TINTO NOTICIAS

TINTO NOTICIAS

El periódico de la Cuenca Minera

¿Por qué estudiar el Grado de Minas y Energía?

Comparte nuestras noticias

Desde la entrada en vigor del Plan Bolonia, la Escuela Superior de Ingeniería de la Universidad de Huelva ofrece el acceso al Grado en Ingeniería de Explotación de Minas y Recursos Energéticos con una nota de corte que sólo exige aprobado en selectividad y una oferta de plazas, que año tras año no se cubren.

Estas líneas van dirigidas al estudiante indeciso de bachillerato o FP2, que aún no sabe qué carrera universitaria van a cursar el próximo año. Es una gran oportunidad para los jóvenes que pretendan estudiar una rama de la Ingeniería valoren estudiar la de Explotación de Minas y Recursos Energéticos. Las demandas de estos titulados en el mercado laboral no alcanza a la oferta de las empresas. Y encima los colegios profesionales, como es el caso de Huelva, contemplan en sus presupuestos ayudas económicas de matriculación para fomentar el estudio de esta titulación, compatibles con otras becas oficiales. Mejor imposible.

Desde las familias no los desanimen. No les digan que “esa carrera no es para ti”, todo lo contrario, les apoyen y les ayuden a elegir una profesión de futuro, con una de las tasas de empleo más altas de la comunidad universitaria.

Los sectores minero y energético son claves como fuente de riqueza y empleo para la Sociedad del siglo XXI y la provincia de Huelva, es un claro ejemplo de ello. A pesar de la crisis económica agravada por la sanitaria como consecuencia del covid-19, estos dos sectores constituyen un serio pilar donde sostener el desarrollo económico español, andaluz y de la provincia en las próximas décadas.

El amplio abanico de posibilidades que tuvo, que tiene y que tendrá esta bonita profesión (una gran desconocida) no concuerda con las expectativas laborales que posee. No es de recibo circunscribir exclusivamente estos estudios al laboreo de explotaciones mineras de interior y exterior; afortunadamente estos profesionales se encuentran repartidos por otras muchas actividades donde son perfectamente válidos y competitivos.

Por la gran versatilidad que siempre ha tenido esta rama de la Ingeniería, los egresados de las universidades de la rama de minas y energía, desarrollan su labor eficazmente en materias tan amplias como: construcción y obra pública, demoliciones, túneles, obras subterráneas, tecnología de hidrocarburos, instalaciones de combustibles, gaseoductos y oleoductos, sondeos, usos civiles de explosivos, alumbramientos de aguas, espectáculos pirotécnicos, por supuesto minas, canteras, explotaciones a cielo abierto, plantas de beneficio de mineral, tratamientos y clasificación de áridos, plantas de hormigón y de asfalto, rocas ornamentales y además industrias metalúrgicas y siderúrgicas, investigación geofísica, estudios geotécnicos, hidrogeológicos y medioambientales, geotermia, energías eléctrica convencional, renovables y nuclear, estudios de seguridad y salud, prevención de riesgos laborales, topografía, cuerpos técnicos de las Administraciones Públicas como funcionarios y un largo etcétera que sería demasiado tedioso enumerar. Con éste amplio abanico de posibilidades de actuación hace que sea una de las profesiones más demandadas y con más prestigio. A esto nos referimos cuando decimos que es una profesión con futuro.

Para finalizar, decir que la mujer graduada en Minas y Energía, está plenamente incorporada al mundo minero y energético, al menos en lo que se refiere a los puestos técnicos y directivos. Aunque lo pueda parecer, no es cuestión de ir a la moda, sino constatar una realidad, para que la sociedad lo sepa. En un sector –para el que no lo conozca a fondo, claro–, aparentemente misógino, las profesionales de la Ingeniería minera a estas alturas se cuentan por centenares, y creciendo, puesto que las graduadas de las últimas promociones se van incorporando al trabajo con absoluta normalidad y en igualdad plena con los compañeros de profesión. Según los últimos datos que se disponen de matriculación en las Escuelas de Ingeniería, en esta rama de la Ingeniería, la ratio aumenta cada año alcanzando cifras impensables hace tan solo una década.

José Luis Leandro Rodríguez
Ingeniero Técnico de Minas y Economista.
Presidente del Consejo General de Colegios Oficiales de Ingenieros Técnicos y Grados en Minas y Energía y Decano del Colegio de Huelva