La empresa, presente en Riotinto, es “pionera” en muchos de los procedimientos impuestos por la administración

La empresa funeraria SERVISA, presente en Minas de Riotinto, está siendo un “ejemplo” tanto a nivel empresarial como social en el tratamiento de la situación que estamos viviendo en todo el país con la pandemia del coronavirus. Los procedimientos que se han establecido en esta empresa, tanto para sus propios trabajadores como para la asistencia a las familias de todos los fallecidos, no solo los afectados por el coronavirus, “está siendo un ejemplo para el resto del sector funerario, anticipándose a procedimientos que establece sanidad incluso por encima de sus propios intereses económicos”.

Así lo han destacado desde la compañía, que asegura que los trabajadores, con una formación excelente fruto del trabajo en los últimos años, están actuando de una manera admirable y cuentan en todo momento con el apoyo y reconocimiento de la dirección de la empresa.

La compañía, muy ligada a la patronal del sector, está siendo “pionera” en muchos de los procedimientos que están siendo establecidos. “En momentos como los actuales en los que la población debe de contar con empresas que les informen y aconsejen en momentos tan delicados como los de la pérdida de un ser querido, prestando un servicio de la máxima calidad, respetando sus sentimientos y velando por la salud de los familiares”, se destaca.

Por otro lado, de conformidad con el Real Decreto 463/2020 de 14 de marzo, se ha dispuesto la prohibición de todos los velatorios en Andalucía, independientemente de su celebración en instalaciones públicas o privadas.

SERVISA anuncia que seguirá prestando todos los servicios relacionados con su actividad, a excepción de los velatorios en sus tanatorios de la provincia, atendiendo a lo publicado en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía Extraordinario núm. 9-Sábado, 21 de marzo de 2020 en el que se prohíben todos los velatorios tanto en instalaciones públicas como privadas.

El Director de Servisa en Huelva, José A. Martín Lobo, y todos sus trabajadores, agradecen la colaboración y el comportamiento “ejemplar” que han tenido las familias desde que se inició la situación de alarma.