Se cumple un año de la desaparición de Laura Luelmo

El caso sigue sin fecha de juicio 12 meses después del asesinato de la joven en El Campillo

El Campillo vive este jueves el primer aniversario de la desaparición de Laura Luelmo, la profesora zamorana de 26 años que desapareció en la localidad campillera el miércoles 12 de diciembre de 2018, solo dos días después de que la joven se instalara en municipio tras incorporarse, días antes, como profesora del Instituto de Enseñanza Secundaria (IES) Vázquez Díaz de la vecina localidad de Nerva.

La desaparición de Laura Luelmo, que fue adelantada por TINTO NOTICIAS -El periódico de la Cuenca Minera de Riotinto- a través de esta publicación, fue denunciada el jueves 13 de diciembre por un familiar desde la provincia castellano leonesa, tras lo que la Guardia Civil inició las investigaciones pertinentes para hallar a la desaparecida, que desde el miércoles no acudía al instituto, donde daba clases de Plástica en sustitución de una profesora.

El cuerpo sin vida de la joven fue hallado cinco días después de su desaparición, el lunes 17 de diciembre, tras lo que, un día después, el martes 18, fue detenido su presunto asesino, Bernardo Montoya, un exconvicto que acababa de salir de la cárcel tras cumplir condena por asesinato y que se había instalado en una vivienda que su familia tenía en El Campillo, donde no era una persona conocida.

Montoya fue siempre el principal sospechoso. Sus antecedentes penales y el hecho de que viviese en frente de la casa de Laura hizo que la Guardia Civil lo tuviera en el punto de mira desde el principio. Su detención se produjo mientras conducía su coche y salió de la carretera para adentrarse en un carril, tras lo que agentes de la Guardia Civil inspeccionaron su vivienda en busca de pruebas.

Posteriormente, la juez titular del juzgado de instrucción número 1 de Valverde del Camino, Elvira Mora, decretó su ingreso inmediato en prisión por los presuntos delitos de detención ilegal, asesinato y agresión sexual, por los que actualmente se encuentra en prisión preventiva en la cárcel de Morón de la Frontera.

Todo apunta a que el caso, que aún no tiene fecha de juicio, será juzgado por un jurado popular, según indicó recientemente el fiscal jefe de Huelva, Alfredo Flores, si bien es la fiscal encargada del caso la que debe solicitarlo. Además, anunció que la Fiscalía de Huelva estaba estudiando la posibilidad de solicitar la prisión permanente revisable para Bernardo Montoya, al entender que el caso encaja con la pena máxima recogida actualmente en el Código Penal.