Lepe abre expediente a los dos policías locales detenidos por «falta grave»

El Ayuntamiento ha reiterado su «respeto» a la investigación judicial

El Ayuntamiento de Lepe  ha informado este viernes de que ha abierto expediente disciplinario «por falta grave» a los dos agentes de la Policía Local que fueron detenidos el pasado lunes por la Unidad Orgánica de la Policía Judicial de la Guardia Civil en Huelva y que fueron puestos en libertad condicional con cargos por del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 4 de Ayamonte.

Así lo ha indicado el Consistorio lepero en un comunicado, en el que ha informado que la apertura de sendos expedientes disciplinarios implica la suspensión de los agentes de sus actuales funciones, aplicándose «con efecto inmediato» y hasta la resolución judicial.

El Ayuntamiento ha reiterado su «respeto» a la investigación judicial para el esclarecimiento de los presuntos hechos delictivos que se les imputan. Y, del mismo modo, ha expresado «su disponibilidad y colaboración con la Justicia en todo momento».

La investigación se centra en el esclarecimiento de la comisión continuada de presuntos delitos de malversación de caudales públicos, cohecho, infidelidad en la custodia de documentos públicos y falsificación de documento oficial. La causa se encuentra bajo secreto de sumario.

Según informó el pasado miércoles el TSJA, durante sus respectivas comparecencias en sede judicial, que tuvieron lugar el martes, los detenidos contestaron a todas las preguntas que se les formularon por parte del juez, la Fiscalía y su defensa. Tras dichas comparecencias, el Ministerio Público no interesó el ingreso en prisión provisional de ninguno de los investigados y, en su lugar, solicitó la imposición de medidas alternativas como la retirada de pasaporte y la prohibición de salida de territorio nacional.

Seguidamente, el juez, que no puede acordar de oficio la medida de prisión provisional, dejó en libertad con cargos a ambos detenidos y les impuso como medidas cautelares la obligación de comparecer en sede judicial todos los lunes y jueves, retirada de pasaporte y de las armas reglamentarias, y prohibición de salida del territorio nacional.