La presión del covid retrocede y aleja el fantasma de una séptima ola

En los últimos cuatro días hay que sumar una nueva víctima mortal, la duodécima en lo que va de mes de mayo

El covid empieza a retroceder escalas y a mejorarse la presión hospitalaria, que nunca ha sido realmente preocupante en los últimos meses. Así, si había preocupación porque pudiera generarse una séptima ola, parece que empieza a disiparse y la persistencia de la enfermedad tendrá a partir de ahora altibajos, pero dentro de lo que se espera para un virus que ha venido para quedarse y que ciclicamente seguirá causando estragos. Un ejemplo de ello es la nueva víctima mortal que viene a sumar la número 12 en la que va de mes de mayo, la 505 desde que se iniciase la pandemia hace más de dos años.

Las hospitalizaciones siguen a la baja y hoy por hoy son 54 (una menos que el viernes pasado) de las que tan solo uno permanece en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI). También se ha producido un descenso muy pronunciado en el número de nuevos contagios, ya que este martes, la Consejería de Salud ha notificado 361 nuevos casos. El viernes pasado los casos fueron 466 y el pasado martes 537 por lo que se observa un rápido descenso en el número de casos en la provincia de Huelva. Desde que se inició la pandemia, el número de casos

Donde sí que hay una bajada importante es en el número de nuevos contagios. Salud comunica este martes 361 nuevos casos, frente a los 466 del viernes o los 537 de hace siete días. El total de personas oficialmente contagiadas se sitúa ya en 90.083.

La tasa de contagio entre las personas mayores de 60 años ha bajado en 70 puntos respecto al pasado viernes y se coloca en 659 casos por 100.000 habitantes en 14 días lo que sigue siendo una tasa de riesgo extremo pese al pronunciado descenso.