Un onubense denuncia abusos sexuales a su hermana de 9 años a través de Instagram

A través de su cuenta de Instagram ha hecha pública la supuesta situación porque está desesperado

Un vecino de Huelva que se hace llamar ‘Lil Maikel’ ha hecho público a través de Instagram una denuncia de abusos sexuales hacia su hermana de tan solo 9 años de edad. Lil pide a través de esta cuenta que «se haga justicia». Según relata Lil, su madre «ha ido a todos sitios, ha puesto una denuncia y no se le haya hecho caso y hayan archivado el caso».

Según relata el instagramer, a pesar de que la niña quiere hablar «no han querido cogerle el testimonio, aquí en Huelva no quieren hacer nada». Además pide difusión del caso para que se le haga caso y libren a su hermana «que está sufriendo, no están haciendo justicia ninguna» dice en su cuenta.

Desde Tinto Noticias nos hemos puesto en contacto con la Policía Nacional para intentar cerciorarnos de que ha habido denuncia al respecto sin que por el momento se hayan pronunciado en un sentido u otro.

Puede ver su relato completo en este enlace: https://www.instagram.com/tv/CUa5ybDKM2b/?utm_medium=copy_link

Dos años de cárcel por abusar de su hija de tres años en Huelva

Se le prohíbe acercarse a menos de 200 metros de su hija durante 7 años

Los juzgados de Huelva han condenado a un hombre por abusar sexuamente de su hija, que por aquel entonces tenía tres años, aprovechando un fin de semana en el acuerdo de separación que había alcanzado con su conyuge.

La sentencia ha sido dictada tras conformidad de las partes y se ha aceptado una rebaja de la posible condena por el atenuante de reparación de daño, ya que el acusado pagó 3.000 euros de indemnización antes de la sentencia por posibles daños morales causados a la menor. 

Según ha adelantado la agencia EFE también se le imponen tres años de libertad vigilada, seis años de inhabilitación especial para el ejercicio de los derechos de la patria potestad sobre la menor y cinco años de inhabilitación especial para el ejercicio de cualquier profesión u oficio que conlleve contacto regular y directo con menores de edad y además, se le condena a siete años de prohibición de acercamiento a menos de 200 metros y de comunicación con la niña.

Los hechos ocurrieron en 2017 y el condenado, según sentencio le bajó a la menor la ropa interior y le frotó los genitales con el dedo.