partir de un sistema perimetral de cortina infinita de agua que corre en pendiente, y la elección de formas geométricas puras para sus distintos volúmenes.

En este sentido, Gabriel Cruz ha manifestado que «con este pequeño homenaje» al arquitecto Tomás Curbelo, «se pone en valor este edificio de la empresa municipal de Aguas de Huelva, con la instalación de un monolito que dará información a todas las personas que pasean por sus alrededores y que conocerán la historia de esta obra original que destaca por sus formas futuristas y la fuente perimetral que lo rodea».

«Además de un tributo a Tomás Curbelo, arquitecto de época, profesional valiente que afrontaba proyectos singulares, este acto sirve para demostrar la importancia que la arquitectura y el patrimonio tienen en la construcción de un modelo de ciudad en el que apostamos por conservar nuestras señas de identidad y ponerlas en valor, tanto a nuestros edificios, como a nuestra gente y su talento», ha destacado el primer edil.

Así, el monolito pone de relieve que la catalogación supuso «un reconocimiento de la importancia arquitectónica» de esta obra de Tomás Curbelo, sirviendo, además, para asegurar 2su protección como seña identidad de la barriada de Zafra, un hito de la arquitectura contemporánea de la ciudad», ha señalado el alcalde.

Además, con esta protección, las actuaciones de reforma y mantenimiento deberán respetar los materiales y sistemas constructivos empleados en su realización.

Por otra parte, en este edificio se realizan las tareas de gestión administrativa, atención al cliente y telecontrol de Aguas de Huelva, empresa que se encarga de gestionar el ciclo integral urbano del agua. Sus cuatro módulos originales dejan caer bajo ellos agua en forma de cascada.

En uno de sus jardines exteriores se exponen los restos de una antigua canalización de la época romana (siglo I d. C) que traía el agua a la ciudad desde el acueducto romano de la antigua Onoba Aestvaria situado bajo las galerías subterráneas del Monte Conquero.

UNA OBRA DE TOMÁS CURBELO DE ESTILO RACIONALISTA

Tomás Curbelo Ranero, fallecido en el año 2018, fue doctor arquitecto por la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Sevilla, con la tesis Arquitectura Racionalista en Huelva (1931- 1945), fue también profesor del Departamento de Proyectos Arquitectónicos de la ETS Arquitectura de Sevilla y, además, ostentó el cargo de presidente de la Demarcación de Huelva del Colegio Oficial de Arquitectos de Andalucía Occidental.

Así, la Facultad de Ciencias Experimentales de la Universidad de Huelva, el Conservatorio de Huelva Javier Perianes, el Pabellón Polideportivo de Moguer, son algunas de las obras de Tomás Curbelo.

Además, colaboró con el arquitecto José Álvarez Checa en el Foro Iberoamericano de Huelva, en la sede del Ayuntamiento de Punta Umbría, la Facultad de Ciencias Experimentales o el Conservatorio Provincial Javier Perianes, participando además en el diseño del Pabellón de Extremadura en la Expo’92.

En el caso del edificio de Aguas de Huelva, fue iniciado en 1994 y concluido en 1996 y goza de un claro protagonismo en el PERI del barrio de Zafra.

El propio arquitecto Tomás Curbelo Ranero expuso en la Memoria del Proyecto Básico la siguiente Justificación Arquitectónica: «Desde el punto de vista formal el edificio se concibe como edificio aislado que se eleva sobre unas láminas inclinadas de agua. El carácter lineal del edificio potenciado por la secuencia de núcleos cúbicos de arquitectura muy sobria con nexos de conexión que rompen en textura y color con los núcleos principales; acentúa la vocación de Bulevar que ha adquirido este espacio urbano dentro de la trama de conexión de Zafra con el casco consolidado».

«La búsqueda de la máxima elegancia basada en la limpieza geométrica, en el rigor de proporciones, en la acentuación de los ritmos provocados por el edificio; ha sido el objetivo formal al que tender», continúa su memoria.

VALOR ARQUITECTÓNICO DEL EDIFICIO

En una generosa parcela con vocación de bulevar se levantan cuatro volúmenes seriados de proporción próxima al cubo unidos por tres galerías puente a las que se adosan tres prismas cilíndricos, que contienen escalera y ascensor, generando una arquitectura de formas puras que se complejiza a medida que se le reviste y da contenido.

El edificio se levanta del suelo y se separa del acerado que lo circunda mediante dos planos inclinados adosados a las fachadas más largas. Una de las fachadas permite el acceso mediante sendas pasarelas puente sobre la lámina de agua que baña los planos inclinados, tras el registro de elaboradas puertas de acero inoxidable se accede a vestíbulos de doble altura atravesados por las galerías comentadas.

El empleo del color negro resultado de sus revestidos con pizarra en los prismas, las líneas claras de mármol de los listeles volados sobre las mismas fachadas que la rayan, el color añil del hormigón coloreado de los prismas cilíndricos y la esbelta torre metálica, con funciones de antena, hacen reconocible el objeto en la ciudad.

A reseñar el diseño de los elementos de mobiliario urbano sobre el jardín abierto donde se implanta y el tratamiento y arbolado del propio y cuidado jardín.

La plataforma y Aguas de Huelva aseguran que el túnel de San Silvestre es «principalmente una obra de abastecimiento»

Continúa la ronda de encuentros entre los integrantes de esta plataforma, tras haberse reunido con comunidades de regantes y Aiqbe

La Plataforma por el Túnel de San Silvestre y Aguas de Huelva han asegurado que el túnel de San Silvestre es “principalmente una obra para abastecimiento”, que repercute en el 90 % de los ciudadanos de la provincia de Huelva.

Así lo han manifestado en un encuentro mantenido entre la comisión de la plataforma y el director gerente de Aguas de Huelva, Pedro Peña, quien ha recibido información sobre la evolución del proyecto de desdoble del túnel de San Silvestre y en qué punto exacto se encuentran los trámites previos a la obra.

“No hay dudas de la importancia y necesidad de la obra”, ha indicado el portavoz de la comisión, Pedro Tejada, “que se encuentra actualmente en la fase de información sobre las expropiaciones”. Por su parte, Peña, ha puesto el acento en la repercusión que tendrá en la ciudadanía, al tratarse de una obra que otorgará garantías al suministro que ya tenemos de agua.

Este encuentro surge después de una primera toma de contacto con las comunidades de regantes de la provincia de Huelva y con la asociación AIQBE, colectivos que forman parte de la plataforma para impulsar el proyecto de desdoble de la infraestructura. Fue en el año 2019 cuando la Plataforma por el Túnel de San Silvestre reunía en su núcleo a Aguas de Huelva, y a la empresa pública provincial Giahsa, responsables de la gestión del agua para el consumo urbano en más del 90 % del territorio de la provincia de Huelva. Con estas adhesiones, la Plataforma aglutinaba a todos los usuarios del agua que circula por el túnel de San Silvestre: consumo urbano, industria, turismo y agricultura.

El desdoble del túnel de San Silvestre es un proyecto de enorme interés para la sociedad onubense, de ahí que la Plataforma cuente entre sus miembros con 12 comunidades de regantes de la provincia de Huelva; la Universidad de Huelva; la Diputación de Huelva; la Plataforma en Defensa de los Regadíos del Condado; Giahsa; Aguas de Huelva; AIQBE; el Círculo Empresarial de Turismo de Huelva; la Asociación Provincial de Productores y Exportadores de Fresa de Huelva (Freshuelva); Asociación Provincial de Citricultores; la Asociación de Comunidades de Regantes de Andalucía (Feragua); la FOE; Cooperativas Agro-Alimentarias en Huelva; los sindicatos CCOO; UGT; UPA Huelva; Asaja Huelva e Interfresa; COAG; CREA; la Cámara de Comercio de Huelva y el Colegio de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos.