Los detenidos en la ‘Operación Soterrado’ colapsan la cárcel de Huelva

El sindicato Acaip denuncia la incidencia que ha tenido está acción policial en la que 30 personas han ingresado en prisión

El sindicato de funcionarios de prisiones Acaip ha denunciado el colapso sufrido en la prisión provincial de Huelva tras una operación policial en la que hubo 60 detenidos de los que 30 ingresaron en prisión. En la mañana del miércoles se dio a conocer en los medios de comunicación que gracias a la labor policial, donde participaron aproximadamente 350 guardias civiles de diversas provincias, se posibilitó la detención de 60 personas, de las cuales 30 de ellas fueron ingresadas en el centro penitenciario de Huelva.

Desde Acaip Huelva han felicitado a las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado en esta operación contra el narcotráfico y «como no podía ser de otra manera, también a los funcionarios de la prisión de Huelva por la labor realizada  estos días,  de una manera admirable, para que las 30 personas detenidas estuvieran custodiadas y en perfectas condiciones para comparecer ante las autoridades judiciales que se ocupan de la instrucción del caso».

No obstante desde Acaip indican que esto ha sido posible pese a que la prisión de Huelva «no tiene ni los medios ni personal suficiente para absorber en tan poco tiempo y con ninguna previsión y ninguna coordinación con Guardia Civil en el ingreso, en muchos casos temporal,  de este número personas, en contraposición con el despliegue de medios que hemos citado para esta operación policial de los fuerzas y cuerpos de seguridad. Ni tampoco la unidad de ingresos reúne las condiciones arquitectónicas para acoger semejante número de detenidos a la vez».

De un tiempo a esta parte y de una forma «frecuente, se dan este tipo de situaciones que colapsan el centro penitenciario, no sólo por el déficit histórico de personal en todas las áreas, denunciado por este sindicato y negado por instituciones penitenciarias», y  también «no tiene en cuenta que la provincia de Huelva se está convirtiendo, en uno de los puntos neurálgicos  del narcotráfico en España». Todo ello «sin contar que el ingreso de un número tan elevado de personas dificulta las medidas especiales de prevención que se están realizando por los trabajadores penitenciarios en relación al COVID en la prisión de Huelva».

En tales circunstancias. desde Acaip aseguran que el ministro del interior, Fernando Grande Marlaska «obvia que los funcionarios de prisiones son una parte imprescindible del ministerio para garantizar que los detenidos acudan a los juzgados en condiciones de seguridad».