Riotinto paralizará los trámites de la planta de tecnosuelos aunque se exponga a una denuncia

Se reunirán la próxima semana con la empresa y esperan que reconsidere su postura

El Ayuntamiento de Minas de Riotinto va a paralizar todos los trámites que estén en su mano para que la planta de tecnosuelos aprobada por la Junta de Andalucía para La Dehesa no se lleve a cabo, todo ello, tras la oposición ciudadana al proyecto. Según ha aclarado la alcaldesa del municipio Rocío Díaz Cano, en declaraciones a Onda Minera, ha expresado que quedaría por aprobar la compatibilidad urbanística, un trámite que se deberían aprobar si el resto de documentación cuenta con el beneplácito administrativo, pero que ellos paralizarán el mayor tiempo posible «aunque ello nos cueste una denuncia» ha aseverado, por lo que «nos expondremos a ello».

Desde el Ayuntamiento de Riotinto han asegurado que «no vamos a permitir que esto provoque un perjuicio a la ciudadanía» y quieren dejar claro que «el ayuntamiento tampoco quiere esta instalación aquí».

La alcaldesa de Riotinto, Rocío Díaz Cano ha asegurado que se siente «dolida y engañada» porque desde la empresa le aseguraron que se trataba de un proyecto ecológico y de economía circular para producir abonos que servirían para repoblar zonas estériles de la mina. Y ha añadido que esta polémica ha saltado cuando desde el equipo de gobierno «nos informamos de que estas instalaciones en otros puntos de España» han causado «olores insoportables». Del mismo modo Díaz Cano ha querido aclarar que es la Junta de Andalucía la que le ha otorgado autorización ambiental al proyecto y la que lo ha ubicado en Riotinto. 

Díaz Cano ha aseverado que la próxima semana tienen una reunión con la empresa y que le van a trasladar que el Ayuntamiento es la voz de la ciudadanía y «la ciudadanía dice no a este proyecto» ha aseverado a Onda Minera.

La primera edil riotinteña afea también el «oscurantismo con el que se ha pronunciado la Junta de Andalucía e insta al PP de Riotinto a que se pronuncie sobre el proyecto como han hecho sus compañeros «en el resto de municipios de la Cuenca Minera».

Díaz Cano asegura también que desde la Junta de Andalucía «no se han puesto aún en contacto con el Ayuntamiento» por lo que lamenta   que «no den la cara». Asimismo la alcaldesa confía en una solución para que el rechazo al proyecto les haga reconsiderar la decisión e instalarlo en otro lugar» ya que la dilución judicial podría ser perjudicial para la propia empresa.