Las familias afectadas por el incendio en un bloque de Nerva regresan a sus pisos

AVRA les entrega las llaves de las viviendas una vez finalizada la rehabilitación integral de los inmuebles

La Agencia de Vivienda y Rehabilitación de Andalucía (AVRA) ha entregado las llaves de sus viviendas a las familias afectadas por el grave incendio producido el pasado 28 de febrero en un bloque de Nerva situado en la barriada de La Garza.

El director de AVRA en Huelva, José Domingo Doblado, ha sido el encargado de entregarles las llaves una vez llevadas a cabo las labores de rehabilitación integral que se han desarrollado en dos pisos del edificio, por lo que las familias han podido volver a sus casas más de cuatro meses después de aquel fuego.

El incendio, tal y como informó TINTO NOTICIAS el pasado 28 de febrero, dejó atrapadas a cuatro personas en el interior de una vivienda de la segunda planta, que posteriormente fueron rescatadas, al tiempo que provocó que una quinta persona saltase desde una ventana de la tercera planta al no poder bajar, tras lo que la caída fue amortiguada con una manta por vecinos y sufrió una fractura en el pie.

Hasta el lugar de los hechos se desplazaron dos dotaciones del Consorcio Provincial de Bomberos de Huelva, concretamente de los parques de Minas de Riotinto y Valverde del Camino, con seis operativos (5 bomberos y un jefe de parque) y cinco vehículos (4 de extinción).

Tras el incendio, la Agencia de Vivienda y Rehabilitación de Andalucía, perteneciente a la Junta de Andalucía y propietaria de este bloque de pisos de protección oficial, realojó a las familias afectadas en una casa de alquiler y en un hotel, al tiempo que llevaba a cabo las labores de rehabilitación integral de las dos viviendas, que acaban de finalizar.

«En 10 minutos lo hemos perdido todos»

Un día después del incendio, TINTO NOTICIAS -El periódico de la Cuenca Minera de Riotinto- habló con una de las familias afectadas por el fuego, la familia Gálvez, que perdió «prácticamente todo en apenas 10 minutos», lo que cambió por completo sus vidas.

El hijo, Francisco Gálvez, contó la experiencia vivida en el incendio que devoró prácticamente toda su casa. Solo el dormitorio principal se libró de las llamas, comentó. «Lo hemos perdido todo, tenemos tres perros, a uno lo pudimos rescatar, otros dos se escondieron debajo del sofá y se quemaron. También hemos perdido el frigorífico, la televisión, mesas, sillas, todos los muebles de la cocina, prácticamente todo», indicó.

Francisco aseguró que el que más miedo pasó «fue mi padre». Las llamas prendieron rápidamente, «un vecino del tercero se subió por el piso escalando y pudo rescatarlo por la rejilla de la terraza, por la ventana», explicó.