La Junta anuncia que invertirá un millón de euros para prevenir inundaciones en Nerva

Asegura que destinará dos partidas en 2020 a labores de restauración de la zona afectada por el incendio del año pasado

La Junta de Andalucía destinará en 2020 dos partidas que suman más de un millón de euros para acometer actuaciones de restauración medioambiental y reforestación en la zona afectada por el incendio de 2018 en Nerva, que contribuirán a prevenir inundaciones en este municipio de la comarca minera onubense.

Así lo han comunicado desde el propio Gobierno andaluz tras una visita realizada al municipio por el delegado territorial de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, Álvaro Burgos, quien ha destacado que la Junta de Andalucía está ya actuando en la superficie que es de su competencia.

«De hecho, a lo largo de este año ya se ha ejecutado un proyecto de restauración relativo a 65 hectáreas y cuyo presupuesto alcanza el medio millón de euros», ha continuado Burgos, quien ha visitado la zona junto a la delegada del Gobierno andaluz, Bella Verano.

Respecto al millón de euros que se destinará el próximo año para labores de restauración y reforestación, desde la Junta han indicado que primer proyecto, dotado con 669.500 euros, pasa por el desarrollo de actuaciones en la zona afectada por el fuego. En concreto, se actuará en 132 hectáreas y los trabajos consistirán en tratamientos selvícolas en la masa de pinar, actuaciones de protección contra la erosión hídrica mediante la creación de albarradas en piedra o con restos de madera en barranqueras y fajinas en las laderas más expuestas y, por último, actuaciones complementarias encaminadas a la mejora de accesibilidad a los rodales de actuación.

Además, la Junta asegura que iniciará un segundo proyecto específico de reforestación que supondrá una inversión de 360.000 euros en el que se intervendrá en un total de 146 hectáreas. Las actuaciones consistirán en la siembra y en la plantación en hoyos de especies arbóreas y arbustivas de gran rusticidad, lo que contribuirá de manera especial a evitar las avenidas en el municipio de Nerva, ha añadido.

Alerta ignorada

El delegado territorial de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible de Huelva ha indicado también que el Ayuntamiento nervense ya alertó hace tres años del riesgo de inundaciones en la localidad, «advertencia que, sin embargo, fue ignorada por el anterior Gobierno andaluz», ha indicado, tras lo que ha manifestado que, el municipio minero no fue incluido en 2002 en el ‘Plan de Prevención de avenidas e inundaciones en cauces urbanos andaluces’ estipulado por la entonces Consejería de Obras Públicas.

Burgos ha especificado que el Gobierno anterior de la Junta de Andalucía ignoró en octubre de 2016 la ayuda solicitada por el Ayuntamiento de Nerva a la Dirección General de Planificación y Gestión del Dominio Público Hidráulico alertando del “riesgo de daños a personas, inmuebles y enseres por inundaciones derivadas de avenidas”. En este sentido, el Consistorio hace referencia directa, añade, al barranco Santa María, origen de los graves incidentes de este jueves, y a los de Enmedio y Tejoneras, así como al embalse La Marismilla, «sin que la Junta diera respuesta entonces en forma de actuación, proyecto o presupuesto a pesar de no haber incluido el municipio en el plan 14 años antes», critican desde el Gobierno andaluz.

Asimismo, las mismas fuentes señalan que Huelva figura como la provincia con menos municipios incluidos en ese Plan de 2002. «El Gobierno de entonces solo consideró como actuaciones prioritarias las de los arroyos en Bregillo y Canillas en San Juan del Puerto y de Belén-Tejar en Gibraleón, con un grado de prioridad de 2 y 3 respectivamente», añaden desde la Junta, a lo que agrega que, en cuanto a las infraestructuras de Interés de la Comunidad Autónoma Andaluza recogidas dentro de ese plan, «el territorio onubense también fue el gran olvidado, ya que solo se contemplaron las de los dos arroyos de San Juan del Puerto».

El escrito registrado por el Ayuntamiento nervense en la entonces Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, según indican desde el actual Gobierno andaluz, advirtió expresamente que “las soluciones a los problemas derivados de las inundaciones por avenidas extraordinarias en el casco urbano pasan por ejecutar una obra de calado que desvíe el arroyo de Santa María antes de su entrada en el casco urbano hacia el barranco de Tejoneras”.

Por último, el delegado territorial ha señalado que se han desplazado a la zona afectada dos retenes y un vehículo autobomba del Plan Infoca, además de una máquina retroexcavadora y otra giratoria de goma para tareas de limpieza.