TINTO NOTICIAS

TINTO NOTICIAS

El periódico de la Cuenca Minera

Seleccionan tres proyectos como finalistas del Reto Malacate

Comparte nuestras noticias

Las iniciativas, con sede en Nerva, Riotinto y La Granada, aspiran al premio de 25.000 euros aportado por las fundaciones Atalaya y Río Tinto

El Jurado del ‘Reto Malacate’, la iniciativa de Fundación Río Tinto y Fundación Atalaya para apoyar proyectos emprendedores en la Cuenca Minera, ha concluido la primera fase de su valoración seleccionando tres proyectos finalistas de la segunda edición de este concurso que otorgará 25.000 euros para que la mejor propuesta pueda ponerse en marcha.

Así lo han comunicado desde las entidades organizadoras, al tiempo que han anunciado que, en los próximos días, este órgano independiente de las dos fundaciones promotoras celebrará una última sesión de la que saldrá el fallo definitivo.

Los tres finalistas del ‘Reto Malacate’, seleccionados de entre las 10 candidaturas presentadas, son ‘Malacate Adventure’, con sede en Nerva, para el desarrollo de actividades de turismo activo en la Cuenca Minera; ‘Aprovechamiento de recursos naturales de los montes públicos y privados’, con sede en Minas de Riotinto, para la gestión forestal y generación de biomasa; y ‘Quesos Ibéricos La Gallera’, con sede en La Granada de Riotinto, para el desarrollo de una industria de elaboración de quesos y actividades asociadas.

El jurado

El jurado del ‘Reto Malacate’ está formado por María José Asensio, profesora titular del departamento de Economía (UHU); Patricia Ferrer, directora financiera de la Mina de Riotinto (Atalaya); Pedro Flores, gerente del Grupo de Desarrollo Local de la Cuenca Minera (ADR); José Luis García-Palacios, presidente de la Federación Onubense de Empresarios (FOE); Francisco J. Martínez, catedrático de la Facultad de Ciencias Empresariales (UHU); Ana Vives, directora de Huelva Información; Priscila Moreno, gerente de AMINER, la asociación de empresas mineras de Andalucía, y Rosa Siles, directora general de Andalucía Emprende.

Los objetivos del ‘Reto Malacate’ son promover tejido empresarial, ayudar a los emprendedores, diversificar el tejido productivo, aprovechar nuevos nichos de actividades económicas y contribuir a la generación de empleo. “No se trata de tapar urgencias del presente sino de apoyar propuestas que puedan tener continuidad y sean capaces de crecer por sí mismas a partir de un impulso inicial que suponen los 25.000 euros de premio”, destacan las fundaciones promotoras.

Las mismas fuentes consideran que una de las principales carencias en el ámbito de los municipios de la Cuenca es la “debilidad” del tejido productivo, “históricamente dependiente de la minería y sujeto, por tanto, a las circunstancias propias de la actividad extractiva”. Por ello, “ambas fundaciones pensamos que es precisamente en un momento de auge de la actividad minera como el actual cuando hay que plantear medidas que busquen la diversificación empresarial local, pensando incluso en un futuro sin operación minera”, señalan.

La denominación ‘Reto Malacate’ refleja el reto que lanzan los promotores a los emprendedores de la comarca para que demuestren que existen ideas y personas dispuestas a desarrollarlas. Por otra parte el malacate es un emblema de la comarca que sugiere una interpretación simbólica ligada al emprendimiento, ya que es una máquina o estructura que se usa para sacar a la superficie los minerales del subsuelo, del mismo modo esta iniciativa pretende hacer aflorar las mejores ideas de emprendimiento y desarrollo local para que se conviertan en realidades.

El proyecto ganador de la segunda edición del ‘Reto Malacate’ se dará a conocer en un evento que se celebrará a mediados de noviembre.

Sobre las fundaciones

La Fundación Atalaya fue puesta en marcha por Atalaya Mining, la compañía minera que opera la mina de Riotinto, como vehículo para liderar las acciones de responsabilidad social de la empresa minera.

Por su parte, la Fundación Río Tinto, desde su creación en 1987, está dedicada al estudio y preservación del patrimonio industrial heredado de la antigua empresa minera y a su recuperación en proyectos que generen valor añadido a la comarca, como el Parque Minero de Riotinto.