San Juan del Puerto se asoma a la marisma

Sustituye la antigua valla de seguridad entre el núcleo urbano y la vía del tren por una «mucho más segura»

La antigua valla de seguridad que sirve como delimitación entre parte del casco urbano de San Juan del Puerto y las vías férreas a su paso por la localidad, en concreto en el tramo comprendido entre la carretera A-472 hasta el Parque Vial o inicio del recinto ferial, está siendo reemplazada actualmente por una «completamente nueva y mucho más segura» que además permitirá la visión de la marisma.

Así lo han comunicado desde el Ayuntamiento del municipio después de que la alcaldesa, Rocío Cárdenas, y el concejal de Seguridad Ciudadana, Miguel Beltrán, hayan mantenido una reunión con los responsables técnicos en la que han saludado el comienzo de unas obras «muy necesarias tras un largo requerimiento a Adif para que dispusiera de estas instalaciones en esta zona de expansión», ya que «hasta ahora la valla existente presentaba un avanzado estado de deterioro».

En relación a las «reiteradas» peticiones que el Ayuntamiento ha venido realizando de cara a la seguridad y a la protección de la vía del tren, sobre todo en zonas que próximamente van a tener proyectos en marcha como la vía peatonal o la cercanía de instalaciones como el kiosco-bar, la alcaldesa se ha referido a una zona que «poco a poco el Consistorio va mejorando. Había muy poca seguridad aquí, la vía estaba prácticamente abierta por este largo tramo y tras reiteradas peticiones a Adif, por fin y con una inversión de 250.000 euros, se ha empezado a acometer la valla de protección que va desde el parque de Bomberos hasta la nueva pasarela que el Ayuntamiento construirá cercana al recinto ferial», ha asegurado.

Las obras comprenden un tramo longitudinal de 600 metros, donde una valla metálica sobre un murete de un metro de altura de hormigón permitirá en todo momento la permeabilidad y visibilidad hacia la marisma. «Nunca hemos querido perder la visión hacia nuestro río y siempre hemos estado pensando en proteger la seguridad de todas las personas que por aquí transitan cada vez más, como ciclistas, corredores o personas que caminan a diario. «Es un logro importante el conseguido hoy», subraya.

La nueva valla impedirá el acceso peatonal a múltiples pasos viciosos utilizados para cruzar de forma indebida la plataforma ferroviaria. El proyecto contempla la reducción del elevado riesgo de arrollamientos y accidentes que podrían causarse debido al intenso tránsito peatonal por la línea férrea. Rocío Cárdenas ha insistido en que la valla permitirá la visibilidad a las marismas en todo momento. «Es nuestro empeño proteger la seguridad ciudadana, ya lo hicimos con la pasarela peatonal, ahora vamos con una segunda pasarela que irá a la altura del Maralón y en definitiva estamos dando pequeños pasos en acercarnos a nuestras marismas de la forma más segura posible”.