La popular colaboradora de ‘Sálvame’ defiende el rigor informativo de los programas del corazón y aplaude su contribución a que “la gente se preocupe más de lo nuestro que de lo suyo”

La joven periodista campillera Isabel Gómez ha entrevistado para su Trabajo Fin de Grado (TFG) a la popular periodista del corazón Lydia Lozano, uno de los rostros más visibles de Telecinco, donde es una de las habituales de los programas del corazón y actual colaboradora del programa ‘Sálvame’.

Isabel Gómez, que realizó sus prácticas universitarias en TINTO NOTICIAS -El periódico de la Cuenca Minera de Riotinto-, consiguió acreditarse para acceder a las instalaciones de Telecinco y poder pasar varios días observando y analizando el funcionamiento de este tipo de programas, con lo que ha podido “vivir en primera persona todo lo que se cuece y sucede detrás de las cámaras” y entrevistar a Lozano.

Para esta joven periodista de El Campillo, “entrevistar a una figura de la prensa del corazón como es Lydia Lozano es todo un orgullo”, pues, aunque “entiendo y respeto que hay gente a la que no le guste este mundo, me parece que a la hora de entretener hay muchas cosas que hacen bien y creo que alguien tiene que decirlas”, sostiene.

Durante la entrevista, Lozano, que adquirió gran notoriedad y protagonismo junto a Karmele Marchante y Jesús Mariñas en el programa Tómbola emitido en 1997, aborda el tema de que la prensa del corazón, sobre el que considera que cada vez más presente en todas partes, hasta el punto de que, como ella misma comenta, actualmente la mayoría de los periódicos de tirada nacional tienen prensa rosa e incluso sacan un suplemento los sábados.

Lozano asegura que a la hora de trabajar sigue las rutinas periodísticas y va tirando de sus hilos hasta averiguar las informaciones. “¿Por hacer corazón tenemos menos rigor informativo que un telediario? Pues no”, sentencia Lozano, al tiempo que, eso sí, admite que “hay veces que algo te puede salir mal, pero yo también veo erratas en los periódicos y a gente pidiendo disculpas en los informativos. Somos humanos, no somos maquinas”, añade.

Acerca del funcionamiento del programa, Lydia Lozano explica de qué manera se organizan. “Aquí la prioridad es la actualidad. Es cierto que antes del programa se nos manda la escaleta y funcionamos sobre ella, pero una escaleta en un programa tan vivo es difícil seguirla completamente, pues quizá se tiene que hablar de un tema que acaba alargándose mucho o entra alguien por teléfono. Esto es pura actualidad”, sostiene.

La periodista de El Campillo le pregunta qué es lo que estos programas aportan a los espectadores que no se los dé ningún otro programa, a lo que Lozano responde que “divertimento, broncas, actualidad, información… Sacamos temas de los que luego se lucran otros programas y sobre todo animamos muchísimo a la gente. En los hospitales yo creo que no hay una habitación donde no se vea ‘Sálvame’. Dejamos que la gente se preocupe más de lo nuestro que de lo suyo, creo que es un programa que ayuda a muchísima gente y eso es muy satisfactorio”, concluye.