La Junta estudia retirar algunos residuos del vertedero de Nerva

La consejera Carmen Crespo anuncia las prioridades del Gobierno andaluz para la instalación

La Junta de Andalucía tiene clara cual es su «prioridad» en estos momentos sobre el vertedero de residuos tóxicos y peligrosos de Nerva, una prioridad que no pasa por el cierre de la instalación, como ha defendido en las últimas semanas el PP de Nerva y de otros pueblos de la Cuenca Minera de Riotinto, sino por retirar algunos tipos de residuos.

Así lo anunció este miércoles la consejera de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible del Gobierno andaluz, Carmen Crespo, durante una comparecencia en el Parlamento de Andalucía, donde Crespo aseguró que su departamento estudia ya esa «posibilidad», si bien no aseguró que vaya a llevarse a cabo.

Durante su comparecencia, que fue solicitada por el Grupo Socialista para conocer la situación y los planes de la Junta para el vertedero, la consejera también explicó que la Junta trabaja «conjuntamente» con el Ayuntamiento de Nerva para buscar una solución a la instalación, que según denuncian otras formaciones como Izquierda Unida está «colmatada» desde hace años.

Asimismo, Carmen Crespo indicó que su departamento abordará este asunto desde «el respeto a los ciudadanos», si bien dejó claro que el trabajo de la Junta debe ser «escrupuloso» y requiere «seguridad jurídica» para todos los afectados.

Por su parte, el diputado socialista Gerardo Sánchez abogó por «un espíritu de sosiego» a la hora de abordar este asunto, por lo que aprovechó para criticar la postura del PP en Nerva, que reclama el cierre de la instalación.

La nueva medida que estudia la Junta concuerda con la postura defendida por el alcalde de Nerva, José Antonio Ayala (PSOE), durante la pasada campaña electoral de las municipales de mayo, en la que los socialistas de la localidad defendieron que el vertedero deje de recibir residuos peligrosos y se convierta en un depósito de residuos inertes.