La alcaldesa de Campofrío pide a la Junta medidas contra la despoblación rural

Mercedes López incide en que «todas las instituciones tienen que trabajar de la mano en este asunto, ya que no puede ser que el Gobierno andaluz mire hacia un lado»

La secretaria de Política Municipal del PSOE de Huelva, Maite Rodríguez, ha pedido este viernes a la Junta que se «implique» en la lucha contra la despoblación rural en la provincia, ya que «todas las instituciones tienen que trabajar en unidad y de la mano» en este asunto y «no puede ser que el Gobierno andaluz esté mirando hacia un lado y no esté haciendo caso a lo que reclaman los alcaldes y alcaldesas de los municipios afectados»

Así se ha manifestado la socialista en Campofrío, junto a la alcaldesa del municipio, Mercedes López, donde ha destacado el trabajo que está realizado la Diputación en este sentido, ya que «desde hace un par de años se constituyó el Comisionado Provincial para el Reto Demográfico en el que se crearon tres oficinas comarcales en la Sierra, la Cuenca Minera y El Andévalo, a las que se va a sumar El Condado».

Al respecto, ha subrayado que se está actuando en diferentes líneas de acción como en cultura o en temas de caminos e infraestructuras», además, también «se ha creado una mesa multinivel, a la cual sí que se ha unido el Gobierno central con el que se ha trabajado en varias ocasiones».

«Pero la Junta de Andalucía no sabemos si ha hecho caso omiso, no le ha dado tiempo o tampoco sabe que aquí en la provincia estamos sufriendo un problema de despoblación. Y para que no suceda esto son necesarios los servicios básicos y el Gobierno andaluz a lo que se está dedicando es a eliminarlos. Por ejemplo, la Atención Primaria se ha reducido, ya que hay sanitarios que tienen que atender varios días a la semana a varios municipios o incluso las vacaciones no se cubren, por lo que el centro de salud del pueblo se tiene que cerrar», ha aseverado.

Asimismo, la socialista también ha señalado que «hay unidades escolares que se han eliminado y la Junta no ha aprobado la reducción de la ratio», toda vez que se ha referido al caso del colegio José Nogales de Aracena, «que tuvo que ser cerrado por las lluvias, pero que aún no se ha actuado para resolverlo»; o el Instituto de Santa Olalla del Cala, «donde la Junta ha eliminado el ciclo formativo de grado medio y solo queda una FP básica», por lo que «si un alumno termina sus estudios, no puede continuar y tiene que trasladarse a otro municipio

«También tenemos el problema del transporte público que se ha reducido o se han eliminado líneas, por lo que los vecinos no pueden utilizarlo para ir a citas médicas o para trasladarse a otros municipios donde haya cajeros automáticos, ya que en los suyos no hay», ha abundado.

Por todo ello, Rodríguez ha solicitado a la Junta que «no sea el eslabón suelto de una cadena que requiere de un equipo y que se trabaje por la unidad y la población», por lo que ha pedido que «se ponga manos a la obra y que deje de mirar a otro lado».

Por su parte, la alcaldesa de Campofrío ha asegurado que su municipio, como otros de la provincia se sienten «un poco abandonados», por la Junta de Andalucía, ya que «no escucha la voz de los alcaldes y alcaldesa, y no ayuda en muchas tareas como la sanidad, la educación o en los planes de empleo, de los que se han olvidado y hay que recurrir a empresas privadas para poder contratar y tener a los pueblos de una manera decente».